Turismo

Cabecera interior

Los mejores mercados navideños en Europa | IFEMA

Los mercadillos navideños llenan las calles de las ciudades europeas en Navidad atrayendo a numerosos turistas todos los años.

04 dic 2019

Los mercadillos navideños llenan las calles de las ciudades europeas en Navidad atrayendo a numerosos turistas todos los años. Los visitantes aprovechan sus vacaciones en esta época del año para viajar y ver los mejores mercados europeos.

Un negocio cada vez más en auge que mueve a mucha gente y ofrece cientos de puestos de trabajo. No solo son los mercadillos los que se llevan la mayor afluencia de gente, sino también todos los negocios de los alrededores o los hoteles en los que los visitantes se hospedan.

Todo este movimiento aporta beneficios que se quedan en las ciudades. En Alemania más de 270 millones de personas visitaron sus mercadillos navideños. En Francia más de 70 millones de turistas pasearon por los mercados de la ciudad y tan solo en Estrasburgo, la conocida como capital de la Navidad, recibió dos millones de personas dejando en la economía francesa 250 millones de euros en 2016, según las cifras del Observatorio regional del turismo de Alsacia.

Los diferentes mercadillos navideños

Gracias a las vacaciones, el turismo crece en esta época del año llenando las ciudades europeas de turistas. La mayoría de estas cuentan con un mercadillo navideño, el cual visten y adornan de la mejor manera para atraer así al mayor número de visitantes. Estos son algunos de los mercadillos navideños más visitados:

  • Los mercadillos de Viena, Austria, son uno de los eventos más importantes de la Navidad del país, se encuentran por toda la ciudad. Enfrente del Palacio de Schönbrunn se asienta uno de los más concurridos gracias a sus vistas ya que se encuentra en la plaza del palacio y desde esta se puede ver en todo su esplendor mientras se pasea por los puestos.  Hay todo tipo de objetos, sobre todo artesanía tradicional, decoración navideña hecha a mano e incluso actividades para los más pequeños y antigüedades.

Otro de los mercados más famosos de la ciudad es el de Wiener Advent Zauber, se encuentra en la plaza del ayuntamiento, no solo hay artesanías sino que también puestos gastronómicos en los que degustar un vino caliente o unas galletas artesanas.

Pasear disfrutando de las casetas de madera o recorrer la ciudad iluminada escuchando a los músicos callejeros son algunos de los planes que se pueden hacer en la ciudad austriaca durante esta época del año.

  • Madrid también cuenta con numerosos mercadillos, uno de los más importantes es el de Almoneda Navidad en IFEMA. Una exposición con las mejores piezas vintage que recuerdan a épocas pasadas en las que se pueden encontrar tanto antigüedades, como obras de arte y coleccionismo. El mercado está compuesto por más de 85 almonedas, anticuarios y galerías, abierto del 14 al 18 de diciembre.
  • La capital europea no se podía quedar atrás, Bruselas se ilumina en Navidad y llena sus calles de gente y de mercadillos con un ambiente festivo. Las fiestas están bautizadas como Plaisirs d’Hiver (Placeres de Invierno), convirtiéndose el Mercado de Navidad de Bruselas en una de las actividades principales de las fiestas. No es el típico mercadillo navideño europeo, cuenta con atracciones y una pista de patinaje como colofón final. Más de 240 cabañas adornan las calles, en las que se venden artesanía y productos gastronómicos propios de las fiestas, con coros que avivan el ambiente.
  • Con más de 270 millones de visitas al año Alemania es el país con más afluencia de turistas en sus weihnachtsmarkt, mercadillo navideño en alemán. Nada más que en Berlín hay más de 60 mercadillos diferentes, aunque el más famoso se encuentra en Núremberg. Es el más antiguo, lleva haciéndose desde hace más de cuatro siglos, cuenta con 180 cabañas de madera que disputan entre sí por el premio a la que mejor adornada esté. Tienen también un ángel de la Navidad, se elige a una chica y representa el cargo durante dos años, en los cuales se pasea entre la gente en el mercadillo.
  • El mercadillo de Estrasburgo es igual de famoso que el de Núremberg, celebrado las cuatro semanas previas al día de Navidad. Existen diferentes mercadillos repartidos por toda la ciudad, uno de los más conocidos es el del Niño Jesús, Christkindelsmärik, un mercadillo tradicional que comenzó en el siglo XVI, con gran número de puestos en los que se pueden encontrar desde figuras navideñas de madera hasta la mejor comida.

Los mercados navideños en Europa son un gran reclamo turístico en el que se pueden encontrar diferentes tipos de souvenirs, objetos o antigüedades. Un atractivo turístico para los visitantes que viajan a las diferentes ciudades.