Notas de prensa

Las exportaciones cárnicas, a velocidad de crucero

La evolución de las exportaciones españolas de carne siguen manteniendo el ritmo positivo de evolución que ha caracterizado al sector en los ejercicios anteriores. A falta todavía de los datos completos del año 2021, las estadísticas actualizadas al mes de noviembre por elaborados en base a la información de DataComex, la base de datos de la Secretaría de Estado de Comercio, así lo certifican.

08 feb 2022

Durante el periodo enero-noviembre de 2021, se exportaron 2.819.310 toneladas de carne, despojos y productos cárnicos de porcino, por valor de 7.087,35 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 5% en volumen y del 2% en valor. De esta cantidad, 1.736.990 toneladas fueron destinadas a países terceros (+9%), por valor de 4.227,06 millones de euros (+8%).

En cuanto a los embutidos y jamones, las ventas exteriores aumentaron un 5%, alcanzando las 111.270 toneladas por valor de 581,03 millones de euros (+7%). Las exportaciones a países terceros crecen también en volumen y en valor, con 16.460 toneladas (+12%) por 85,59 millones de euros (+13%).

Respecto a la carne, despojos y productos cárnicos de vacuno, las exportaciones totales se incrementaron en este periodo en volumen y en valor, con 222.810 toneladas (+7%) y 879,70 millones de euros (+17%). Aumentaron también los envíos a países terceros, con 28.560 toneladas (+4%) y 95,83 millones de euros (+5%).

En el caso de la carne y despojos de ovino y caprino, aumentaron de forma espectacular las exportaciones, que alcanzan en los nueve meses la suma de 77.260 toneladas (+38%) por 292,78 millones de euros (+46%). Crecen también las exportaciones a países terceros, con 15.000 toneladas (+7%) por 63,84 millones de euros (+16%).

Y, por último, las exportaciones de carne y despojos de ave, aumentaron sus exportaciones, hasta las 183.512 toneladas (+16,6%) por valor de 307,34 millones de euros (+25,0%). Crecen también las exportaciones a países terceros, con 72.941 toneladas, que suponen el 40% de las ventas a mercados exteriores.

Los destinos de las principales exportaciones cárnicas españolas

Según los datos elaborados por ANICE para los tres primeros trimestres del año, las ventas de carne, despojos y grasas de porcino a países terceros constituyen ya el 68,05% del total, con un crecimiento del 21% en volumen y del 22% en valor.

En términos de toneladas, el ranking de países destino lo encabeza China (+16,8%), seguido de Francia (-3,5%), Filipinas (+111,2%), Italia (-21,8%), Japón (-13,9%), Corea del Sur (+90,5%), Portugal (+3,1%), Polonia (-16,4%), Rumanía (+3,02%) y República Checa (-11,8%).

Respecto a los principales países terceros, en primer lugar está China, con 2.323 millones de euros y un crecimiento interanual del +16,9%, seguida por Japón (377,3 M€, +6,7%), Corea del Sur (262,9 M€, +107,6%), Filipinas (191,8 M€, +181,05%) y Reino Unido (60,9 M€, -20,9%).

En el caso de los elaborados cárnicos en conjunto (jamones curados, embutidos, elaborados cocidos, etc.), los diez principales países destino de productos cárnicos en su conjunto, en términos de volumen, son Francia (+16,8%), Portugal (+7,9%), Alemania (+9,9%), Reino Unido (-20,8%), Bélgica (-8,5%), Países Bajos (+30,7%), Italia (-0,6%), Dinamarca (-20,6%), EEUU (+55,1%) y Suecia (-36,1%).

Y en valor, el ranking de países terceros lo han conformado durante esos nueve primeros meses del año Reino Unido (93,9 M€, -3,5%), EEUU (30,79 M€, +51,06%), China (20,4 M€, +113,5%), México (19,5 M€, +39,9%) y Ucrania (11,9 M€, +36,2%).

Por su parte, las exportaciones de vacuno a países terceros, que suponen un 13% del total de las ventas exteriores de esta carne, han sufrido una caída del -4,6% en volumen debido principalmente al cierre de Argelia.

Los diez principales países destino, en términos de volumen, fueron: Portugal (-5,2%), Italia (+9,02%), Francia (+6,4%), Países Bajos (+28,9%), Grecia (+35,3%), Alemania (+51,03%), Indonesia (+51,2%), Canadá (-2,8%), Dinamarca (+23,3%) y Bélgica (+78,8%).

