Moda y complementos

Cabecera interior

Qué es un wedding planner y sus funciones

Esa persona que facilita la organización de uno de los eventos más importantes de la vida.

18 oct 2021

Cuando va a celebrarse una boda, son muchos los detalles que hay que tener en cuenta para que todo salga perfecto. A veces, una pareja necesita apoyo para poder cumplir su sueño y que se lleve a cabo una organización excelente. Es cierto que familiares y amigos pueden involucrarse en un evento de estas características. Sin embargo, siempre es recomendable contar con la ayuda de un profesional. Teniendo en cuenta lo anterior, es fácil responder a la pregunta de qué es un wedding planner.

Normalmente, una boda es una celebración que tiene lugar una vez en la vida. Por ello, son muchos los aspectos que pueden escaparse ante una pareja que, en muchas ocasiones, no sabe ni por dónde empezar. Por ello, apostar por alguien especializado en el sector ayudará a tener controlados todos los factores que influyen en un evento de estas características, consiguiendo, por ejemplo, buenos precios, a la vez que es capaz de reservar los mejores hoteles y restaurantes sin apenas esfuerzo. Todo gracias a sus contactos y a todos los conocimientos que ha adquirido desde su formación y durante su experiencia laboral.

Qué es un wedding planner

Es habitual que todas las parejas quieran celebrar una boda a su gusto, personalizada, original y diferente. Pero, a la hora de contratar un restaurante, por ejemplo, no solo se trata de reservar mesa, sino de contar con aquellos detalles que transformarán el evento en algo único e inolvidable. Asimismo, hay ocasiones en las que los novios quieren celebrar su amor en un lugar diferente al de su residencia. Por ello, la organización es más compleja, llevando más tiempo y con más inconvenientes a la hora de tomar cualquier decisión.

Teniendo en cuenta lo anterior, se hace evidente que, a veces, dos personas solas no se ven capaces de organizar el enlace de sus sueños, pues saben que no podrán llevar a cabo diversas cuestiones si no es con el apoyo de un profesional, que sepa en todo momento cómo actuar y que conozca esos trucos que convierten una boda bonita en una boda excepcional. En 1001 BODAS, la mayor feria sobre bodas de España, se pueden encontrar con total facilidad este tipo de servicios.

Evolución en la organización de bodas

Hace años, lo habitual era que una boda se celebrara por el rito católico, en una iglesia y, posteriormente, tuviera lugar la comida o la cena en un restaurante o en un hotel. Estos, normalmente, se encontraban dentro del municipio donde tuviera lugar la ceremonia, por lo que la planificación era bastante sencilla y las opciones eran muy reducidas.

A medida que ha pasado el tiempo, se han abierto nuevos caminos a la hora de casarse. Así, una organizadora de bodas sabrá gestionar los servicios de una manera mucho más profunda, teniendo en cuenta, por ejemplo, el número de invitados, los colores favoritos de los novios, su historia de amor, la decoración que puede hablar de cada uno de ellos de manera individualizada o el grupo de música que más se adapte a la mayoría de los invitados.

Todo lo anterior conlleva mucho tiempo y, teniendo en cuenta que una celebración de estas características ya provoca mucho estrés, pedir ayuda a alguien que sabe lo que hace a cada paso, a un planificador de bodas profesional, es una decisión muy recomendable para que la experiencia de casarse sea 100 % positiva.

Pasar mucho tiempo pensando en si todo saldrá bien, analizando cada detalle o preguntándose si se ha pasado algo por alto dejará de tener sentido, puesto que siempre habrá alguien tras la pareja afortunada aportando soluciones incluso antes de que aparezcan los problemas.

Funciones de un wedding planner

Entre las funciones más destacadas de un wedding planner se encuentran las siguientes:

  • Acompañar, asesorar y guiar antes, durante y después del evento a la pareja de novios.
  • Realizar una detallada planificación del evento teniendo en cuenta que cada boda es única. Esto se desarrolla tras conocer a la pareja y descubrir cada uno de sus gustos. Asimismo, en este caso también es esencial tener en cuenta la localización en la que desean casarse, el número de invitados, la decoración deseada y el alojamiento de todos aquellos que asistan a la celebración.
  • Controlar imprevistos que puedan tener lugar en la jornada elegida para que se desarrolle el evento.
  • Presentar diversas opciones de proveedores que se adapten a las peticiones especiales de las personas que vayan a contraer matrimonio. En este apartado, se deben negociar los presupuestos y todas las ventajas que beneficien al resultado final de la celebración.
  • Reducir el nivel de estrés de la pareja que vaya a casarse, asesorando cada una de las decisiones que vayan a tomarse y resolviendo cada una de las preguntas y dudas que surjan a medida que se acerca el día especial.

A pesar de que un wedding planner afronta todas las tareas descritas anteriormente, hay que tener en cuenta que el precio de este servicio puede variar mucho, dependiendo de una agencia u otra, o de un profesional u otro. Así, para una boda media el coste puede alcanzar los 1500 euros, mientras que las bodas más privilegiadas pueden invertir en este servicio hasta 10000 euros. Todo dependerá de lo que se desee.