Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

Los reyes del consumo

Ha pasado apenas año y medio desde que cuatro profesionales con una dilatada carrera de éxito en el mundo de la comunicación comercial decidimos crear Presidentex, think tank estratégico al servicio de agencias, medios y anunciantes, especializado en marketing, publicidad y comunicación.

En este tiempo, ya han utilizado nuestros servicios anunciantes, agencias, medios… y se nos han planteado asuntos de toda índole, tanto en el campo del marketing como en el de la estrategia empresarial. A lo largo de este proceso constante de colaboración con las marcas, hemos identificado una situación de mercado, de extraordinaria importancia, que representa una gran oportunidad para la mayoría de los anunciantes: la ‘Silver Economy’.

No pretendemos, ni mucho menos, ser los descubridores de esta parte fundamental de la economía, pero sí de haber detectado un aspecto de enorme relevancia para el sector del marketing y la comunicación comercial, al que no se le está prestando la atención que merece por parte de las marcas.

Nos consta que hay muchos organismos (públicos y privados) que ya están advirtiendo a la sociedad y a los agentes económicos de las muy diversas implicaciones que el permanente crecimiento de la ‘Silver Economy’ traerá consigo (ya está siendo así en los países desarrollados). Sin embargo, hay algo en lo que no se está haciendo énfasis, siendo de una trascendencia muy significativa para la economía de las empresas, ya sean estas fabricantes de productos o proveedores de servicios: el valor del consumidor sénior.

Podemos afirmar, sin exagerar lo más mínimo, que el consumidor sénior representa una oportunidad de oro para las marcas (nos gusta utilizar ese juego de palabras resultante de unir a los silver con el oro).

Más de la mitad de los ‘responsables de la compra en el hogar’ (así son definidos por el Estudio General de Medios) tienen más de 55 años

 Ya hoy, este segmento de edad es, en España, el que tiene un mayor nivel de renta (el único, además, que aumenta cada año sus ingresos medios) y, desde luego, el que, atendiendo a las características demográficas de nuestro país, va a seguir creciendo de una manera notable durante muchos años. Más de la mitad de los ‘responsables de la compra en el hogar’ (así son definidos por el Estudio General de Medios) tienen más de 55 años. Por contrastarlo con un dato muy significativo, los menores de 35 años apenas llegan al 9%.

Esta sola información debería ser suficiente para que los anunciantes dirigiesen sus esfuerzos de marketing y comunicación al target sénior. Pero no lo hacen. ¿Cómo es posible semejante error, de consecuencias tan negativas para quienes lo cometen?

Lo que resulta evidente es que, aceptando el hecho indiscutible de que el principal grupo de consumidores está en el segmento sénior, toda aquella marca que quiera impactar con su publicidad en quienes tienen más capacidad de consumo (por economía, disponibilidad de tiempo y actitud positiva hacia la compra), deberá utilizar los medios adecuados para ello. Muchos anunciantes no lo están haciendo.

Una buena parte de los presupuestos publicitarios de gran cantidad de marcas, cuyo principal público objetivo debería ser el colectivo sénior, se está gastando en medios absolutamente inadecuados, por ejemplo, en las redes sociales. Cualquier profesional de marketing medianamente informado sabe que los medios convencionales (y muy en particular, la televisión) son los idóneos para llegar a los grupos de más edad, a los principales consumidores de la mayoría de los productos y servicios que se ofrecen en el mercado.

Quienes eleven su punto de mira con retraso perderán esa ‘oportunidad de oro’ que representan los nuevos reyes del consumo: la generación sénior.

 Se trata de un error muy grave. Por suerte, hay compañías que están reaccionando y han modificado su target comercial, dejando de apuntar a las generaciones más jóvenes (cuyo nivel medio de renta es un 40% inferior al de los sénior y son menos en número). Estas empresas estarán en posición de ventaja para competir, mientras que los que eleven su punto de mira con retraso perderán esa ‘oportunidad de oro’ que representan los nuevos reyes del consumo: la generación sénior.

No es este, claro está, el único ámbito de actuación de Presidentex, pero sí uno al que estamos dedicándonos con mayor entrega en estos momentos, ya que, al igual que está sucediendo con los demás aspectos de la ‘Silver Economy’, se está convirtiendo, a pasos agigantados, en uno de los temas más relevantes de nuestra economía y tendrá serias consecuencias para quienes no lo afronten de forma adecuada.

El colectivo sénior no es ya un sujeto pasivo de nuestra sociedad, sino un conjunto extraordinariamente activo y valioso, cuya aportación a la economía, al crecimiento empresarial y al del propio mercado es de una relevancia fundamental. Y cada día lo será más. Que no lo dude nadie.

*Presidentex, ‘think tank’ estratégico de marketing y comunicación <presidentex.com>.

Agenda que te puede interesar