Ocio, entretenimiento

Cabecera interior

Gymkanas para hacer con los niños en el jardín

Con un poco de imaginación y ganas de pasarlo bien, se pueden hacer juegos muy divertidos para competir por equipos durante el confinamiento en casa

14 may 2020

No hay duda de que los más pequeños de la casa han demostrado una valentía reconocible durante el confinamiento para tratar de mantener a raya al coronavirus. Los niños necesitan estar en la calle, correr y gastar energía. Pero, si bien los menores son poco propensos a desarrollar los síntomas de esta pandemia, su aislamiento ha sido fundamental debido a que pueden ser transmisores del COVID-19 a otros grupos de riesgo, como las personas mayores.

No obstante, si hay algo que ha quedado claro durante estos días de encierro es que la imaginación y la capacidad de divertirse independientemente de la situación, carece de límites y obstáculos. El confinamiento ha servido para que los más pequeños de la casa hayan sacado a relucir a ese pintor que llevan dentro, a un ayudante de cocina sin igual o a un joven explorador de aventuras imaginarias que es capaz de descubrir mundos increíbles sin salir de casa.

El papel de los padres ha sido (y es todavía) fundamental para lograr que los niños hayan podido mantener esa rutina necesaria que tenían durante el periodo escolar, donde alternaban las tareas diarias con las actividades al aire libre.

Una manera ideal de poder acortar las horas del reloj y hacer que los pequeños disfruten de un rato entretenido es el realizar diferentes gymkanas para niños.

Las mejores pruebas de gymkanas para hacer con niños

Lo único que se necesita para hacer esta actividad es un espacio medianamente despejado (un jardín, un pasillo largo, una habitación…) y utensilios que podemos encontrar con facilidad en nuestro hogar.

Los juegos de gymnkana para niños se pueden hacer de manera individual o por grupos. Lo divertido es alternar este tipo de pruebas para que los pequeños también colaboren con los padres u otros mayores que haya en casa. Entre las mejores pruebas de gymkanas para hacer en casa o en el jardín no puede faltar el huevo y la cuchara. Su mecanismo es muy sencillo. Hay que colocar en la boca una cuchara con una superficie lo suficientemente grande como para poner un huevo o, si no queremos manchar el suelo por accidente, alguna fruta como una mandarina o incluso fresas. Después, sujetamos la cuchara con la boca y hay que llegar a la meta sin que el alimento que llevamos en el extremo del cubierto caiga al suelo.

Otro de los juegos clásicos es el limbo. Dos jugadores sostienen un palo (el de la escoba o la fregona son perfectos) mientras el jugador pasa por debajo de él. Cada vez que logre pasar arqueando la espalda, el palo irá bajando un poco más. Quién consiga cruzar a menor altura y sin caerse, gana.

Ha llegado el momento de las carreras. Aunque no se cuente con el espacio suficiente, se pueden realizar divertidas pruebas físicas donde prima la velocidad y los reflejos de los pequeños competidores. Uno de los juegos más divertidos para hacer es el pañuelo. Hay que formar dos equipos y colocarse a cada lado y a una distancia considerable de la persona asignada para sujetar el pañuelo. Esta dirá un número al azar que previamente ha tenido que asignarse cada miembro del equipo. En ese momento, las dos personas con el mismo número correrán a por el pañuelo. El primero que lo coja y lo lleve hasta su equipo sin ser alcanzado por el contrincante se alzará con la victoria.

Uno de los juegos de gymkana para niños más divertidos de hacer es la carrera de animales. Se forman dos equipos y a cada miembro del equipo se le asigna un animal (si somos pocos jugando, tendremos que elegir varios animales por jugador). A continuación, cada niño deberá competir en una carrera contra otro contrincante al que le haya tocado el mismo animal. Lo divertido es que tendrá que hacerlo imitando al personaje que se le ha asignado. Por ejemplo, si es pato, deberá ir de cuclillas y haciendo “cua-cua”. Si es una rana, tendrá que competir dando saltos y croando. Y en caso de que le haya tocado un cangrejo, deberá correr de espaldas y apoyando las manos y los pies en el suelo. Un director de la prueba será el encargado de elegir los animales y asignárselos a cada jugador.

Por último, una las mejores pruebas de gymkanas, y quizá de las más famosas, es la carrera de sacos. En caso de que no se disponga de este accesorio, se puede realizar atando las piernas con unas cuerdas o lo cordones de las zapatillas entre ellos. A continuación, hay que tratar de llegar a la meta brincando lo más rápido posible.

La diversión, las actividades y el ocio para los más jóvenes tiene su punto de encuentro en Juvenalia, el encuentro de ocio educativo organizado por IFEMA en Madrid, para disfrutar en familia, orientado a niños y jóvenes, de 0 a 16 años, con un carácter lúdico-educativo, con contenidos pedagógicos que contribuyan al desarrollo intelectual, afectivo y social. Y por supuesto sin olvidar la diversión: Teatro, videojuegos, robótica, juegos tradicionales, área creativa, plaza culinaria, deportes, magia, música... Es difícil encontrar otro lugar y actividades tan diferentes donde se den cita, deportes, talleres de ciencias, espectáculos, robótica, lectura, cuentacuentos, bomberos, etc. La próxima cita para niños, jóvenes y familias, del 4 al 8 de diciembre de 2020 en Feria de Madrid.