Noticias

imagen cabecera

El sector cárnico se apoya en el I+D y en los proyectos de Bienestar Animal

Los avances en materia de bienestar animal están entre las prioridades del sector cárnico y, por ese motivo, han proliferado en los últimos años distintos proyectos de I+D para todas las especies. Se trata de un tema calificado como primordial y ni siquiera la expansión del Covid-19 va a sacarlo de las agendas de las principales empresas.

06 jul 2020

Esto ha supuesto que tanto las interprofesionales como las empresas productoras, con el apoyo de universidades y centros de  investigación, se hayan puesto manos a la obra en la ejecución de nuevos planes de bienestar animal. Yendo incluso más allá, son las propias cadenas de distribución las que han movido también ficha para promover este tipo de productos en sus lineales.

Otros objetos de estudio más allá del bienestar animal que se están ejecutando tienen que ver con la optimización de los recursos y mejora de la productividad, aumento de la calidad y mejoras en la conservación. Éstas son algunas de las principales preocupaciones del sector, además de diferentes aspectos relacionados con el embalaje, donde la reducción de los mismos es toda una máxima.

En los últimos años el sector cárnico ha puesto el foco en el desarrollo de distintos proyectos de I+D para mejorar su oferta comercial y adaptarla a las nuevas peticiones que el consumidor final le ha trasladado. Sin embargo, la expansión del Covid-19 en nuestro país ha golpeado de lleno a todos los ámbitos económicos y está suponiendo un retraso en la consecución de la mayor parte de proyectos e inversiones de las empresas.

Ahora falta ver como en los próximos meses se adaptan los planes de los operadores cárnicos a la nueva realidad de manera que algunos proyectos de I+D pueden verse retrasados, cancelados o compartir protagonismo con otros nuevos que tengan como objetivo reducir los riesgos de contagios en caso de que esta situación se alargue o se reproduzca en el futuro.

Sea como sea, las aplicaciones que han tenido las investigación hasta ahora -acerca de envasado, mejoras en salubridad y conservación, etc.- se mantendrán en las agendas de las empresas cárnicas, y entre todas ellas el bienestar animal, tal y como ha ocurrido en los últimos años, ocupará un lugar destacado.

Claro reflejo de cómo la inquietud de los clientes por este tema se materializa en las acciones del sector es la creación del sello “Bienestar Animal Certificado” por parte de las interprofesionales de la producción animal. A través de esta iniciativa se quiere reconocer las buenas prácticas en esta materia en todo el proceso de vida del animal. Creado por Interporc, también se han involucrado las interprofesionales del cerdo ibérico (Asici), de conejo (Intercun), de ovino y caprino (Interovic), de pollo (Propollo) y de vacuno (Provacuno).

Aparte, a nivel individual se pueden encontrar distintas iniciativas en el sector cárnico para avanzar en este terreno. Empresas como Campofrío, ElPozo, Costa Food Group o Casa Tarradellas, entre otras, han anunciado nuevas certificaciones en sus propias granjas o en las de sus colaboradores más  estrechos para progresar en este modelo productivo.

Si vamos aún más allá, encontramos también movimientos en este sentido en el resto de la cadena de suministro y no solo entre los ganaderos y empresas de la industria cárnica. Las distribuidoras también han movido ficha y han anunciado avances dentro de esta línea. Por poner un par de ejemplos, tenemos el caso de Carrefour en Francia, que anunció una auditoría independiente para todos los mataderos que suministran sus marcas propias y la instalación de cámaras para controlar el procedimiento de forma directa. Asimismo, Lidl, que ya ejecutado proyectos de bienestar animal en los apartados de huevos y leche fresca, ha anunciado que el próximo avance en este sentido pasa por una aplicación de estas medidas en sus cárnicos.

Pero, como decíamos, no todos los proyectos de I+D están centrados en el bienestar animal. También hay operaciones de mejora en la materia prima y en la optimización de procesos que se aplican en todo el sector cárnico. La incubadora de alta tecnología Porcinnova dio luz verde a ocho proyectos de startups y emprendedores en 2019 con muy variados objetivos, desde la biotecnología, hasta el blockchain y la economía circular. De igual forma, empresas como Uvesa, Miguel Vergara, Splendid Foods o ElPozo han estado especialmente activas en los últimos años con la ejecución de diferentes estudios con el objetivo de aplicar mejoras en sus catálogos.

Para finalizar, no se puede pasar por alto que la tendencia hacia el bienestar animal está alineada con un concepto más amplio de mejora y respeto por el medioambiente que en el sector cárnico también ha tenido reflejo con otro tipo de inversiones y proyectos de reducción de envases, la economía circular o la reducción de emisiones. Dentro de este último ámbito podemos poner de ejemplo la iniciativa de Porgaporcs y Ecobiogás basada en una planta de recuperación de nutrientes en los purines con cultivos de lenteja de agua, dentro del plan europeo ‘Life Lemna’. Todo ello para minimizar el impacto de la actividad ganadera e industrial en el planeta.