Alimentación y bebidas

Cabecera interior

Tipos de levadura para hacer pan

Descubre todos los tipos de levadura que podemos utilizar para hacer nuestro propio pan y sus propiedades.

25 mar 2021

La levadura, llamada también fermento, está compuesta por hongos microscópicos que se encargan de realizar la descomposición de distintos alimentos como azúcares o carbohidratos a través del proceso de fermentación para obtener diversas sustancias y nutrientes importantes para el cuerpo. Uno de los usos más comunes de la levadura es para la elaboración de pan.

Levadura: tipos que existen en el mercado

La levadura puede clasificarse en levadura de panadería y levadura química, pero también puede hacerse una clasificación según el proceso de descomposición de sustancias. Así, unas realizan un proceso llamado fermentación, mientras que otras llevan a cabo una gasificación.

También pueden interesarte los tipos de harina que se pueden utilizar en la cocina.

Diferencias entre Fermentación y Gasificación

Fermentación

Este es el proceso que sigue la levadura con la que se elabora el pan. Gracias a esta levadura, la masa puede “subir” o “inflarse”. Para que esto pueda ocurrir, es indispensable que la masa, una vez añadida la levadura, se deje reposar.

Gasificación

La gasificación está presente en la levadura química. A diferencia de la fermentación, en la gasificación lo que se inyecta a la masa para que crezca es aire.

Tipos de levaduras: ¿hongos o levaduras químicas?

La levadura para pan se emplea para la elaboración de masas de pan y de pizza, precisamente porque estos dos alimentos se caracterizan por su consistencia esponjosa a la vez que firme. Dentro de los tipos de levadura para hacer pan también hay varias clasificaciones.

Levadura fresca

La levadura fresca, en bloque o prensada debe conservarse siempre en la nevera porque tiene una consistencia un poco húmeda. Antes de aplicarla a la masa, la levadura fresca debe diluirse en agua tibia. Después de añadirla a la masa, y una vez que todos los ingredientes se encuentran unificados en una mezcla homogénea, debe de dejarse reposar para que la levadura actúe. Después, se procede a meter la masa en el horno. Una característica de este tipo de levadura para el pan es que aporta un toque de sabor a las recetas.

Levadura seca

La levadura seca o de panadería es la más utilizada entre los tipos de levadura para hacer pan. Implica el uso de menos cantidades que la fresca, además de que aguanta más y su fecha de caducidad es más duradera. Un gramo de levadura seca equivale a tres gramos de levadura fresca, por lo que es importante tener en cuenta las cantidades de levadura que indica una receta si se usa un tipo u otro.

La levadura seca se puede incorporar directamente a la masa sin necesidad de dejarla reposar con anterioridad. Una vez que se ha añadido, se mezclan bien los ingredientes. Aparte de para hacer pan, este tipo de levadura se emplea también en repostería y para la elaboración de masa de pizza y empanadas. Una característica de la levadura seca es que no tiene sabor.

Levadura química

La levadura química es la que se utiliza tradicionalmente en las recetas de postres que se preparan en el hogar y, aunque no se recomienda para hacer pan, podría usarse en caso de “emergencia”. No necesita una preparación específica antes de añadirla a la masa, ni requiere reposo previo antes de meter el pan (o cualquier otro postre) al horno.

A través del proceso de gasificación, los alimentos preparados se crecerán con el aire cuando se pongan a cocinar. No solo se emplea en recetas elaboradas que necesiten de horno, sino que también es común en el preparado de tortitas, que se cocinan en sartén.

Masa madre

El pan de masa madre ha cobrado especial popularidad en los últimos años, pero ¿es un tipo de levadura exactamente? A diferencia de la levadura fresca o seca, la que se emplea para hacer el pan de masa madre no se puede adquirir en una tienda, sino que debe de crearse, a través de un meticuloso proceso. De ahí que reciba el nombre de levadura natural.

Para crear esta levadura hay que tener en cuenta tres aspectos importantes: el alimento (ya que de aquí se obtiene una parte de la levadura), la temperatura (templada) y la humedad. Si alguno de estos componentes falla, los microorganismos presentes en las levaduras mueren.

La masa madre se caracteriza por el empleo de un cereal integral para la elaboración de la levadura, pues es de este cereal de donde se obtienen los microorganismos. Las levaduras se encuentran en el salvado, presente en la cubierta de la harina integral. Para la elaboración, se debe de utilizar cantidades proporcionales de harina y agua. Se procede a remover los ingredientes y la mezcla resultante se deja reposar a temperatura ambiente. A lo largo de unos días, que puede ser hasta una semana, se va mezclando la masa que se dejó en reposo con harina y agua nuevas.

La elaboración de la levadura de masa madre se caracteriza por desprender un olor avinagrado con el paso de los días, además de por la aparición de burbujas que hacen que aumente el volumen de la masa. Es aquí cuando ya se puede emplear para la elaboración de pan, aunque se recomienda combinarla con la levadura seca.

Ahora que ya conoces todos los tipos de levadura, en IFEMA podrás encontrar la feria Interscop, un evento dedicado al mundo de la panadería, pastelería y café a través de la formación, la capacitación y el encuentro entre profesionales.