Empleo

Cabecera interior

El desconocido significado del término low cost

Muchas personas creen conocer muy bien el significado de low cost, pero la realidad es que el verdadero sentido de este término suele ser desconocido, o mal interpretado. Popularmente, se cree que hace referencia a temas como rebajas, gangas o liquidación; pero, en realidad, es un concepto mucho más complejo.

11 ene 2021

Low cost: ¿qué es?

Low cost es un modelo de negocio que se basa principalmente en la reducción de costes, lo que propicia una bajada en el precio de venta. Low Cost ofrece un producto básico, funcional, sin extras, pero de la misma calidad que el producto tradicional equivalente.

En el modelo de negocio low cost, se ofrecen productos muy sencillos y básicos, completamente carentes de los extras que suelen ofrecer los productos de mayor coste, pero sin sacrificar la funcionalidad en el proceso. Por esta razón, muchas personas disfrutan invirtiendo en estos productos, como alternativa a los productos más tradicionales.

Definición de los negocios low cost

Los negocios low cost se pueden identificar a través del análisis de la gestión que realicen sus directivos. Esto se debe a que las directivas de las empresas son las responsables de definir los modelos de negocio, puesto que, entre sus funciones, se encuentra la administración de componentes de los productos, materiales, procesos de fabricación y distribución, y demás procesos relacionados con la reducción de costes propia del modelo low cost.

Es importante tener en cuenta que, por muy sencillo que parezca, el desarrollo de una empresa que ofrezca servicios o productos a bajo coste no es nada fácil. Para lograr un precio de venta bajo, es necesario hacer una ardua labor de planificación, de manera que el producto no se salga de los márgenes de calidad propios de la empresa.

Por otra parte, es importante saber que una estrategia low cost no consiste, simplemente, en ofrecer precios bajos. El concepto es más complejo que esto y a continuación intentaremos explicarlo.

El funcionamiento del low cost

Como es común en las franquicias, se establece una política de apoyo tanto a los clientes como a los franquiciados, razón por la cual se logra cosechar un gran éxito, gracias a que ofrece innovación y dinamismo en el mercado. Al analizar el funcionamiento de sus procesos low cost, se puede notar que también se trata de un tipo de negocio muy interesante.

Si el modelo low cost está bien implementado, los clientes suelen pensar que están disfrutando de una campaña promocional, cuando la realidad es que los costes siempre son los mismos. 

Cabe destacar, que la calidad de los servicios no se reduce para abaratar los costes, sino que la organización está muy bien preparada, de manera que el trabajo sigue siendo eficaz y de buena calidad a pesar de los bajos precios.

Por tanto, es una buena muestra de la importancia de la profesionalización para aplicar correctamente un modelo low cost. Esto no sólo en el funcionamiento en sí, sino también en la imagen de la marca, logrando garantías de calidad que ofrecen a los franquiciados, quienes, desde un principio, sienten que pueden confiar al invertir en la franquicia.

En conclusión, en estos aspectos puede apreciarse que el significado de low cost no implica falta de calidad en ningún sentido. Para que una empresa triunfe utilizando este modelo, necesita tener los componentes de eficiencia propios de cualquier negocio exitoso, pues no basta con la reducción de costes para triunfar.

IFEMA organiza cada año EXPOFRANQUICIA, la Feria Internacional de la Franquicia, donde los interesados en invertir en su propio negocio pueden encontrar la solución perfecta a su medida, en función de sus condiciones económicas y objetivos.