Noticias institucionales

Cabecera interior

El futuro de los videojuegos en el metaverso

La industria de los videojuegos lleva años soñando con esto. Salas y plataformas inmersivas en formato 3D, mejoradas con gafas de realidad virtual en las que poder desarrollar y monetizar tus propias creaciones.

22 jul 2022

Los videojuegos actuales han evolucionado desde los gráficos planos y lineales 2D al efecto 3D, lo que permitió que muchos videojuegos recrearan escenas que parecen sacadas de películas de Hollywood. En los entornos de realidad virtual, los jugadores pueden vivir experiencias más cercanas al mundo real, donde los usuarios escuchan y ven, e incluso, en un futuro cercano, tocarán y olerán el mundo digital.

Los videojuegos del futuro, impulsados por las mejoras en inteligencia artificial, gráficos de alta definición, procesamiento de imágenes digitales, sensores, diseño 3D y nuevas formas de interfaz hombre-consola, evolucionarán para ser más complejos, con mayor grado de personalización, y atmósferas más inmersivas y realistas.

Tendencias que marcarán los videojuegos del futuro

Entre las tendencias que marcarán las consolas del futuro destaca la posibilidad de que los usuarios se conviertan -al mismo tiempo- en desarrolladores y jugadores del propio videojuego.

Es el caso de los videojuegos Roblox, Minecraft de Microsoft, y del programa Horizon Worlds Builder, el metaverso que está desarrollando Meta Inc. Este mundo virtual cuenta con herramientas de capacitación para desarrolladores privados; campos de entrenamiento, soporte técnico y asesoramiento, hojas de ruta, y un plan de monetización para que las skins de los avatares y sus complementos, por ejemplo, puedan comercializarse en un marketplace propio.

El programa Roblox Developer Exchange (DevEx) permite a los creadores de juegos de esta plataforma intercambiar sus monedas virtuales Robux por dinero real. En Roblox Studio, cualquier jugador con mucho tiempo y paciencia puede aprender a codificar, diseñar, y crear experiencias con el motor de creación del videojuego. Según la empresa, sus eventos Build It, Play It ya han movilizado a más de 20 millones de estudiantes para aprender nuevas habilidades de desarrollo en Roblox.

Al igual que Horizon Worlds, Roblox cuenta con un programa de becas para subvencionar experiencias y planes educativos que utilicen estas plataformas para fomentar el aprendizaje y las capacidades tecnológicas y sociales de los jugadores.   

Videojuegos del metaverso play-to-earn 

Con la creación y diseños de NFT, muchos videojuegos en el metaverso de blockchain han extendido el concepto play-to-earn. Esta modalidad permite a los jugadores ganar dinero comprando y vendiendo activos digitales, ya sean terrenos o casas virtuales, avatares, o los complementos del juego.

La mayoría de estos videojuegos requieren a menudo de una inversión inicial en forma de criptomonedas, o paquetes de inicio para empezar a jugar.

Es el caso de Axie Infinity, un metaverso play-to-earn levantado sobre la cadena de bloques Ethereum, donde los jugadores crían y entrenan a unos monstruos digitales llamados Axies. Dependiendo de las diferentes combinaciones, cada mascota presenta unas características propias, las cuales se pueden probar en combates. Gracias a las NFT, los Axies se pueden comprar y vender, lo que posibilita que los jugadores moneticen sus creaciones más apreciadas y demandadas. 

Otro ejemplo de videojuegos es el metaverso Sandbox. Con un diseño similar a Minecraft, el juego permite que los jugadores desarrollen y vendan todos sus activos digitales en formato NFT. Los usuarios, por ejemplo, pueden comprar su propio terreno virtual, desarrollarlo, y proponer a otros jugadores retos y desafíos. Recientemente, el skater estadounidense Tony Hawk anunció un acuerdo con este metaverso para diseñar un skate park, donde jugar y monetizar creaciones NFT relacionadas con este deporte.

Como plataforma multiexperiencia, el metaverso será en un futuro un ecosistema virtual compartido entre millones de usuarios donde se podrá organizar reuniones, participar en juegos, y socializar en eventos, conciertos, citas deportivas. Y la industria de los videojuegos cuenta con muchas ventajas para liderar su desarrollo.

Star Atlas, Gods Unchained, y Alien Worlds, entre otros títulos, son plataformas de videojuegos que funcionan a modo de metaverso, construidos con tecnología blockchain y que usan los NFT como activos digitales.  

Videojuegos en realidad virtual

Gracias a las gafas VR, los jugadores ahora se pueden sumergir en mundos digitales y ficticios en 3D, donde el usuario se aísla del mundo real para moverse e interactuar en espacios más realistas que los juegos 2D o 3D. Sin embargo, estos dispositivos son todavía algo caros y presentan algunas desventajas, como su peso, y efectos negativos en usos prolongados; fatiga ocular, mareos, y dolor de cabeza. Unos factores que está ralentizando su masiva adopción por parte de la industria de los videojuegos.

A pesar de estos inconvenientes, la realidad virtual es una tecnología suficientemente sofisticada para imitar el mundo real, lo que permite que varias personas compartan una habitación virtual para celebrar reuniones o trabajar conjuntamente en un mismo proyecto. 

Visita nuestra comunidad HELIXA para conocer más sobre el metaverso y los entornos digitales del futuro, y participa en la conversación sobre innovaciones y nuevas tecnologías.