Arte

Cabecera interior

Arte contemporáneo, pintura y artistas del S.XX

El arte ha gozado de una etapa de evolución y cambio constante durante el siglo pasado, donde los movimientos pictóricos vanguardistas han tratado de reflejar la situación social de cada época a través del pincel y la visión particular de artistas de renombre.

10 feb 2020

La pintura es el arte de la representación gráfica por excelencia de la historia de la humanidad. Pinceladas de emoción, protesta, romanticismo o nostalgia completan las colecciones de las pinacotecas del globo que vieron, en el siglo pasado, un periodo convulso de guerra, paz y, sobre todo, cambio.

El siglo XX fue una transición de tendencias y subtendencias que van ligadas a los acontecimientos sociales que marcan cada periodo. Así, las vanguardias protagonizaron el punto de partida de una época de experimentación artística en la que cabe destacar el Expresionismo. Esta corriente tuvo su nacimiento con el noruego Edvard Munch y culminó con los trabajos de artistas contemporáneos de renombre, como del austriaco Gustav Klimt, Oskar Kokoschka, Egon Schiele u Otto Mueller.

Posteriormente, surgió el Cubismo, movimiento que en España contó con uno de sus máximos exponentes, el malagueño Pablo Picasso, quien narra a partir de su particular pincel épocas de guerra y paz con cuadros que ya forman parte de la historia del arte. A esta escuela, que ya había comenzado a surgir a través de la mano del francés Paul Cézanne, se suman nombres de la talla de Georges Braque, Juan Gris, María Blanchard o Fernand Léger.

Tras la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la Segunda (1939-1945), el arte contemporáneo alcanzó una plenitud modernista con la evolución de las vanguardias a trabajos abstractos, y que encuentran en Estados Unidos a algunos de sus grandes representantes, como Jackson Pollock. En este periodo también se desarrollaron tendencias neofigurativas y neorrepresentativas, como la del irlandés Francis Bacon, que buscaba plasmar el periodo oscuro de la guerra y el sufrimiento personal a través de un trazo desigual y la deformación pictórica.

Los sesenta, que marcaron el inicio de una época de color que perduró hasta los primeros años de la década de los 80, tuvieron su epicentro artístico en Nueva York con la aparición del denominado movimiento pop-art, con Andy Warhol como su máximo exponente. Un periodo psicodélico cargado de realismo que no se oscureció ni por la Guerra Fría ni por los conflictos globales que completan las páginas de la historia de aquellas dos décadas irrepetibles.

En la época de la proliferación tecnológica y del triunfo de lo digital frente a lo analógico, el arte contemporáneo goza de buena salud gracias al talento de los nuevos creadores, que continúan representando la historia a través de su particular mirada del mundo. Ahora, estos artistas tratan de captar la atención del usuario con su obra y causan una sensación de sorpresa y duda ante aquello que tienen delante.

 

La pintura del arte contemporáneo presente en ARCOmadrid

Quienes aprecian el arte contemporáneo podrán disfrutar de una muestra de las mejores galerías nacionales e internacionales en ARCOmadrid. IFEMA establece un punto de encuentro para las nuevas corrientes artísticas de la mano de esta feria, la cual refleja año tras año su voluntad de innovación e investigación con la incorporación de nuevas galerías.

La 39ª edición de este evento, que tendrá lugar del 26 de febrero al 1 de marzo en Madrid, potencia su voluntad de innovación e investigación e incorpora como tema central el concepto: It’s Just a Matter of Time, desde el que se observarán prácticas artísticas a partir de la obra de Félix González-Torres.

ARCOmadrid potencia la participación de los artistas contemporáneos dándoles más voz durante su celebración, a través de actividades paralelas, charlas, visitas guiadas y un mayor número de proyectos de artista. Esta feria reunirá un total de 209 galerías de 30 países y volverá a contar con su eje principal, el Programa General, formado por 171 galerías seleccionadas por el Comité Organizador, sumándose a ellas las secciones comisariadas. It’s Just a Matter of Time es la propuesta especial en la próxima edición de ARCOmadrid. Una sección comisariada por Alejandro Cesarco y Mason Leaver-Yap, con Manuel Segade en el programa discursivo, conformada por 16 artistas de 13 galerías.

Esta edición contará con galerías que han depositado su confianza en ARCOmadrid como Massimo Minini y Francesa Minini; Perrotin; Sies+Höke; Buchholz; Barbara Weiss; Nordenhake y Jan Mot. Y con la vuelta de galerías como Ellen de Bruijne Projects; Hollybush Gardens; Martin Janda. Además de otras importantes que mantienen su apuesta por la Feria como Hauser & Wirth; Thaddeaus Ropac; Chantal Crousel; Esther Schipper; Meyer Riegger; Continua; Fortes d’Aloia & Gabriel; Dvir y Luisa Strina.

La participación de galerías españolas ha registrado un ligero incremento hasta sumar un total de 70 –lo que representa el 33% del total-, no todas procedentes de las principales ciudades, lo que permitirá ampliar la perspectiva y conocer interesantes propuestas de otras partes del país. Así, ATM –Gijón-, Art Nueve –Murcia-, Ángeles Baños –Badajoz- y Nordes -Santiago de Compostela -, se unen a otros proyectos como PM8 –Vigo- y L21 -Palma de Mallorca-, entre otros.

Y una vez más, Latinoamérica será de nuevo una de las principales representaciones internacionales de la Feria de Arte Contemporáneo. Con ello, del 67% que alcanza en esta edición la participación internacional, el 22% lo acapara la presencia artística del continente americano, con especial presencia de Brasil y Argentina, posicionando una vez más a ARCOmadrid como punto de encuentro e intercambio entre Europa y Latinoamérica.