Notas de prensa

El valor añadido, clave en el crecimiento de la exportación de productos cárnicos en 2021

La venta de productos cárnicos nacionales en el exterior muestra crecimiento en valor durante el último año, aunque a un ritmo mucho menor que el de los ejercicios precedentes. Destaca, sobre todo, el auge de la facturación por productos de alta calidad, como el jamón curado, el chorizo y otros curados y transformados. El sector mira hacia Oriente Medio y Asia para potenciar el auge exportador y diversificar su cartera de mercados. Sobre todo tras la recuperación de la producción interna por parte de China, que actualmente acapara el 30% de las ventas cárnicas de España hacia el exterior.

17 ene 2022

El producto cárnico español de alto valor añadido cada vez gusta más fuera de nuestras fronteras. Así lo demuestran los datos de exportación del sector, que en los últimos meses reflejan un aumento de ventas más acusado en este tipo de productos que en los de menor precio. Según las últimas cifras proporcionadas por el Icex, que detallan las exportaciones entre enero y octubre de 2021, la categoría cárnica de jamones y paletas es la que mayor crecimiento demuestra. En estos diez meses, las empresas españolas han vendido piezas por valor de 414,9 M€, un 13,9% más que en el mismo periodo de 2020.

También a doble dígito han crecido los transformados cárnicos -concretamente un 11%- y, dentro de esta categoría, el chorizo y demás productos curados. El auge de ventas de este subgrupo ha sido del 11,5%, con valor total de 470,6 M€ entre enero y octubre de 2021, frente a los 422,1 M de los mismos meses del año previo. El crecimiento de este tipo de productos no solo es positivo por los mayores ingresos que reporta, sino también por la calidad asociada a los mismos, lo que hace “más difícil que España sea sustituida por productores locales”, comenta al respecto María Naranjo, directora de industria alimentaria del Icex.

La exportación de carnes y despojos congelados continúa siendo la que mayores ingresos aporta, con 4.324,5 M€ en los 10 primeros meses de 2021 y un crecimiento interanual del 12,6%. Todos los tipos de carne animal crecen a doble dígito, a excepción de la caprina, que se reduce un 9,7%. La única categoría de productos que reduce el valor de las exportaciones son los del segmento de frescos, que facturan un 2,5% menos en el acumulado hasta octubre de 2020 (2.371 M€ frente a 2.432,6 M€). La caída se revela, sobre todo, en el producto porcino, que se aminora en un 13,4%.

Entre enero y octubre de 2021, la exportación de productos cárnicos reportó un valor de 7.981,9 M€, un 7,52% más de lo recaudado en los mismos meses de 2020. Es cierto que el crecimiento se ha moderado respecto a los 12 meses del pasado ejercicio, cuando se alcanzaron 9.145,9 M€ en ventas cárnicas en los mercados internacionales y un auge del 17% respecto a 2019. Pero también es de destacar que todos los actores de la cadena cárnico-agroalimentaria coinciden en que 2020 fue un año “excepcional”, potenciado por diferentes casuísticas del contexto internacional.

Dependiendo de China

El comportamiento de China como país importador de productos cárnicos españoles ha sido la principal causa del impulso de las ventas exteriores en los últimos ejercicios. Sobre todo, en lo que a carne de cerdo se refiere, si bien en 2021 la tendencia ha remitido de forma acusada. El sector cárnico español se ha beneficiado, durante varios años, de la expansión de la peste porcina africana (PPA) tanto en el mercado chino como en otros países proveedores de éste. Por un lado, la afectación de la enfermedad animal en los criaderos locales ha forzado al gigante asiático a importar mayor cantidad de producto. Por otro, las importaciones a China desde otras naciones europeas, como Alemania, Polonia y Rumanía, se han reducido por esta misma causa, lo que ha alzado las compras de cárnicos de otros proveedores. Entre ellos, España.

Sin embargo, esta enfermedad ha remitido durante 2021 y China ha recuperado cierta normalidad en su sector cárnico, lo que ha provocado un frenazo en el crecimiento de producto exterior. En lo referente a las empresas españolas, las exportaciones de carne de cerdo fresca, congelada y transformados  hacia la nación asiática  han aumentado un 3% hasta octubre, mientras que durante 2020 el crecimiento fue del 118%. Es de destacar que los productos curados y transformados lideran esta subida, al alzar su valor por encima del 88% (jamones y paletas) y del 30% (chorizos, otros elaborados y conservas).

El reto de ampliar el mercado

En la actualidad, los cinco principales países receptores de productos cárnicos nacionales suman el 62,7% de las exportaciones. China es el primer mercado de la exportación nacional, con el 30,7% del total. Le siguen Francia (12,5%); Portugal (8,1%); Italia (5,9%); y Japón (5,5%). Tanto empresas como organizaciones del sector consideran la ampliación del comercio internacional como “uno de los principales retos” a los que se enfrentan, ya sea a través del aumento de la cuota de mercado en los países a los que llega la carne española, como mediante la diversificación de los destinos. Y en este sentido, la apuesta conjunta por parte de la Administración -estableciendo contactos y acuerdos-, las organizaciones interprofesionales -promocionando el producto- y las propias compañías -adaptándose a las normativas internacionales y apostando por la exportación- es clave.

Ejemplo de ello es Filipinas, nuevo destino para la exportación de carne de vacuno española. En febrero de 2021, el Gobierno de este país publicó el listado de las primeras 21 empresas radicadas en España homologadas para vender sus productos en el archipiélago. Desde entonces, se han exportado carnes y elaborados de res por valor de 3,4 M€. España también exporta producto porcino a Filipinas, cuyo valor en el acumulado hasta octubre de 2021 se ha triplicado. De hecho, es el país con mayor crecimiento de la facturación: ha aportado 216,4 M€ a las ventas exteriores de cárnicos en España hasta octubre, un 185% más. Es el noveno país por cuota exportadora en valor (2,7%).

Desde las interprofesionales cárnicas se impulsan diferentes campañas de promoción, información y contacto hacia diferentes mercados. Una de ellas es ‘What a wonderful european beef’, impulsada en España por Provacuno, cofinanciada por la Unión Europea al 80% y que en 2021 ha iniciado su segunda edición, enfocada hacia Japón, Vietnam, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí. El sector avícola potencia sus esfuerzos internacionales hacia países asiáticos, como Tailandia, mientras que el Consorcio del Chorizo promociona este producto, sobre todo, en el continente europeo.