Noticias

imagen cabecera

Las carnes suponen el 27% del consumo medio español de producto

Aldi ha presentado recientemente los resultados de su Observatorio de Frescos, un informe en el que se analizan las tendencias de consumo de alimentos frescos en España en 2018, sobre una muestra de 12.000 consumidores, realizado por la Consultora Kantar WorldPanel.

23 jul 2019

El consumo medio de productos frescos representa un 45% del gasto en alimentación, por valor de 33.400 millones de euros y con una inversión de 1.900 euros anuales por las familias españolas.

El reparto por categorías de producto fue de un 27% para las carnes frescas, un 14% para pescado y marisco y 34% en el caso de las frutas y hortalizas.

El estudio señala la conveniencia, el placer, la salud o la costumbre como las principales motivaciones de consumo de producto fresco. En el caso de la carne, el 34% de los encuestados la elige por conveniencia y el 28% por placer.

Mientras que la carne fresca concentra su consumo principalmente en la comida (70%), de lunes a jueves, el pescado destaca en la cena y en los fines de semana.

Comer de forma equilibrada y sana es la prioridad de aquellos hogares que más gasto destinan en frescos. Minimizan el azúcar, las grasas e incluyen la fibra y los productos bajos en sal en su dieta. Se alejan de las dietas agresivas y, además, tienen predilección por la gastronomía y se defienden bien en la cocina. 

Son consumidores que suelen practicar deporte y que tienen conciencia ecológica. Se preocupan por el medio ambiente, el bienestar animal, el reciclaje y buscan ingredientes naturales.

Además, cabe destacar que estamos ante un perfil racional que no se deja llevar por compras impulsivas. Compra aquello que necesita y no gasta más de lo que se propone; sin sentirse atraído por las innovaciones, ni de nuevos productos. Sus decisiones de compra no se dejan influir por promociones.

El informe identifica al principal consumidor de productos frescos con un ciudadano de 50 años, en el que el alimento fresco supone un 60% de su dieta. Mujeres y hombres consumen en igual proporción producto fresco. Los varones consumen algo más de carne fresca (19% vs. 17%), mientras que las mujeres algo más de fruta (31% vs. 33%).  Apenas hay diferencias tampoco en los motivos de la elección del menú entre mujeres y hombres.