Noticias institucionales

Cabecera interior

¿Cómo serán los coches del futuro?

Descubre cómo serán los vehículos del futuro. Sus sistemas inteligentes, como el aumento de la seguridad, la eficiencia y la facilidad de conducción.

26 abr 2022

El mundo está en constante desarrollo. Si echamos la vista atrás, podemos ver cómo ha cambiado nuestro estilo de vida a lo largo de la historia de la humanidad. No hace mucho, la tecnología era prácticamente un sueño surrealista y poco creíble que hacía de trama para alguna que otra película futurista. Ahora, quedan pocos sectores que se resistan a la facilidad que aporta la tecnología. Y, aunque pueda parecer que ya no queda nada más que inventar, lo cierto es que todavía estamos en los primeros escalones del desarrollo.

Al igual que hace dos siglos no nos habrían creído si les hubiésemos hablado de smartphones, a día de hoy pueden parecer un poco fantasiosos los coches del futuro. No obstante, no tendremos que esperar mucho tiempo para verlos.

¿Cómo serán los coches del futuro?

La tecnología ha dado pasos de gigante en los últimos años. De hace un tiempo a esta parte, los coches han incorporado modernísimos sistemas tecnológicos, los cuales se renuevan cada año de la mano de los mejores ingenieros, contratados por las marcas líderes del sector.

Sistemas inteligentes de transporte

Los coches del futuro se apoyarán en las innovaciones que se están logrando a día de hoy para convertirse en coches inteligentes, incorporando sistemas inteligentes de transporte. Los sistemas inteligentes de transporte o ITS, por sus siglas en inglés, es el nombre que recibe el conjunto de aplicaciones y sistemas informáticos diseñados para optimizar la seguridad y la eficiencia de la conducción.

Los ITS se fundamentan en la inteligencia artificial, el big data y el Internet de las cosas para proporcionar una experiencia completamente novedosa y desconocida para nosotros. Gracias a este conjunto de tecnologías, los ITS reciben todos los datos relevantes a la conducción, para facilitar la tarea y disminuir el riesgo de sufrir complicaciones al volante. De esta manera, los sistemas inteligentes de transporte aportarán múltiples ventajas.

Aumento de la seguridad

En primer lugar, como comentábamos, los ITS suponen un salto cualitativo en la seguridad de los vehículos. Al fin y al cabo, las cuestiones que antes estaban en manos de las personas, en un futuro serán responsabilidad de innovadores sistemas tecnológicos, aumentando así la fiabilidad de los coches del futuro. Entre otras cosas, los vehículos incorporarán estaciones meteorológicas automáticas, las cuales podrán medir la temperatura, la velocidad del viento o el grado de visualización en tiempo real. Además, las estaciones meteorológicas pueden predecir el riesgo de precipitación, permitiendo planificar los viajes del transporte del futuro según las condiciones climatológicas. Por si fuera poco, los ITS también posibilitarán ver el estado de las carreteras en el momento, avisando al conductor en caso de que éste no sea óptimo.

Más allá de esto, los sistemas inteligentes de transporte proporcionan información de gran utilidad, como la relativa al tráfico o al viento. Según estos datos, envían avisos al conductor, por ejemplo, para que reduzca la velocidad o cambie de carril.

Eficiencia

Como podrás prever, estos datos no solo serán útiles para los conductores, sino también para los responsables de las carreteras. Gracias a la información proporcionada por los ITS, la eficiencia aumentará considerablemente, ya que las carreteras del futuro y todos sus elementos se planificarán de un modo mucho más preciso. Con los sistemas de conteo se puede saber el número exacto de vehículos que pasan por una determinada vía. De esta manera, los responsables de las carreteras podrán mejorar el tráfico y disminuir los atascos con una buena planificación en base a esta información.

Facilidad en la conducción

A todo lo anterior se le suman otros sistemas, como el telepeaje, el cual permite pagar los peajes sin tener que parar. De este modo, la conducción se convierte en una tarea muy sencilla con espacio para pocos imprevistos. Como consecuencia, el conductor podrá disfrutar en mayor medida del trayecto, sin tener que preocuparse en exceso de cuestiones secundarias, como qué trayecto estará menos transitado.

Sistemas de automatización de conducción

Por otra parte, los coches del futuro alcanzarán increíbles niveles de autonomía, lo que significa que el vehículo podrá prescindir de la figura del conductor y realizar el trayecto de manera autónoma. De hecho, esta realidad no pertenece a un futuro demasiado lejano, sino que puede ser cosa de pocos años. Si no nos crees, solo hace falta que le eches un vistazo al Rolls-Royce Vision Next 100 concept. Este modelo de la marca es un coche futurista 100% eléctrico que no incorpora volante ni asientos delanteros, ya que la conducción queda en manos de Eleanor, un asistente virtual.

¿Quieres saber más sobre las últimas tecnologías del sector del automóvil? En ese caso, seguramente te interese Madrid Car Experience, el Salón del Automóvil organizado por IFEMA MADRID, en el que podrás descubrir las últimas novedades del sector. En este evento, tendrás la oportunidad de probar los diferentes modelos expuestos y de interactuar con las nuevas tecnologías que proponen, gracias a los circuitos de prueba disponibles.