Mascotas

Cabecera interior

Juguetes caseros para perros

Los perros, tanto si son cachorros como adultos, necesitan jugar. Y para ello, nada mejor que disponer de una serie de juguetes caseros para perros. Juguetes que no solo van a servir para el propio entretenimiento del animal, sino que además tienen otra serie de beneficios más que interesantes.

03 nov 2020

Los juguetes para perros caseros más adecuados, son aquellos que se adaptan al tamaño y a la energía de nuestra mascota (pudiendo, por tanto, diferenciar juguetes para cachorros). De esta manera, el perro los podrá manejar mejor y disfrutará mucho más de ellos.

Los beneficios de usar juguetes caseros para perros

La principal motivación para usar estos juguetes para perros, es que el animal se entretenga. A los perros les encanta salir a la calle, pero si están en casa hay que hacer que se diviertan de alguna manera. Los juguetes son, sin duda, una de las mejores opciones que tenemos para que pasen así su tiempo.

Además, al estar jugando con ellos, van a soltar toda la adrenalina que acumulan y no sentirán la ansiedad de tener que estar manipulando otros objetos de la casa. Estos juguetes no solo van a permitir que el perro no dañe otras cosas, sino que también les ayudará a mejorar sus cualidades. No en vano, hay juguetes caseros educativos para perros con los que pueden aprender conductas, mejorar sus habilidades motrices, gastar energía, etc.

Es por eso que, estos juguetes no se quedan solo en el ámbito del entretenimiento. También sirven para ayudarte a educar a tu perro y pueden funcionar a modo de recompensa, para dejarle claro al animal qué es lo que debe o no debe hacer. Además, al jugar con nuestro animal, se crean y se fortalecen una serie de vínculos.

Ejemplos e ideas de juguetes caseros para perros

En casa podemos crear infinidad de juguetes para nuestro perro. Desde objetos para su entretenimiento básico a otros con los que podamos favorecer el desarrollo físico y mental del animal. Lo cierto es que hay una gran variedad de ejemplos e ideas que podemos citar.

  • Cuerdas con bolas en los extremos para lanzarlas y que el perro las traiga

  • Colocar pequeñas rampas en el jardín o la terraza para que el animal las suba y las baje

  • Aros suspendidos para que el perro pueda saltar

  • Mordedores hechos con toallas viejas, camisetas o cualquier prenda que ya no se use

  • Pelotas o peluches hechos con trapos, cuerdas o calcetines viejos

  • Una pelota de tenis amarrada con una cuerda

  • Una botella de plástico envuelta en un trapo y anudada por los extremos para que el perro pueda morder

  • Tubos de cartón de papel higiénico que en su interior tengan premios o recompensas para el animal

  • Huesos hechos con ropa vieja, trapos o un calcetín

¿Cómo deben ser los juguetes para perros?

No todos los juguetes que fabriquemos en casa son aptos para los perros. Hay que prestar atención a la fabricación de los mismos para que sean completamente seguros.

Por ejemplo, los juguetes para cachorros caseros no deben realizarse con pinturas tóxicas ni contener piezas de plástico pequeñas, ya que corremos el riesgo de que el animal se las trague. Lo más recomendable es emplear papel, felpa, látex o cartón, y usar cinta de carrocero en caso de tener que pegar algo, ya que la celulosa de la cinta no es perjudicial para los perros.

Por otro lado, hay que evitar, en la medida de lo posible, que el juguete pueda romperse o deshilacharse. El perro puede ingerir cualquier pieza pequeña en la que se descomponga el juguete. De ahí que siempre se recomiende utilizar materiales resistentes y de calidad, para mayor disfrute y seguridad del animal.

En este sentido, los juguetes caseros para cachorros no deben llevar bordes afilados que puedan dañar al animal. De ser así, hay que sellarlos y cubrirlos con trapos, camisetas viejas o cinta de carrocero. Esto es lo que suele ocurrir, sobre todo si los juguetes están fabricados con materiales rígidos.

El color y la forma de los juguetes caseros para perros también resulta muy importante. La gama cromática que perciben los perros es más reducida que la humana, ya que los únicos tonos que pueden distinguir más fácilmente son el azul y el amarillo. Es por eso que resulta preferible emplear estos colores en los juguetes, para que el perro los pueda distinguir mejor.

Por último, y no menos importante, es necesario que los juguetes estén adaptados al tamaño y a la edad del perro, para que los pueda utilizar y disfrutar más. Sin ir más lejos, el juego es un acto instintivo que tienen todos los cachorros; necesitan estar todo el tiempo jugando para divertirse, potenciar su olfato y desarrollarse a nivel físico y mental.

En definitiva, hay una gran variedad de juguetes caseros para perros que se pueden hacer para que nuestra mascota se divierta y libere energía en casa. Siempre prestando especial atención a los materiales de fabricación y el tamaño de los mismos para que el perro pueda divertirse de la mejor manera.

El animal de compañía juega un papel fundamental dentro de IFEMA, es por ello que organiza cada año Iberzoo+Propet, la feria para el Profesional del Animal de Compañía, Un punto de encuentro y plataforma comercial y de negocio del sector que se organiza en colaboración con asociaciones como AMVAC Y AEDPAC.