Mascotas

Cabecera interior

Cuidados de un perrito o cachorro: consejos y trucos

Cuando nos planteamos tener un cachorro, sabemos que va a ser una etapa muy especial y feliz en nuestra vida. Además del amor y cariño que le vamos a dar, es conveniente tener en cuenta todos los cuidados de un perrito. Durante sus primeras etapas, los perros necesitan unas atenciones especiales. Estas son importantes para que adquiera un bienestar general y un correcto desarrollo. Por ello, a continuación, vamos a ver una serie de cuidados a los que debemos prestar atención.

05 feb 2021

Consejos y trucos para cuidar un cachorro

Los cuidados de un cachorro no siempre son fáciles porque, al igual que pasa con un bebé, son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta. Lo más conveniente es que consultes a un veterinario sobre las pautas a seguir para el cuidado de un cachorro durante sus primeras semanas de vida, ya que es quien mejor puede aconsejarte. De todos modos, te mostramos cuáles son los principales consejos y trucos para cuidar a un perrito, de manera adecuada, y que pueden complementar su crecimiento y desarrollo.

Cuida su alimentación

La alimentación es uno de los aspectos más importantes para el buen desarrollo y crecimiento de nuestro cachorro. Es conveniente que la dieta cuente con todos los nutrientes, en las proporciones adecuadas, para cada etapa de su crecimiento. Las necesidades alimentarias van variando según el momento de su desarrollo:

  • Durante las primeras cuatro semanas de vida, se encuentra en la fase de amamantamiento, y su alimento se basa en leche materna.
  • De la cuarta a la octava semana, la dieta del cachorro se modifica. Toman principalmente papillas compuestas por leche y pienso.
  • A partir de la novena semana, podemos comenzar con el pienso. Es recomendable que sea de iniciación, para que cuente con los nutrientes y energía apropiadas para el cachorro. Además, es conveniente que sea natural. De esta manera, no integra colorantes ni conservantes.

Presta atención al sueño y descanso

El sueño es muy importante en las fases iniciales del crecimiento, ya que permite un correcto desarrollo. Los cachorros duermen la mayor parte del tiempo, superando las 12 horas diarias. Por ello, es conveniente encontrar un lugar de nuestro hogar en el que se sienta seguro y tranquilo para descansar. En ese sitio, podemos situar su camita llena de mantas y cojines, para que se sienta más protegido.

La primera noche que el perrito duerme en casa, es importante que se sienta seguro y acompañado, sobre todo si nunca antes se había separado de su familia. Para hacer la noche más fácil para él, podemos situar su cama al lado de la nuestra, en la habitación. Cuando pasen los primeros días, podemos enseñarle a dormir en otro lugar de la casa, si así lo deseamos.

Dedica tiempo a jugar con él

Los cachorros cuentan con mucha energía durante el día. Por ello, es importante dedicar un tiempo para jugar con ellos. Además, el juego cuenta con otros beneficios, ya que, a través de él, se afianza el vínculo, y el perro aprende a controlar su fuerza y otras conductas.

Por otro lado, podemos dar a nuestro cachorro algunos juguetes o peluches, para que juegue él mismo y se entretenga. Además, es importante que no nos olvidemos de que cuente con mordedores, o juguetes que pueda morder libremente cuando quiera. Estos son importantes, porque ayudan a fortalecer sus dientes.

Emplea pautas de educación

La etapa de cachorro es muy bonita, y nos ofrece grandes momentos junto a nuestra mascota. Pero además, es un buen momento para iniciar su educación, ya que, durante este período, los perros son más receptivos para el aprendizaje. Es importante dedicar tiempo a su adiestramiento, ya que las pautas de comportamiento que le enseñes ahora, determinarán su buen o mal comportamiento a lo largo de su vida.

Es recomendable contar con una buena dosis de paciencia, ya que no siempre es fácil la tarea de enseñar a un perrito nuevas conductas. Es conveniente utilizar mucho el refuerzo positivo cada vez que haga una cosa bien. Para ello, cuando veamos un buen comportamiento, le podemos dar una chuche, acariciarlo y decirle frases motivadoras o bonitas. De esta manera, asociará la buena conducta al premio, y se irá instaurando en su comportamiento.

Cuida su higiene

Dentro de los cuidados de un perrito, también debemos fijarnos en su higiene. Es importante cepillar al cachorro todos los días para eliminar la piel muerta y los pelos sobrantes. Además, si tiene mucho pelo, puedes repetir el cepillado varias veces al día.

Respecto al baño, es conveniente destacar que los perros no necesitan un baño con regularidad, a no ser que el veterinario exprese lo contrario. Se recomienda poner las primeras vacunas antes de bañar a un perro por primera vez, aproximadamente a los 3 meses de edad. Asimismo, debemos emplear un champú especial, ya que cuenta con unas propiedades adecuadas para el cuidado de la piel y el pelo de nuestra pequeña mascota. Sobre las patas, en este artículo te damos consejos sobre cómo limpiar las patas de tu perro.

Visita al veterinario

Para contar con todos los cuidados de un cachorro necesarios, es importante llevarle al veterinario de manera rutinaria. Así, cumplimos con los calendarios de vacunación, y nuestro cachorro está correctamente protegido de los parásitos, tanto internos como externos, manteniendo una buena salud.

Es conveniente destacar que, si observamos algún comportamiento fuera de lo normal, como vómitos o diarreas, debemos asistir al veterinario lo antes posible para que evalúen la situación y pongan el tratamiento necesario al perro, en caso de patología o infección.

Precisamente, estos y otros muchos consejos más puedes conocerlos en la Feria para el Profesional del Animal de Compañía, IBERZOO+ PROPET, organizada por IFEMA. En ella encontrarás todas las novedades del sector y tendrás la oportunidad de compartir impresiones con todos los profesionales que asistirán.