Decoración

Cabecera interior

Cómo decorar un balcón. Ideas frescas

Porque con una buena decoración acabas ganando espacio y comodidad.

14 jul 2021

Decorar un espacio pequeño siempre supone un ejercicio de imaginación, sobre todo si se encuentra de cara al exterior y no es más que un rectángulo sin gracia, como casi todo balcón. La buena noticia es que, con pocos elementos y buen gusto, se pueden crear soluciones atractivas y acogedoras que pueden transformar ese rectángulo al descubierto, en una pequeña joya para descubrir y disfrutar. Una feria de decoración es el lugar ideal para encontrar los complementos perfectos y saber cómo decorar un balcón. Prueba de ello es INTERGIFT, la Feria Internacional de Regalo y Decoración, organizada por IFEMA MADRID.

El tamaño no importa, ¿o sí?

Una de las grandes preguntas, en lo que a decoración de hogares se refiere, es sobre cómo decorar balcones pequeños. Pero que un balcón sea pequeño no significa que no pueda ser atractivo y funcional, solo es una cuestión de escala. Y es que, hasta para los mejores interioristas, en ocasiones parece todo un reto concentrar, en un espacio reducido, elementos de calidad para generar un gran impacto.

Cuando trabajamos con un espacio pequeño cada centímetro cuenta. Antes de atiborrarlo con infinidad de objetos llamativos que puedan encontrarse en la zona de decoración de una tienda, hay que tomarse un momento para pensar en las características de nuestro balcón y planificar la distribución del mismo. Debemos plantearnos qué posibilidades ofrece, qué es lo que queremos conseguir al amueblar este lugar. Un balcón diminuto, pero bien planeado, al que se le ha sacado partido, puede convertirse en el rincón favorito de la casa.

La elección de cada pieza que ubiquemos en el espacio es importante. Nada puede quedar al azar, no podemos colocar lo que sea y porque sí (es posible, pero no es lo más aconsejable). Cada elemento del balcón tiene que estar en perfecta armonía: el mobiliario, los colores, los materiales y hasta las plantas, juegan un rol importante y hay que seleccionarlos con atención.

Echando a volar la imaginación

¿Quién dice que un balcón debe tener tal o cual apariencia o que debe servir, exclusivamente, para una determinada función? ¿Acaso no puede ser un spa, un jardín japonés, una mini-galería de arte, una jungla tropical? Si encaramos la tarea de cómo decorar un balcón más como una oportunidad y menos como un deber, con toda seguridad vamos a descubrir un universo de posibilidades mucho más interesantes que colocar un par de sillas plegables y una planta en el rincón.

Un balcón de dimensiones reducidas bien puede alojar un jardín minimalista o uno de estética zen, si se combinan elementos como bambú, arena y gravilla. Una tarima de palets proporciona una superficie elevada sobre la cual colocar almohadones y mesillas bajas, mientras que farolas decorativas, de luces tenues, son perfectas para dar el tono romántico al anochecer. ¿Tienes una colección de piezas de artesanía que te gustaría mostrar? O, ¿qué te parece crearte esa oficina abierta en la que sí te gustaría teletrabajar? Las posibilidades son infinitas.

Cómo decorar un balcón pequeño y alargado

La forma y el tamaño del balcón, en este caso, representan un pequeño reto; pero superarlo es realmente sencillo con este truco: aprovechar cada milímetro, incluyendo el espacio vertical.

Muchas personas tienden a olvidar que el área del balcón puede abarcar más que simplemente la superficie del suelo; de hecho, se pueden aprovechar los muros que lo delimitan y la barandilla, ¿Cómo se consigue? Contemplando el balcón en su tridimensionalidad; en otras palabras: coloca los distintos elementos en diferentes planos y elevaciones: una estantería del suelo al techo permite exhibir plantas y elementos decorativos, toma pocos centímetros en su base, pero crea un gran impacto visual.

Un banco estrecho, adosado a un muro, deja espacio libre para caminar, mientras proporciona una superficie donde sentarse a disfrutar de una puesta de sol. Asegúrate de que tenga un asiento cómodo y resistente. Tamiza la luz que recibe el balcón con celosías de madera cubiertas de hiedra y otras plantas trepadoras, con persianas o con un toldo de lona o de material microperforado, que brindará también mucha privacidad.

Más ideas para decorar balcones

Lo natural siempre va con un espacio al aire libre. Cualquier elemento que nos inspire a conectarnos con la naturaleza hará de este pequeño rincón un oasis de relajación, aún en medio de la selva de concreto. Las plantas no pueden faltar: cubriendo los muros, del suelo al techo, en maceteros de barro, en cestas colgantes… Incluye moquetas de fibra natural, muebles para exteriores, almohadones de cáñamo y hasta una pequeña fuente. Si apuestas por lo natural, acertarás.

¿Te apasionan los juegos de mesa? ¡Haz de tu balcón el sitio de juegos ideal! Si las medidas de tu balcón lo permiten, coloca una mesa que cuente con un compartimento bajo la tapa, para guardar los juegos cuando no estén en uso; y en lugar de sillas, escoge taburetes, pues casi no ocupan espacio y se pueden cambiar de ubicación con facilidad.

Siempre ten en mente un estilo chill out, muy relajado, para atraer buenas energías al lugar. Piensa en comodidad al colocar asientos mullidos. Procura que haya mucha frescura y sombra. Resguarda el espacio de las miradas curiosas de los vecinos y así podrás disfrutar con tranquilidad de este rincón tan único.

Ahora que ya tienes varias ideas sobre cómo decorar un balcón, escoge las propuestas que mejor encajan contigo y dale a tu hogar un espacio especial.