En cuanto a los países terceros, el primer destino es Indonesia con un crecimiento de las exportaciones del +48,01% hasta los 11,9 millones de euros. Disminuyen las exportaciones a Canadá, con 11,3 millones de euros (-9,5%), a Reino Unido (8,7 M€, -13,2 %) y a Argelia (8,4 M€, -68,9%), y aumentan a Marruecos (7,1 M€, +33,6%).

En el caso de la carne de ovino, las exportaciones a países terceros suponen un 31,15% del total. Los diez principales países destino, en términos de volumen, fueron: Francia (+46,1%), Italia (+35,6%), Qatar (+12,8%), Emiratos Árabes Unidos (+38,1%), Alemania (+78,3%), Omán (+66,6%), Arabia Saudí (+53,9%), Países Bajos (+57,1%), Israel (+52,1%) y Reino Unido (-23,2%).

En cuanto a los países terceros, el primer destino en valor es Israel con un crecimiento de las exportaciones del +49,9% hasta los 12,4 millones de euros, seguido de Qatar (7,5 M€), Emiratos Árabes (6,2 M€), Omán (5,4 M€) y Arabia Saudí (6,1 M€).

Las exportaciones de carne de ave a países terceros suponen un 39,75% del total. Los diez principales países destino, en términos de toneladas vendidas, fueron: Francia (+10,7%), Portugal (+9,9%), Sudáfrica (+33,3%), Dinamarca (+77,4%), Benin (+7,9%), Alemania (+31,1%), Reino Unido (+6,2%), Países Bajos (+100%), Guinea (-21,5%) y Ghana (+78,1%).

En cuanto a los países terceros, el primer destino en valor es Sudáfrica con un crecimiento de las exportaciones del +67,7% hasta los 31,5 millones de euros, seguido de Benin (14,3 M€), Reino Unido (9,1 M€), Guinea (4,7 M€) y Ghana (3,1 M€).

Un vistazo a 2020

Hay que recordar que la industria cárnica española viene avanzando con firmeza en su destacado papel como uno de los exportadores de referencia en el mercado internacional de carnes y derivados, consolidando su papel como potencia exportadora de referencia.

De hecho, 2020 marcó un nuevo récord en ese espectacular desarrollo exportador de los últimos ejercicios. Las ventas exteriores alcanzaron ese año los 8.680 millones de euros, prácticamente un 15% más que el año anterior, llevando el signo positivo de la balanza comercial del sector hasta el 800%, un dato sin duda para estar orgullosos como sector. El volumen total exportado fue de 3,07 millones de toneladas de carnes y despojos (un 21,5% más que en 2019) y 200.000 toneladas productos elaborados (un 2,6% superior al ejercicio anterior).

Estas cifras globales siguen siendo lideradas de forma firme por la trayectoria del sector porcino, que ya se ha afianzado en el podio de los mayores exportadores mundiales, junto a Estados Unidos y Alemania. En 2020 se exportaron 2.130.808 toneladas de carne de cerdo, por valor de 5.651 millones de euros, lo que representó un crecimiento del 23,5% en valor y un 23,9% en volumen. Es evidente que la demanda desatada de China, a causa de sus problemas de producción y abastecimiento por la peste porcina africana que asoló el sector porcino del país, disparó ese año las ventas de las empresas exportadoras españolas.

Los mercados extracomunitarios fueron por primera vez el principal destino de las exportaciones (57,3%) del porcino de capa blanca nacional, con un aumento del 25% respecto a 2019, según los datos de Interporc. A esto hay que sumar 647.000 toneladas de despojos y grasas de porcino, por valor de 851 millones de euros. China fue el país que más carne de porcino español importó, representando el 47% del total de las exportaciones, un 109,6% más que en 2019. En total, el gigante asiático adquirió carne de porcino por valor de 3.134 millones de euros, un 117% en comparación con un año antes.

En cuanto al vacuno, el balance de las exportaciones fue igualmente positivo tanto en términos de valor, con una cifra de 760 millones de euros y un 12,9% de crecimiento respecto al año anterior, como en toneladas (199.930, un 4,3% más), además de 32.835 toneladas de despojos y grasas por un importe de 49,2% millones de euros adicionales. Y en ovino, se exportaron 43.170 toneladas de carne y 18.400 de despojos, con un valor total de 221,2 millones de euros, un 7,6% superior a lo conseguido en 2019.

En productos elaborados, las exportaciones fueron de 200.090 toneladas (+2,6%) y 1.148 millones de euros (+4,1%), una evolución positiva pero sin duda aún modesta para nuestros productos más diferenciales y de mayor valor añadido.