Educación

Cabecera interior

Educación inclusiva, qué es y beneficios en aulas

La infancia es una de las etapas más importantes en la vida de una persona. De hecho, es el momento en el que se sientan las bases de lo que seremos y se adquieren los valores que más tarde determinarán nuestra conducta. Ante esta perspectiva, es interesante conocer qué es la educación inclusiva y que beneficios nos puede reportar.

26 may 2021

La educación es una tarea fundamental en la que deben estar inmersas todas las capas de la sociedad. Sin embargo, esto no es del todo así. Según datos de la UNESCO, más de 260 millones de niños y niñas en todo el mundo están sin escolarizar, cifras muy preocupantes y que tienen su origen en la pobreza y la marginación social.

Qué es la educación inclusiva

La educación inclusiva es un modelo de educación que tiene como principal fin atender las necesidades de los niños/as y jóvenes que se hallan en riesgo de exclusión social. Entre estos estarían, por ejemplo, los alumnos con problemas de discapacidad, aquellos que presenten problemas por su condición social y todos los niños/as independientemente de su raza, religión, cultura, etc.

La educación inclusiva está especialmente indicada para identificar y responder a las necesidades de todos los estudiantes, sean cuales sean sus condiciones sociales. Para ello, se fomenta una mayor participación en el aprendizaje y se reduce la exclusión.

Este modelo de educación tiene en cuenta las diferentes características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje de los niños/as. Una manera de hacer ver que cada niño puede necesitar respuestas diferentes. Será tarea de los sistemas educativos de cada organismo los que se encarguen de diseñar el modelo concreto más adecuado para cubrir dichas necesidades.

La educación inclusiva se da, por tanto, cuando niños de diferentes ámbitos y condiciones sociales se hallan en la misma aula. También en aquellos casos en los que jóvenes con algún grado de discapacidad participan en la misma aula que el resto.

Ejemplos de prácticas inclusivas en el aula

Las aulas inclusivas pueden funcionar de manera diferente en función de la escuela. Algunas de ellas suelen optar por el modelo de enseñanza en equipo. En este procedimiento participa en el aula durante todo el día un maestro de educación especial junto al maestro o el profesor general de la clase.

Puede darse el caso también de que el maestro de educación especial solo esté en el aula una serie de horas específicas. Esto posibilita que se puedan llevar a cabo trabajos en equipo para explorar las capacidades individuales de cada alumno. Así se fomentan talentos y valores como la colaboración, la empatía e incluso el liderazgo.

Los beneficios en el aula de la educación inclusiva

La educación inclusiva ofrece una serie de beneficios más que interesantes para los alumnos. El objetivo es que todos puedan aprender de todos y se potencien y se fomenten las habilidades y los talentos que se puedan aprovechar. Cuando los niños aprenden en conjunto, los resultados académicos y sociales son mucho más satisfactorios.

Un claro ejemplo de los beneficios que reporta un aula inclusiva es el de la integración de los niños/as y jóvenes con discapacidad. Hasta hace unos años, se estimaba que la educación especial debía estar separada de la más convencional. Sin embargo, gracias a la educación inclusiva hoy en día la integración es total.

Esto no solo trae beneficios a los niños con discapacidad, sino también al resto de la clase. Se fomentan entre ellos una serie de valores de respeto, convivencia y compañerismo que son fundamentales para el desarrollo del comportamiento. La mejor manera, sin duda, de comprender y aceptar las diferencias individuales.

Todo esto propicia que en un aula inclusiva los casos de acoso e intimidación sean mucho menores. Todos los alumnos forman parte de un todo y nadie queda excluido por ningún tipo de condición psíquica o social. La diversidad se aprecia como algo genérico y se logra que la inclusión quede en un nivel más amplio de la comunidad.

Los beneficios a corto, medio y largo plazo de la inclusión en las aulas se podrían resumir en los siguientes:

  • Una enseñanza a la medida de todos.
  • Las diferencias no son lo más importante.
  • Apoyo académico por igual para todos los alumnos.
  • Los alumnos con necesidades especiales reciben la misma educación que el resto.
  • Fomento del respeto, la tolerancia, el compañerismo y otros valores fundamentales a estas edades.

La educación inclusiva es un modelo que pretende llevar una mejor educación para todos. La integración de niños/as y jóvenes de cualquier condición en una misma aula es una tarea ideal para promover una formación integral y conjunta. Un reto social en el que todos tenemos una responsabilidad muy importante. A fin de cuentas, el modelo educativo de inclusión en las aulas debe servir para transformar el modelo social actual.

En IFEMA MADRID celebramos la SEMANA DE LA EDUCACIÓN. Se trata del punto de encuentro donde durante cinco días se reúnen más de 100.000 estudiantes, familias y profesionales del sector de la educación. Cuenta con eventos como AULA, CONGRESO RED-INTERDIDAC, POSTGRADO Y FORMACIÓN CONTINUA, EXPO ELEARNING Y  SCHOOLS DAY. ¡No puedes perdértelo!