Noticias institucionales

Cabecera interior

Qué es el Robot Da Vinci

Descubre en qué consiste la cirugía robótica actual.

22 mar 2022

¿Conoces el robot Da Vinci? La medicina sorprende cada vez más con sus avances. Y es que ya no se trata solo de mejorar y fortalecer la salud de los pacientes, sino también de conseguirlo de una forma menos invasiva, más rápida y con una precisión total. La experiencia de los profesionales está más unida cada día a la cirugía robótica, formando un equipo excelente a la hora de realizar cualquier intervención. La ciencia, de esta forma, apuesta por hacer las operaciones que hasta ahora resultaban más difíciles de una manera mucho más eficaz. Para ello, médicos e ingenieros se unen en el objetivo de que cualquier labor que haya que desarrollar en quirófano sea lo más sencilla posible.

En MEDITECH Congress, el primer congreso junto con exposición comercial especializado en Tecnología e Innovación Sanitaria del sur de Europa y Latinoamérica, se pueden descubrir las ventajas del robot Da Vinci, además de conocer otros avances médicos que se están desarrollando en este momento con el fin de que la medicina, tal y como se conocía hasta ahora, vaya quedando poco a poco atrás.

La cirugía robótica actual: ¿en qué consiste?

El robot Da Vinci es un sistema quirúrgico que pone a disposición del cirujano una consola mediante la cual puede desarrollar su trabajo con una visualización de alto rendimiento en tres dimensiones. Asimismo, a lo anterior se añade una camilla con cuatro brazos robóticos que se mueven tal como les indiquen las manos del médico, incluso mejorando sus movimientos. Por otro lado, hay que destacar que la precisión de este aparato es excelente, reduciendo las consecuencias negativas de cualquier intervención.

¿Cómo funciona el robot Da Vinci?

El robot Da Vinci es una nueva herramienta tecnológica que se utiliza en los quirófanos para realizar intervenciones de una forma mucho más eficaz. Ahora, hay que tener en cuenta que no puede operar de manera autónoma. Tampoco tiene la capacidad de tomar decisiones. Por lo tanto, la responsabilidad del proceso que desarrolle el cirujano es 100% suya. Este es quien maneja los brazos del robot Da Vinci a partir de la consola de la que se compone, la cual se encuentra en el propio centro de operaciones.

La consola da la oportunidad al cirujano de tener una visión ampliada y perfecta de lo que se encuentra frente a él. Es más, esta visión se ofrece en tres dimensiones, independientemente de la zona que se esté interviniendo. Por otro lado, a partir de la consola, el experto en cirugía podrá desarrollar su labor con total precisión. El motivo de lo anterior es que la máquina tiene la capacidad de realizar y de mejorar los movimientos que realice el médico. Igualmente, es capaz de aumentar el ángulo de movimiento, de reducir la necesidad de usar instrumental de gran tamaño y de eliminar el temblor que en ciertos momentos se produce en las manos humanas.

Además de lo anterior, se puede destacar que tiene la capacidad de abordar intervenciones complejas, asegurando incluso mayores garantías. El motivo es que se eliminan, por ejemplo, los efectos secundarios de los que se compone la cirugía abierta tradicional. Asimismo, el robot Da Vinci también mejora de una forma notoria la cirugía laparoscópica.

Principales ventajas del robot Da Vinci

Las ventajas del robot Da Vinci son numerosas. Por este motivo, cada vez es más común que los responsables de los centros hospitalarios se fijen en este tipo de elementos para añadirlos a sus quirófanos. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Reducción del sangrado: tiene la capacidad de reducir el sangrado durante cualquier intervención. De este modo, las necesidades de tener que llevar a cabo una transfusión a un paciente durante una operación son mínimas.
  • Mayor facilidad de intervención: permite que la intervención sea más fácil de realizar. El motivo es que existen zonas en el cuerpo humano a las que es difícil acceder por parte del cirujano. Por ello, al poder llegar a ellas con mayor facilidad, los efectos secundarios de las intervenciones tradicionales son mucho menores.
  • Mejor recuperación: teniendo en cuenta las características anteriores, se llega a la conclusión de que los riesgos y el nivel de intervención en cualquier operación en la que se utilice el robot Da Vinci es menor. Por ello, el paciente podrá volver a realizar actividades normales de una forma mucho más rápida. De este modo, los tiempos que debe permanecer en el hospital son menores.
  • Dolor postoperatorio menor: es lógico que cuando un paciente tiene que ser intervenido, tras la operación sienta dolores debido al proceso al que se ha sometido. Sin embargo, la cirugía robótica permite que la intervención sea más leve, por lo tanto, al existir, por ejemplo, cicatrices más pequeñas, las consecuencias de las mismas también son más reducidas.
  • Precisión en la sección: teniendo en cuenta que el cirujano disfrutará de una visualización en tres dimensiones de la zona que esté tratando y que los instrumentos que utilice serán más pequeños que los que usaba sin el robot Da Vinci, la precisión en la sección es mayor, al igual que la conservación de las estructuras.