Notas de prensa

Desafíos para las industrias de proteína animal en 2022

"Aquellos que esperan que 2022 traiga calma después de múltiples disrupciones en el mercado probablemente se sentirán decepcionados. Aunque se espera que los mercados se estabilicen un poco en 2022, permanecerán muchos drivers de cambios recientes. El escenario está listo para que los líderes de las compañías de proteína animal encuentren y busquen oportunidades en este contexto de mercado relativamente desafiante", indica el reciente informe 'Global Animal Protein Outlook 2022', elaborado por el equipo de analistas de Rabobank Research.

10 feb 2022

Los mayores costos de insumos para las cadenas de suministro de proteínas animales, incluidos los alimentos para animales, la mano de obra, la energía y el flete serán los principales impulsores del cambio, según el banco holandés especializado en la agroindustria. Estos estarán acompañados por cambios continuos, impulsados ​​por la transición a proteínas animales más sostenibles, desafíos de bioseguridad y el Covid-19.

En este contexto, los precios de las proteínas animales deberían mantenerse firmes en 2022 (con algunas excepciones), respaldados por las actuales limitaciones de la oferta y la solidez general de la demanda. “Esperamos que los líderes de las empresas de proteína animal se concentren en las oportunidades creadas por las continuas disrupciones del mercado, en lugar de ver solo los múltiples cambios como riesgos comerciales”, dice Justin Sherrard, uno de los responsables del informe. 

La tendencia general para este año es un crecimiento continuo pero lento de la producción, impulsado por la carne de cerdo, las aves y la acuicultura. El informe prevé que continúe la tendencia de crecimiento de estos grupos en los últimos años, aunque la carne de cerdo se expandirá más lentamente. Se espera que la carne de vacuno y la pesca se contraigan ligeramente. La recuperación en curso de la cabaña porcina de China será el mayor driver individual de crecimiento en los mercados globales en 2022.

El informe analiza los puntos clave de la perspectiva de la proteína animal en 2022 desde las diferentes perspectivas regionales:

En Norteamérica, la fortaleza continua de la demanda respaldará la producción y los precios. Las restricciones de producción aún podrían arruinar lo que se perfila como un año positivo.

En nuestro entorno europeo, la producción de carne de cerdo se está estabilizando y el consumo interno debe aumentar para equilibrar los mercados. Las aves deberían mejorar en la apertura de todos los canales, a pesar de los costos más altos.

A su vez, Rabobank espera que en China continúe la recuperación de la producción de carne de cerdo, pero el camino es incierto mientras el consumo sea débil y los precios se mantengan bajos. La demanda de carne de vacuno se mantendrá firme, mientras que la avicultura se verá presionada por la recuperación del porcino.

En Brasil, la previsión es que las exportaciones impulsen el crecimiento de la producción, aunque la demanda interna también ayudará. El coste del pienso mejorará gradualmente, al igual que las tasas de cambio.

Para el sudeste asiático se espera que la producción avícola se recupere después de dos años de impactos del Covid-19, y la carne de cerdo también se recuperará de los impactos de la peste porcina africana y el Covid-19, pero más lentamente. En Australia el suministro de carne de vacuno y ovino mejorará lentamente. Mientras que la demanda creciente de exportaciones de Nueva Zelanda y la escasez de la oferta serán positivas para su rentabilidad.

Rabobank espera que el enfoque en la sostenibilidad aumente aún más en 2022, ya que la distribución y el canal foodservice se posicionarán muy activamente sobre este tema con los consumidores y los reguladores. Por ello, surgirán oportunidades para las empresas cárnicas que potencien sistemas de producción más sostenibles.