Educación

Cabecera interior

Puzzle de Aronson, qué es y beneficios

Una alternativa al sistema de educación convencional.

18 oct 2021

Cada vez son más las personas vinculadas con el mundo educativo que apuestan por el aprendizaje cooperativo. Se trata de un modelo pedagógico que transforma la enseñanza tradicional con el fin de explotar las capacidades de cada alumno de manera conjunta, adaptando la educación a todos los niveles y procesos de desarrollo. De este modo, nace el Puzzle de Aronson, con el fin de utilizar métodos y herramientas que permitan llevar a cabo estrategias de aprendizaje cooperativo dentro de cada clase.

En líneas generales, se puede decir que el Puzzle de Aronson crea una interdependencia e interacción positiva entre todos los alumnos y profesores de un mismo grupo. De esta forma, se divide la información de cada lección que deba impartirse entre tantas partes como grupos haya. En SIMO Educación, tecnología y educación es uno de los temas más destacados a tratar por todos los beneficios que ofrece a la hora de enseñar, involucrando a cada estudiante de forma única y eficiente.

¿Qué es el Puzzle de Aronson?

A día de hoy, aún son muchas las personas que se preguntan qué es el Puzzle de Aronson. La explicación es sencilla. Se trata de una herramienta que sirve para confrontar diferentes puntos de vista. De esta manera, se utiliza una metodología funcional y dinámica capaz de mejorar y aumentar las competencias de los alumnos. Así, el profesor contará en todo momento con unos conocimientos y herramientas necesarios para maximizar los beneficios de sus clases, optimizando los recursos. La principal razón es que el Puzzle de Aronson se adapta a las características del alumno, teniendo en cuenta en todo momento la diversidad.

Pasos del Puzzle de Aronson

Hay que tener claros los pasos a seguir a la hora de apostar por el Puzzle de Aronson. Las fases son cinco:

Fase previa

El profesor, independientemente de su asignatura, debe tener divididos los temas a tratar en cinco o seis documentos. Estos, siguiendo un orden específico, se repartirán entre los grupos que se hayan creado. Todos ellos deben ser fundamentales para aprender la lección de una forma completa. De este modo, será indispensable comprenderlo para estudiar la unidad temática.

Primera fase

Después, es necesario dividir a los estudiantes en grupos cuyo número de miembros será igual al número de documentos que se hayan creado. Cada grupo recibirá un número, en este caso sería del uno al seis, o cinco, todo depende del número de alumnos que haya por grupo.

A los estudiantes que hayan obtenido el número 1 se les repartirá el mismo documento. Este siempre será diferente que el que reciban el resto de grupos. Puede corresponderse, por ejemplo, con la primera parte del tema que se quiera desarrollar en el aula. Igualmente, a los alumnos que tengan el número dos, se les repartirá el documento correspondiente a esa parte de la lección. Y así sucesivamente. De este modo, en la primera fase los estudiantes tendrán que preparar esta parte de manera individual. Así, deben leerlo, entenderlo y aprenderlo, aunque no memorizarlo. Asimismo, es necesario que recopilen todas las dudas que les surjan a lo largo de esta preparación.

Segunda fase

Cuando haya terminado el tiempo que se haya elegido para destinar a la preparación individual del documento, es momento de que se inicie la segunda fase. Esta es conocida como “Reunión de Expertos”. Así, todos los estudiantes que formen parte, por ejemplo, del grupo número 1, deben reunirse para comentar y debatir sobre el contenido del documento. Lo mismo sucede con el resto de grupos. Los objetivos de esta fase son dos: en primer lugar, que cada alumno, mediante los comentarios, explicaciones y debates oportunos, se hagan expertos respecto al contenido de cada documento; en segundo lugar, que de forma conjunta se diseñe un plan común con el fin de transmitir la información que posee este documento al resto de sus compañeros. 

Tercera fase

Una vez hayan terminado las reuniones de expertos, es momento de iniciar la tercera fase del puzzle de Aronson. Esta supone volver a juntarse en un mismo grupo para que cada estudiante exponga su parte. La exposición debe llevarse a cabo en el orden adecuado. Es la forma de que el conocimiento se asuma de una forma ordenada y completa.

Cuarta fase

Habiendo hecho lo anterior, es necesario evaluar el aprendizaje que se haya logrado. También la eficacia de la técnica que se ha desarrollado a nivel individual. Esto se consigue a partir de un test que elaborará el docente sobre el material trabajado.

Beneficios del Puzzle de Aronson

Los beneficios del Puzzle de Aronson más destacados son los siguientes:

  • Las tensiones entre compañeros disminuyen, ya que dependen unos de otros para desarrollar el tema.
  • Mejora de una manera destacada el rendimiento académico.
  • La autoestima de cada estudiante aumenta debido a que puede participar en las actividades del aula.
  • Se valora el mérito de cada alumno de una manera objetiva.
  • Los puntos de vista se exponen de manera clara, fomentando la seguridad de cada alumno.