Turismo

Cabecera interior

¿Qué ver en Costa Rica? 10 lugares imprescindibles

Desde playas vírgenes de arena blanca bañadas por aguas cristalinas hasta imponentes volcanes de los que brotan aguas termales, Costa Rica es un tesoro natural que esconde entre sus selvas y ríos una biodiversidad tan variada como llamativa

20 jul 2020

“¡Pura vida!”. Con esta expresión los habitantes de Costa Rica saludan, se despiden, dan las gracias o celebran la vida. Dos palabras de un amplio significado para los costarricenses que describen a la perfección el paraíso que es su país.

Y es que Costa Rica en definitiva es eso, pura vida. A lo largo de su territorio se extienden tesoros naturales de una belleza inigualable que albergan una fauna tan rica como variada. Viajar a esta región de América Central es vivir una aventura sin igual en la que el viajero entra directamente en contacto con la naturaleza. Desde playas paradisiacas de arena blanca y aguas cristalinas, hasta volcanes rodeados de verdes selvas, Costa Rica es un paraíso que no deja indiferentes a nadie.

Qué ver en Costa Rica

Hay que visitar Costa Rica más de una vez en la vida para poder descubrir todos sus tesoros ocultos. Los organizadores de actividades saben que el turista que llega a su país busca una experiencia con la naturaleza lejos del ruido urbanita. Por ello, tratan de no ofrecer recorridos masificados de gente. Una medida que también permite salvaguardar la riqueza de su ecosistema.

De entre todas las opciones que presenta este país, a continuación mostramos los 10 lugares turísticos de Costa Rica que hay que conocer:

  •  Parque Nacional de Tortuguero

    Un rincón donde se pueden contemplar amaneceres y atardeceres de postal en una playa de arena blanca, altas palmeras y aguas cristalinas. En los ríos del parque nacional es fácil encontrar caimanes, tortugas y monos aulladores en las copas de los árboles. Además, uno de los espectáculos más impresionantes de la zona es el desove de las tortugas, donde cientos de ejemplares se reúnen en las playas.

  • Monteverde

    Este rincón es, sin duda, sinónimo de “Pura Vida”. Un bosque de una extensión verde inigualable en la que se puede caminar a la altura de los árboles por diferentes puentes colgantes que regalan una forma diferente de ver la naturaleza en todo su esplendor.

  • Parque Nacional de Corcovado

    Un lugar que concentra gran parte de la biodiversidad del país dado que también es uno de los más inaccesibles. Ese es su secreto. Playas vírgenes custodiadas por imponentes palmeras desde las que se pueden divisar ballenas. Además, también puedes adentrarte en la selva a través de cientos de sendas que te llevarán a encontrarte con animales fascinantes y únicos.

  • Volcán Arenal

    Es el momento de abandonar la costa para subir hasta el volcán Arenal. Un entorno verde y paradisiaco sobre el que se levanta una imponente montaña que, en ocasiones, expulsa inofensivos, pero hermosos ríos de lava. La zona de Arenal ofrece la posibilidad de bañarse en aguas termales procedentes del volcán.

  • Volcán Póas

    A diferencia de Arenal, el volcán Poás permite subir hasta su cráter y ver las fumarolas que brotan del interior de la montaña. También se encuentra la laguna Botos, una masa de agua de un color verde muy llamativo debido a la concentración de ácido sulfúrico del volcán.

  • Río Celeste

    En la falda del volcán Tenorio se encuentra el Río Celeste, un rincón que a menudo los turistas suelen ignorar de sus planes, pero que, sin duda, merece la pena visitar. En esta zona se puede realizar un recorrido bordeando un río de preciosas aguas turquesas y toparse con impresionantes cascadas que brotan de la roca volcánica.

  • Cerro Chirripó

    Con 3.820 metros se trata de la montaña más alta de Costa Rica. Desde su cima, accesible para cualquier montañero acostumbrado a rutas exigentes, se puede observar toda la belleza del país a vista de pájaro.

  • Parque Nacional Manuel Antonio

    Uno de los lugares turísticos más conocidos de Costa Rica. El parque Manuel Antonio concentra playas paradisiacas con una rica vegetación y biodiversidad. Monos, mapaches y otras especies se acercan al viajero sin ningún tipo de miedo o sorpresa.

  • Talamanca

    Costa Rica también tiene un interesante y rico pasado humano y uno de sus máximos exponentes es la zona de Talamanca y el refugio indígena Bribri. Sus habitantes mantienen las costumbres de caza, pesca y artesanía de sus antepasados. Una oportunidad única de empaparse de la riqueza cultural del país.

  • Puerto Viejo

    Los amantes del surf tienen su visita obligada a Puerto Viejo. Se trata de un pueblo de playas cristalinas y olas que invitan a subirse a la tabla y cabalgar sobre ellas. En sus calles se respira fiesta y alegría a ritmo de músicas tradicionales del Caribe. 

    Qué se puede hacer en Costa Rica

    Si el tiempo lo permite, este país es único para practicar buceo, bajar el río en una barca de remos o caminar por senderos rodeados de vegetación y una fauna que acompaña al turista durante todo el recorrido.