Ocio, entretenimiento

Cabecera interior

Qué hacer con niños en casa estos días

Existen muchos juegos y actividades para realizar con los más pequeños de la casa en los que solo basta un poco de imaginación y materiales que todos tenemos a mano

14 abr 2020

España vive un momento sin precedentes debido al avance del nuevo coronavirus Covid-19, que ha provocado cientos de fallecidos y miles de infectados dentro del territorio nacional. La gravedad de la situación ha propiciado que el Gobierno decretara el Estado de Alarma durante 15 días, que posteriormente se ha prolongado dos semanas más, para aislar a la población dentro de sus casas, limitar la circulación por las vías públicas y así evitar que el virus se propague aún más. Las imágenes de calles vacías, comercios cerrados, escuelas sin niños o bares y restaurantes sin clientes han modificado el mapa urbano de pueblos y ciudades, donde los vecinos cumplen con respeto y unidad las normas que se han establecido durante la alerta sanitaria.

Los escolares han visto interrumpida su actividad educativa y deben pasar el resto del día en casa, junto a sus familiares, a la espera de que todo vuelva a la normalidad. No cabe duda de que es un momento difícil para ellos también. Su edad y su incansable energía les anima a tener que correr, moverse y el pedir salir a la calle, al aire libre, para poder sobrellevar las horas del día. Los niños son, según las últimas estadísticas difundidas por la Organización Mundial de la Salud, un grupo de riesgo menor en esta crisis del coronavirus. No obstante, esto no significa que estén exentos de contraer el virus o transmitirlo a otras personas más vulnerables. Por todo ello, los pequeños deben permanecer en casa y evitar salir lo máximo posible. Una situación que si se trata con imaginación y ganas puede resultar divertida y educativa para ellos y para los padres, que tratan de buscar alternativas para saber qué hacer con los niños en casa estos días.

Cosas que puedes hacer con los niños en casa

La televisión y las videoconsolas se han convertido en un salvavidas para muchos padres que por circunstancias laborales o personales no pueden dedicar todo el tiempo que les gustaría a sus hijos. Sin embargo, todos los expertos en Educación coinciden en que no es bueno que los niños pasen más de un determinado número de horas (cuatro es la media general) frente a una pantalla.

Simplemente con folios, colores, tijeras y pegamento se puede conseguir que las horas del días pasen más rápido, al tiempo que los menores desarrollan sus capacidades psicomotrices y la imaginación.

Una de las iniciativas que más éxito ha tenido en España durante los últimos días es el movimiento “Todo va a salir bien”. La idea es muy sencilla. Los niños deben dibujar un arcoíris acompañado de una frase motivadora o de ánimo para transmitir a través de sus lápices un mensaje de esperanza al resto de la población. Muchos hogares han colgado en sus ventanas esos carteles como un símbolo de optimismo e incluso lo han enviado a otros familiares que están en la distancia y a medios de comunicación para que el mensaje llegue a toda la población.

Dibujar es una vía de escape sencilla y rápida cargada de un sinfín de beneficios. Otro reto interesante para los pequeños es realizar un gran cuadro con varios folios unidos entre sí. El objetivo es ir añadiendo cada día una nueva hoja hasta formar finalmente un gran dibujo que quede como recuerdo de esos días en casa.

Una de las opciones más interesantes y creativas para hacer con niños en casa es cocinar. La idea es  divertirse elaborando platos originales, deliciosos postres o, sencillamente, ayudando a preparar la cena a otro miembro de la casa. El Estado de Alarma permite acudir al supermercado para adquirir elementos de primera necesidad, por lo que es relativamente sencillo conseguir diferentes ingredientes para satisfacer el lado más goloso de cada uno cocinando tartas, pasteles, galletas e incluso sacar a ese chef que llevamos dentro para realizar un menú con platos complejos.

También es un buen momento para fomentar la lectura. Hay que intentar animar a los pequeños a leer y a que dediquen el tiempo buceando en diferentes historias adaptadas a la edad de cada uno. Además, no tiene que ser una actividad individual, dado que resulta muy interesante que los propios adultos guíen a los pequeños en la aventura del leer, contándoles historias nuevas que les puedan sorprender. A esta iniciativa van ligadas las artes escénicas. Es decir, se pueden realizar juegos como elaborar una obra de teatro o representar ese cuento que les encanta.

Juegos clásicos para pasar el rato en familia

No hay que dejar de lado los juegos de mesa que han acompañado a las familias en sus ratos de ocio durante años. Es el mejor momento para rescatar del armario aquellas cajas repletas de horas de diversión para entretenerse en casa.

Incluso si no se dispone de ningún título en concreto, siempre se puede jugar a adivinar la película mediante la mímica.

Internet ofrece, además, miles de juegos clásicos para hacer con niños en casa que no requieren de la necesidad de un tablero físico, sino simplemente de papel, lápiz y ganas de pasarlo bien.

También es interesante aprovechar este tiempo para planear las vacaciones de verano con los más pequeños de la casa. Durante las primeras semanas del periodo estival, IFEMA organiza el Campus IFEMA Thinkids, un innovador campamento que se celebra del 29 de junio al 10 de julio, y que se compone de un interesante programa educativo donde los niños podrán fomentar su creatividad e imaginación a través de juegos y trabajo en equipo.