Arte

Cabecera interior

Leonardo Da Vinci, las mejores obras del Renacimiento

Leonardo Da Vinci es uno de los más grandes artistas que ha visto la humanidad y es uno de los máximos exponentes del Renacimiento. Da Vinci, nacido en Florencia en 1452, es considerado polímata por sus amplios conocimientos en el mundo de las artes, las ciencias y las humanidades; y es que, recordemos que Leonardo no era solo pintor, sino que también dominaba muchos otros campos del saber.

25 sep 2020

Da Vinci, el genio universal

Durante el Renacimiento se acuñó el término polímata, pero también el concepto de “genio universal”. Este tratamiento se le confirió a Da Vinci porque encarnaba el ideal de hombre renacentista: era artista, científico, inventor, anatomista, músico, poeta, ingeniero, arquitecto... No había disciplina que se le resistiera, aunque también es considerado genio porque sus obras durante el Renacimiento han perdurado a lo largo de los siglos.

Dentro de sus inventos se encuentran el automóvil, el carro de combate, el submarino, y hasta el helicóptero, artefactos increíblemente adelantados a su tiempo. Desafortunadamente, por el carácter inconsistente de Da Vinci y debido a sus experimentos con nuevas técnicas y materiales, apenas conocemos una veintena de obras suyas, que, junto con sus diagramas y cuadernos, constituyen un gran legado para la humanidad.

El Renacimiento

El Renacimiento es un período artístico que vio su máximo esplendor en la etapa conocida como Cinquecento. Los máximos exponentes de esta segunda corriente renacentista fueron Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y Tiziano. Pero, ¿qué es el Renacimiento en sí y por qué es uno de los movimientos más importantes en la historia del arte?

Durante el Renacimiento se crearon las obras artísticas más bellas de todos los tiempos. Se implementaron nuevas técnicas, como por ejemplo, el uso de la pintura de óleo, que se sigue utilizando hasta nuestros días. También nos encontramos con la técnica implementada por Da Vinci, en la que se difuminan las sombras de una persona hasta que se pierdan con el fondo. Leonardo llamó a esta creación sfumato.

El arte renacentista toma su nombre precisamente porque aquí ocurrió el resurgir de una de las culturas más importantes de la historia antigua: la cultura griega. La mayoría de las pinturas y esculturas de esta época tienen una temática helénica y en la que se coloca al hombre como el centro del universo.

Obras de Leonardo Da Vinci

La Gioconda o La Mona Lisa

Sin duda, la obra más famosa y conocida del pintor florentino es La Gioconda, llamada también La Mona Lisa. Pintada en óleo sobre madera, tiene unas dimensiones de 77 por 53 centímetros y es una de las mayores atracciones del Museo de Louvre en París. El famoso cuadro, pintado entre 1503 y 1519, es una clara representación de la técnica sfumato inventada por el propio Da Vinci. Además de una perspectiva impecable y poco utilizada en aquella época.

Y es que este cuadro siempre ha estado rodeado de misterio y enigmas. Por ejemplo, la sonrisa de La Mona Lisa siempre ha sido motivo de interés e incontables estudios y también ha habido debates por saber si, verdaderamente, La Gioconda es la joven Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo.

La última cena

Otra de las obras más destacadas y reconocidas del artista es La última cena. Como su nombre indica, representa la última cena de Jesucristo con sus apóstoles y se cree que retrata el momento preciso en el que Jesús hace el anuncio de la traición de Judas. Esto se sabe gracias al rostro de paz del Mesías en comparación con la expresión de sus acompañantes.

Desafortunadamente para su creación, Leonardo Da Vinci mezcló el óleo con el temple (pintura a base de huevo) sobre capas de yeso, lo que ha hecho que la imagen esté muy deteriorada. El mural, que se encuentra en una pared del comedor del Convento de Santa María Delle Grazie en Milán, fue pintado entre 1493 y 1498 y fue la obra que dio reconocimiento a Leonardo por aquel entonces.

 El Hombre de Vitruvio

Gracias a este dibujo en tinta sobre papel, tenemos testimonio de la naturaleza anatomista de Leonardo Da Vinci. El Hombre de Vitruvio, llamado también Estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano, fue realizado, aproximadamente, en 1490 en uno de los cuadernos del artista. Este dibujo representa a un hombre desnudo en dos posiciones sobreimpresas en brazos y piernas y encerrado en un círculo y un cuadrado.

Con este dibujo, Da Vinci quiso estudiar las proporciones del cuerpo humano. Los estudios de Leonardo sobre estas proporciones de carácter matemático, se considera uno de los grandes logros de las obras del Renacimiento. Da Vinci basó su obra y mediciones en las notas del arquitecto romano Marco Vitruvio, de allí que el dibujo tome este nombre. El famoso dibujo puede verse, ocasionalmente, en la Galería de la Academia de Venecia.

Para todos aquellos que aprecian el legado Renacentista, podrán disfrutar de una muestra de las mejores galerías de arte del Renacimiento, en FERIARTE, la Feria de Antigüedades y Galerías de Arte que se celebra en IFEMA, Feria de Madrid, del 14 al 22 de Noviembre. Un punto de encuentro para los amantes del arte, coleccionistas y profesionales del sector.