Alimentación y bebidas

Cabecera interior

El peso de los alimentos ecológicos en el mercado

Gran parte de la población ha adoptado un estilo de vida saludable, lo que ha propiciado que haya aumentado el consumo de los alimentos ecológicos, cuya producción tiene una importancia fundamental para el cuidado del medio ambiente

14 abr 2020

España se sitúa a la cabeza de Europa en la producción de alimentos ecológicos destinados al pequeño consumidor. Así lo establece el último estudio realizado por el Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica (FiBL), que sitúa a este país por delante de Alemania o Francia. En cuanto al consumo de productos de este tipo por parte del consumidor, España se encuentra en el “top ten”, por detrás de Dinamarca, Austria o Suecia.

Es indiscutible que en el último año se ha producido una fuerte tendencia por parte de los usuarios para adquirir y consumir alimentos puramente ecológicos por encima de otros que se pueden comprar en los supermercados y otros espacios destinados a la venta de productos de primera necesidad. La proliferación del denominado “real food”, un movimiento y estilo de vida que apuesta por comer alimentos lo menos procesados posible y la adquisición de unas rutinas más saludables ligadas a la realización de ejercicios al aire libre u otros deportes físicos, ha propiciado que la denominada “cesta de la compra” haya variado en multitud de hogares.

España es un país en el que la industria agrícola tiene un peso muy relevante dentro del Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

El mercado ecológico, un sector en constante crecimiento

El último gran estudio publicado por el FiBL este 2020 revela que en 2018 Europa contaba con una superficie de terreno agrícola ecológico de 15,6 millones de hectáreas (13,8 en la Unión Europea), de la que 2,2 millones (el 14% del total) se encontraban solo en suelo español. Una cifra que convierte a este país en “el mayor área orgánica de Europa”.

El término mercado ecológico responde a buenas prácticas responsables con el medio ambiente. La clave de este nicho se basa en el consumo de vegetales y animales que han sido manipulados o cuidados de una manera natural, así como en minimizar el impacto humano en el tratamiento de estos alimentos, así como en trabajar la tierra sin utilizar añadidos químicos como pesticidas o productos transgénicos. En definitiva, “la agricultura ecológica es un sistema de producción agrícola que proporciona al consumidor alimentos frescos, sabrosos y auténticos al tiempo que respeta los ciclos vitales de los sistemas naturales”, tal y como resume la Comisión Europea de Agricultura.

Los beneficios de los alimentos ecológicos para la salud

Los alimentos ecológicos también tienen importantes propiedades beneficiosas para nuestra salud a diferencia de otros productos que se consumen de manera habitual. En primer lugar, al carecer de sustancias artificiales, son mejor asimilados por el organismo y aportan nutrientes y vitaminas fundamentales para nuestra salud. Por otro lado, carecen de aditivos (sustancias que se agregan a un alimento) sintéticos y están libres de pesticidas, un producto que a la larga puede producir problemas tanto para el consumidor como para el propio agricultor que se encarga de trabajar las tierras.

Por todo ello, es destacable señalar que los alimentos ecológicos son sostenibles con el medio ambiente y una herramienta para poner freno a la contaminación e incluso revertir los efectos del cambio climático. Su producción también es beneficiosa para el entorno animal: evita envenenamientos y la proliferación de enfermedades que pueden llegar a afectar a los humanos.

La importancia del cuidado de la tierra y de los alimentos que llegan al consumidor representan los puntos fuertes de Organic Food Iberia, una de las ferias de gastronomía y alimentación más importantes de Europa, organizada por IFEMA y Diversified Communications UK, y que está dedicada a promover la industria alimentaria ecológica a nivel internacional, entre los principales compradores de productos ecológicos de la Península Ibérica y el resto de Europa.

Un punto de encuentro cuya próxima edición se celebrará entre el 3 y 4 de septiembre en Feria de Madrid, en coincidencia con Eco Living Iberia y Organic Wine Iberia. Esta feria contará con cientos de expositores, pabellones regionales e internacionales, destacados ponentes, zona de conferencias, formadores de opinión y grupos de debate, presentados por las principales figuras de la industria.