Ocio, entretenimiento

Cabecera interior

Los dinosaurios más grandes que habitaron la Tierra

¿Conoces cuál fue el dinosaurio más grande que habitó en la Tierra?

17 nov 2021

Si eres un fanático de los dinosaurios, no puedes perderte DINO WORLD, la exposición de dinosaurios en el Recinto Ferial de IFEMA MADRID para descubrir todo acerca de estas emblemáticas criaturas que habitaron la Tierra hace millones de años, y que se extinguieron cuando un meteorito, de dimensiones catastróficas, acabó con su especie.

El dinosaurio más grande del mundo

Es probable que pienses que el dinosaurio más grande del mundo fue el T-Rex, sin embargo, el tiranosaurio más grande del mundo fue el Patagotitan Mayorum, bautizado así en 2017. Este gigante pesaba alrededor de 70 toneladas y medía, aproximadamente, 40 metros de largo; al alzar el cuello, el Patagotitan Mayorum podía alcanzar una altura similar a la séptima planta de un edificio.

El Patagotitan Mayorum recibe su nombre de Patago, por la Patagonia argentina; Titán, por las míticas deidades griegas y Mayorum, en honor a la familia Mayo, dueña del rancho donde se descubrieron los fósiles de este dinosaurio en el 2013. Este dinosaurio vivió hace unos 101 millones de años y, tras estudiar sus restos fósiles, prácticamente intactos, se estimó que se trataba de la criatura más grande que ha caminado sobre nuestro planeta. Para que te hagas una idea, este gigante pesaba lo mismo que catorce elefantes africanos y medía lo mismo que dos camiones de remolque juntos.

El dinosaurio más alto del mundo

Entre los dinosaurios más grandes que habitaron la Tierra no podemos olvidarnos del Giraffatitan Brancai, que es el ejemplar más alto del mundo. Se trata de un dinosaurio saurópodo que medía doce metros de altura y que vivió durante el período jurásico tardío (hace 150 millones de años), en el actual territorio de Tanzania.

Este saurópodo jurásico de cuatro patas era herbívoro, tenía el cuello largo y una cola corta, así como un cráneo y cerebro relativamente pequeños para sus grandes dimensiones. Este dinosaurio era bastante parecido a las jirafas actuales (de ahí su nombre), pues las patas delanteras eran bastante más largas que las patas traseras; utilizaba su cuello para alimentarse de las copas de los árboles. Como curiosidad, es importante destacar que su cráneo presentaba agujeros, probablemente para reducir el peso, además, en los dedos de sus patas traseras tenía garras.

Es posible encontrar un esqueleto casi completo de este dinosaurio en el Museo de Historia Natural de Berlín y, a partir de estos restos fósiles se cree que el Giraffatitan llegó a medir alrededor de 13 metros de altura hasta la cabeza, así como unos 23 metros de largo. Por último, en cuanto al peso, se estima que este dinosaurio podía alcanzar las 39,5 toneladas.

El dinosaurio carnívoro más grande

En Uzbekistán se ha encontrado una nueva especie de dinosaurio que se cree es el dinosaurio carnívoro más grande; ha sido bautizado como Ulughbegsaurus Uzbekistanensis, y posiblemente podía medir hasta siete metros de longitud y pesar más de una tonelada. Según los estudios realizados sobre esta especie, el Uzbekistanensis habitaba las llanuras de Asia central hace unos 90 millones de años, durante el período Cretácico, último de la era Mesozoica y mucho antes de la aparición del T-Rex.

Se cree que este dinosaurio era tan grande que podría haberse comido, sin ningún problema, al antepasado directo del rey de los dinosaurios, el T-Rex. Este espécimen caminaba a dos patas, tenía las extremidades delanteras muy cortas, así como garras afiladas.

¿Cuál es el dinosaurio marino más grande?

Sin duda alguna, los dinosaurios más grandes fueron los marinos, aunque, en realidad, el término dinosaurio marino es incorrecto, según los expertos. La especie marina más grande es la de los mosasaurios, que vivieron hace 80 millones de años durante el Cretácico Superior. La especie más conocida de los mosasaurios pesaba 14.000 kilogramos. El Mosasaurus tenía una cola enorme y unas extremidades muy largas que le permitían moverse con facilidad por el agua y alimentarse de todo tipo de peces y criaturas marinas; estos reptiles marinos tenían una mandíbula gigante así como dientes muy afilados.

Uno de los mosasaurus más grandes era el Ectenosaurus Everhartorum, que vivía al oeste del Mar Interior (ahora oeste de Kansas, EE.UU.) y habría llegado a medir más de cinco metros de largo.

Quetzalcoatlus, el dinosaurio volador más grande

En la mitología azteca, el Quetzalcóatl era uno de los dioses más importantes. Su nombre proviene de las raíces náhuatl quetzal (pájaro emplumado) y coatl (serpiente). No es de extrañar que de este dios tome su nombre el dinosaurio volador más grande, el Quetzalcoatlus. Hace 70 millones de años, la criatura voladora más grande que surcaba los cielos era el Quetzalcoatlus, con unas alas tan imponentes que podían alcanzar el tamaño de una avioneta (cinco metros de largo), y tan alto como una jirafa.

Este dinosaurio vivió en el Cretácico Superior y los primeros restos fósiles del mismo se hallaron en Texas en los años 70. Tenía un pico afilado de gran envergadura y unas alas dotadas de músculos, con un cráneo que presentaba una cresta. A este dinosaurio le costaba trabajo moverse por la tierra, pero cuando no estaba volando, se desplazaba a cuatro patas, utilizando las enormes alas como patas delanteras. Además, pesaba alrededor de 200 kilogramos, podía volar a velocidades máximas de 88 kilómetros por hora (durante unos minutos) y recorrer distancias de hasta 16.000 kilómetros sin tocar tierra firme.