Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

La principal conexión entre bienestar y objetivo

Jacqueline van Paassen
Jacqueline van Paassen es Managing Director, Lead4Agility S.L.

Hace un par de semanas leí un comentario en un artículo de LinkedIn sobre profesionales sobrecargados: “Si la gente está al borde del agotamiento, lo último que necesita es una propuesta pomposa sobre bienestar. Aunque no sé qué supuestos había detrás del punto de vista de esta persona, la idea de que el bienestar de los empleados tiene poca relación con el resultado final sigue siendo frecuente. Sin embargo, la pandemia ha marcado un punto en el que no podemos volver a “lo de siempre”. Incluso creemos que el bienestar de los empleados se convertirá en la máxima prioridad de las agendas de negocios.

Empecemos con algunos datos. El bienestar está muy relacionado con la salud, la productividad y el rendimiento. Gran número de investigaciones demuestra que las personas que gozan de buena salud física, mental y emocional tienen más probabilidades de ofrecer un rendimiento óptimo que los empleados que no la tienen. Pero el bienestar no solo es importante a nivel individual; las personas que se sienten bien en su propia piel también muestran una mayor probabilidad de contribuir a sus comunidades.

El bienestar no es un “concepto”, sino un conjunto de habilidades y cualidades de una mente sana, que pueden cultivarse con el tiempo.

Los empleados sanos y felices tienen una mejor calidad de vida y un menor riesgo de enfermedades y lesiones. Aunque con la edad llega una mayor sensación de bienestar, las personas de 50 años que declaran un bajo bienestar psicológico tienen más del doble de probabilidades de sufrir depresión cuando llegan a los 60 años, independientemente de las variables demográficas, económicas, de personalidad y de salud física. Pero en lugar de bombardearos con más datos, tal vez sea más pertinente explorar cómo podemos realmente desarrollar mayores niveles de bienestar.

En contra de lo que se tiende a creer, el bienestar no es un “concepto” sino un conjunto de habilidades y cualidades de una mente sana, que pueden aprenderse y cultivarse con el tiempo. El Centro para Mentes Saludables de la Universidad de Wisconsin ha investigado los factores que conforman el bienestar y cómo se manifiesta en la mente y el cuerpo. El marco se centra en cuatro pilares que se pueden mejorar con entrenamiento y hacer que una persona sea más resiliente durante los periodos más difíciles de la vida:

  1. Nivel de conciencia del entorno y de sus sensaciones corporales internas, pensamientos y sentimientos
  2. Nivel de conexión: cómo te relacionas con los demás, el grado en que practicas el aprecio, la amabilidad y la compasión
  3. Percepción: el grado en que la curiosidad y el aprendizaje desempeñan un papel en tu vida
  4. Propósito: Tener un sentido y una dirección en la vida

Por ejemplo, ser más conscientes de lo que ocurre en nosotros mismos y en los demás puede disminuir el estrés y potenciar las emociones positivas, algo que puede entrenarse mediante prácticas de atención plena. Más sorprendente aún es la relación positiva que existe entre tener un objetivo en la vida y nuestra sensación de bienestar. 

¿Cómo existe esta relación?

Tener un propósito altera el cerebro de forma neurobiológica. Disminuye la reactividad de la amígdala, una estructura en forma de almendra en el cerebro que impulsa las respuestas de nuestro cuerpo al miedo y al estrés, y desempeña un papel fundamental en la memoria. Una amígdala menos reactiva significa experimentar menos estrés y un mayor nivel de resiliencia. Tener un propósito en la vida cambia la forma en que “filtramos” y procesamos la información entrante, nos protege contra la depresión y tiene un profundo impacto en nuestra salud a largo plazo, con una menor incidencia de accidentes cerebrovasculares, demencia y enfermedades cardiovasculares.

Para los profesionales interesados en aumentar la capacidad de recuperación, la concentración y el rendimiento, esto es tan importante como cuidar el sueño, la nutrición y el ejercicio. Según afirma un estudio realizado en casi 7.000 adultos de entre 51 y 61 años, tener un sentido de propósito incluso disminuye la posibilidad de muerte prematura. De entre los participantes, aquellos que no tenían un objetivo presentaban casi el doble de probabilidades de morir a lo largo de los cuatro años que duró el estudio.

Situar el bienestar en el centro de tu vida te ayudará a tomar decisiones importantes, de modo que puedas tener el impacto que te importa de forma sostenible.

Dado que tener un propósito parece tan beneficioso para nuestro bienestar y nuestra salud, ¿cómo puedes empezar a encontrar y vivir tu propósito? Si quieres explorar el propósito de tu vida, podrías preguntarte:

  1. ¿Qué temas han sido notablemente recurrentes a lo largo de tu vida?
  2. ¿Qué temas sociales, sectores industriales o factores ecológicos te gustan?
  3. ¿Qué piensas que el mundo necesita y que solo tú puedes ofrecer?
  4. ¿Qué has venido a crear en la tierra en esta vida, para que evoluciones y cambies?

Encuentra el equilibrio entre lo que te interesa, tus talentos naturales, lo que te motiva y lo que necesita tu comunidad u organización. No todo el mundo aspira a tener un propósito masivo y transformador con P mayúscula (propósito de vida). También puedes encontrar un propósito a menor escala (p minúscula):

  • ¿Qué principios defiendes? ¿Qué te hace levantarte por la mañana? ¿Cómo puedes aplicar estos principios en todo lo que haces? Encuentra la alineación entre tus valores y tus acciones.
  • ¿Cuál es la mayor diferencia que te gustaría marcar en tu familia, comunidad u organización? ¿Cuál sería el primer paso que podrías dar?

Encontrar y vivir activamente tu propósito es un proceso iterativo. Llevará algún tiempo y tiene que ver tanto con tu objetivo como con la forma en que te comportas durante el camino. Pero situar el bienestar en el centro de tu vida, y de tu negocio, te ayudará a tomar decisiones importantes, de modo que puedas tener el impacto que te importa de forma sostenible.

Jacqueline van Paassen es fundadora y Managing Director de Lead4Agility S.L.

Agenda que te puede interesar