Noticias institucionales

Cabecera interior

¿Cómo reciclar la basura correctamente?

Descubre las distintas maneras de reciclaje que existen y las funciones de los contenedores y puntos de reciclaje.

10 may 2022

Según las estadísticas, se estima que cada persona puede generar al día entre uno y dos kilos de basura aproximadamente. Unas cifras que reflejan la enorme importancia que supone la tarea de reciclar los residuos que generamos. Pero ¿sabes cómo reciclar la basura de la mejor manera para así cuidar del medio ambiente?

La industria del reciclaje y la recuperación es uno de los sectores más destacados en la actualidad. Esto es algo que vamos a poder conocer de primera mano en la próxima edición de la SRR, la Feria Internacional de la Recuperación y el Reciclado, un evento organizado por IFEMA MADRID.

¿Cómo se puede reciclar la basura?

La tarea de reciclar consiste en un proceso en el que, en primer lugar, se recolectan los residuos para, a posteriori, ser llevados a una planta de reciclaje donde se procesan y se convierten en objetos reutilizables. Si deseas saber cómo reciclar en casa, estos son los materiales que puedes reciclar:

  • Plásticos.
  • Vidrios.
  • Papel y cartón.
  • Aluminio y otros metales.
  • Desperdicios orgánicos.

Es muy importante que puedas separar la basura orgánica de los envases. Además, debes clasificar estos últimos en función de su material, ya sean plásticos, vidrios, cartón, metal, etc. Una vez los tengas clasificados ya podrás introducir cada residuo en su contenedor correspondiente.

Los colores de los contenedores de reciclaje

Uno de los aspectos más destacados que debes diferenciar si quieres saber cómo reciclar la basura son los colores de los contenedores de reciclaje. Cada uno de estos colores corresponde a un tipo de residuo. De esta forma, podrás introducir en cada uno de ellos el residuo adecuado, que será llevado posteriormente a la planta de reciclado.

Los colores de cada contenedor de reciclaje y los residuos que van en ellos son los siguientes:

  • Contenedor amarillo: envases de plástico, latas y bricks (plásticos de bolsas o snacks, latas de refresco, etc.), tapas y tapones de plástico, metal y chapas, bandejas de aluminio, botes de desodorante, tarrinas y tapas de yogur, bandejas de corcho blanco, tubos de pasta de dientes, botes de detergente, champú o gel, etc.
  • Contenedor azul: papel y cartón (periódicos, cajas de cartón, etc.), papel de envolver, papel de uso diario, cajas de cereales, cajas de zapatos, cuadernos, etc.
  • Contenedor verde: botellas, frascos y tarros de vidrio (no introducir objetos de cristal).
  • Contenedor naranja / marrón: residuos orgánicos como cáscaras de frutas, espinas de pescado, restos de alimentos, etc.
  • Contenedor gris: residuos no orgánicos como utensilios de cocina, cerámica, la arena para animales de compañía, etc.

Los puntos limpios de reciclaje

Además de los contenedores de reciclaje, es probable que en tu ciudad tengas a tu disposición los conocidos como puntos limpios. En esta instalación se recogen diversos residuos domésticos que, dado su volumen o su peligrosidad, no deben arrojarse ni en la bolsa de basura ni en ninguno de los contenedores anteriormente mencionados.

Para aquellos que quieran saber cómo reciclar la basura correctamente, a estos puntos limpios se pueden llevar los siguientes residuos:

  • Metales y objetos metálicos de volumen medio.
  • Madera y objetos de este material.
  • Aceites de cocina usados.
  • Aceites de vehículos a motor.
  • Baterías de automóviles.
  • Pilas y baterías de móvil.
  • Radiografías.
  • Todo tipo de bombillas.
  • Pinturas, barnices y disolventes.
  • Muebles.
  • Escombros.
  • Basura electrónica y electrodomésticos.
  • Ropa y calzado.
  • Restos vegetales procedentes de podas y desbroces.
  • Objetos decorativos.

Las grandes ventajas del reciclaje

Es muy importante que todas las personas sepan cómo reciclar en casa. No en vano, se trata de una tarea que tiene múltiples ventajas y beneficios económicos para nuestra sociedad y el medio ambiente. De hecho, al reutilizar los residuos como materia prima se consiguen conservar los recursos naturales y se minimizan los gastos de su producción.

Esto va a propiciar que los envases que se reciclan tengan una mayor vida útil. Por otro lado, el proceso de reciclaje reduce la contaminación y minimiza la emisión de gases con efecto invernadero. Al reducir el transporte de la recolección de basura también se logra frenar la presencia de contaminación en el ambiente.

Por último, hay que destacar que, gracias al reciclaje, se promueve la generación de empleo. Además, se posibilita reforzar el pensamiento crítico hacia una nueva sociedad de consumo.

Tal y como se puede observar, el reciclaje es sinónimo de rentabilidad. La tarea de reciclado puede suponer un importante ahorro económico tanto para las empresas como para los hogares. No atañe solo al cuidado del medio ambiente, sino que también tiene una serie de beneficios fundamentales para la economía de nuestra sociedad.

Estos son, en definitiva, los pasos que debes seguir si quieres saber cómo reciclar la basura correctamente. Separa y clasifica en casa los residuos e introdúcelos en su contenedor correspondiente. De esta forma, estarás contribuyendo a una mayor rentabilidad y a un mayor cuidado y sostenibilidad del medio ambiente.