Decoración

Cabecera interior

Ideas de bricolaje casero para dejar la casa más bonita

Durante el confinamiento es importante mantener la mente ocupada y, en este caso, las manos. Todos tenemos espacios y elementos de nuestra casa que siempre hemos querido cambiar, mejorar o reparar, pero que, al final, nunca hemos hecho. ¡Este es el momento! Te ofrecemos ideas de bricolaje casero para que dejes tu casa como siempre soñaste.

28 abr 2020

Existe un pensamiento generalizado de que el bricolaje es solo para profesionales o para personas con dotes artísticas, creativas y hábiles para la construcción y/o reparación de muebles, pero la realidad es muy diferente.

Se trata de una actividad entretenida, sencilla y muy beneficiosa para la salud mental, ya que fomenta la creatividad. Asimismo, es un plan perfecto para hacer en familia, en pareja o en solitario durante estos días de confinamiento en los que es muy importante mantenerse activo.

Introduce el bricolaje en casa

Con el paso del tiempo, todas las casas sufren desperfectos y no siempre es necesaria la ayuda de un profesional para ponerles solución. A todos nos gusta ver nuestro hogar en perfectas condiciones, pero todo eso requiere constancia y dedicación a la vivienda.

En este sentido, el bricolaje abarca diferentes especialidades, desde la fontanería o la electricidad, hasta la decoración o la carpintería. Aprender esta práctica significa aprender técnicas de restauración, de reparaciones y de mantenimiento del hogar.

No obstante, uno de los pasatiempos más entretenidos dentro del bricolaje es el de decorar la casa de una manera sencilla y económica con tus propios diseños. A través de las manualidades, la carpintería, la reutilización de muebles y objetos es posible conseguir una decoración de revista y a muy bajo coste.

Si quieres potenciar tu lado más creativo y artístico, a continuación te mostramos algunas ideas para decorar tu casa. ¡No te lo pierdas!

Convertir una escalera en una estantería

En el estilo vintage y boho chic es muy común incluir escaleras a modo de estanterías en diferentes estancias de la casa e, incluso, en el exterior. Este elemento decorativo aporta mucho estilo y originalidad al espacio, ya que sirve para colgar toallas, collares, poner libros, plantas y un sin fin de opciones más y, además, es muy sencillo de hacer.

Si ya cuentas con una escalera vieja de madera en algún rincón de tu casa, rescátala. Solo tienes que desmontarla y quedarte con un lado de los escalones. El siguiente paso es lijar la madera para eliminar suciedad e impurezas del propio material y, después, aplicar una capa de barniz para que la madera reluzca o bien pintarla a tu gusto.

Si por el contrario no tienes escaleras antiguas, solo necesitas conseguir tablas largas de madera para darles la forma que desees. Además, algo muy práctico es ampliar lo que antes eran los peldaños para conseguir estantes más grandes y cómodos.

Pintar armarios y puertas.

Parece algo insignificante, pero cambiar el color oscuro y aburrido de las puertas y los armarios por otro más claro o más acorde a los gustos personales puede ser un punto de inflexión en la decoración de la casa.

Lo primero que hay que hacer es buscar un espacio de trabajo donde poder manipular las puertas, que previamente deberemos desmontar. Una vez lo hayamos encontrado, el siguiente paso es lijar y, posteriormente, aplicar una capa de imprimación para que la pintura se agarre bien al material. Una vez terminadas, también puedes buscar pomos nuevos que le den un estilo diferente tanto a las puertas como a los armarios de tu hogar.

Convertir palets en muebles

Es muy habitual ver en los restaurantes y en diferentes jardines y terrazas de familiares y amigos, palets de madera a modo de mesas, asientos o estanterías. Lo cierto es que este objeto usado tradicionalmente en la industria del transporte, es muy versátil decorativamente hablando y, además, la madera aporta una gran sensación de calidez y tranquilidad a los espacios.

Para convertir un palet en un mueble lo primero que hay que hacer es lijar la madera. Después, sería recomendable aplicar una capa de barniz para proteger el material y aportar luminosidad. También puedes pintarlo del color que más te guste, en función del estilo que le quieras dar.

Una vez hecho todo esto, puedes jugar con diferentes palets y crear muebles como mesas, bancos, asientos bajos con cojines, un somier para la cama, un cabecero o una estantería, entre otras opciones.

Pintar platos.

Para comenzar esta aventura creativa solo necesitas una vajilla blanca,  rotuladores de cerámica, pintura para porcelana, disolvente y pinceles. Antes de comenzar a pintar, lo idóneo es practicar un par de veces con papel y lápiz hasta encontrar el diseño deseado. Una vez terminado, hay que recortarlo y ponerlo sobre el plato para ver si encaja.

El siguiente paso es comenzar a pintar con los rotuladores y la pintura, siempre despacio y cuidando cada detalle. No obstante, si te equivocas, siempre podrás usar el disolvente. Una vez terminado, hay que dejar secar los platos dos días y meterlos al horno cinco minutos. Con ellos puedes decorar paredes, usarlos como elementos decorativos o como vajilla.

El bricolaje abarca muchos sectores y cuenta con múltiples opciones para aprender y convertirse en un auténtico o auténtica manitas. Aprovecha este confinamiento para desarrollar tu lado más creativo y date cuenta de todas las habilidades que tienes y que desconocías.

Si tras el confinamiento sigues con ganas de seguir aprendiendo del mundo del bricolajeIFEMA organiza en Madrid una gran variedad de ferias de hogar, mobiliario e iluminación que seguro que te darán muchas ideas para renovar tu casa. Ejemplo de ello son INTERGIFT, Salón Internacional del Regalo y la Decoración; VETECO, Salón de la Ventana, Fachada y Protección Solar, o SIMA, el evento inmobiliario más importante de España.