Alimentación y bebidas

Cabecera interior

Agricultura biodinámica, la revolución de la agricultura ecológica

La agricultura biodinámica es una modalidad de agricultura holística. Su concepción distingue un organismo agrícola complejo que está compuesto por la tierra, los seres humanos y los animales. Como agentes, todos influyen en la agricultura y en la salud de los cultivos.

21 oct 2020

Se caracteriza por poseer dos conceptos básicos que la diferencian de la agricultura convencional:

  • La presencia de preparados medicinales, generados a partir de procesos específicos donde las plantas, como la manzanilla o el diente de león, ostentan un papel importante.

  • El papel de los astros: Dentro de este sistema agrícola complejo, los astros y los movimientos que se producen en el universo se toman como referencia a la hora de marcar calendarios de cosecha y guiar la organización de los procesos agrícolas.

¿Cuál es el objetivo principal de la agricultura biodinámica?

Su método está orientado a encontrar la armonía dentro de las granjas y cultivos, entendiendo estos como entidades complejas. Para lograrlo, se ha de encontrar una relación equilibrada entre todos los elementos que intervienen: los suelos, la flora, la fauna y la presencia humana.

Se basa en una mirada integral que, no sólo pone el foco de atención en los procesos mecánicos, sino también en el componente emocional. Para la agricultura biodinámica es importante entregar amor a la naturaleza y darle más de lo que ella nos ha aportado a nosotros y a nuestras granjas.

En este sentido, adquiere especial relevancia la reposición de nutrientes, una vez que las cosechas han abandonado los cultivos. Esta compensación se hace mediante la elaboración de compostas basadas en abonos verdes, estiércol procedente de la cría de animales y otros componentes 100% naturales.

Como podrás intuir, la agricultura biodinámica es una modalidad de agricultura ecológica, por lo que los productos artificiales y de origen químico están totalmente prohibidos dentro de sus prospectos. Los herbicidas, fertilizantes y pesticidas se consideran perjudiciales para el organismo complejo (la naturaleza), por lo que deben sustituirse siempre a partir de soluciones naturales e inocuas para el entorno y el medio ambiente.

A pesar de ser una modalidad de agricultura ecológica, tiene ciertas peculiaridades que la diferencian sustancialmente de la agricultura ecológica convencional. Por ejemplo, elabora preparados basados en ingredientes vegetales y minerales como una forma de aditivo al compost, así como el uso de aerosoles para el tratamiento de las tierras. Aunque tanto la agricultura ecológica tradicional como la biodinámica tienen como base la conexión emocional con la naturaleza, el componente espiritual es más acusado en la modalidad biodinámica. Éste se revela, por ejemplo, a la hora de seguir los movimientos astrales para establecer un calendario y establecer una cronología de los procesos productivos.

 El origen de la agricultura biodinámica

El origen de la agricultura biodinámica se encuentra en el pensador Rudolf Steiner, nacido en Croacia hacia 1861. A lo largo de toda su vida, trató de establecer un proyecto que fuese capaz de unificar las relaciones entre el alma o espíritu y el mundo material. Este intento de relacionar la física y la metafísica se vio reflejado en su obra, la antroposofía. La agricultura biodinámica fue una de sus propuestas más exitosas.

Él mismo la expuso a lo largo de ocho conferencias que compusieron el Curso de Agricultura Biodinámica, y a día de hoy, siguen respetándose sus bases en muchos rincones del planeta. ¿Sabías que hay agricultores asentados en más de 50 países distintos practicando esta modalidad de agricultura? Además, lo hacen de forma organizada. Su trabajo está regulado a través de la conocida agencia Demeter International.

 Cómo se practica: crea tu cultivo biodinámico

¿Cómo crear una granja biodinámica? Suele practicarse dentro de plantaciones y granjas de grandes dimensiones, aunque sus preceptos son totalmente válidos para las plantaciones domésticas y los huertos de reducidas dimensiones.

Para ponerlos en acción, no sólo necesitarás contar con un terreno, compost y plantas; también deberás contar con animales. No olvides que la estructura cíclica es la base de esta modalidad agrícola, y este ciclo debe asentarse sobre unos pilares 100% naturales.

Para poder construir tu cultivo biodinámico debes contar con abono de origen animal. La estructura se basará en la retroalimentación constante entre la flora y fauna de tu “ecosistema”. El ganado se alimentará de las plantas que produce tu plantación, pero tu plantación a su vez también se alimentará del abono producido por tu ganado.

Deberá existir un equilibrio entre estiércol y plantas para que pueda mantenerse el proceso de forma indefinida, obteniendo además un excedente.

Las fuerzas planetarias y celestes tendrán mucho que decir al respecto. Serán los astros los que ejercerán una influencia decisiva sobre el proceso. En base a los movimientos cósmicos, se establecerá el ritmo de trabajo y se cubrirán las necesidades que se deriven del ecosistema.

Para optimizar y potenciar los resultados, deberás servirte de los preparados biodinámicos. Se trata de dosis nutritivas muy reducidas, elaboradas a partir de sustancias de origen vegetal y animal, como el estiércol, el cuarzo, la ortiga o el roble. Una vez elaboradas, se aplican sobre los campos, siempre en armonía con los ritmos y épocas del año.

IFEMA, Feria de Madrid, está celebrando durante todo el mes de octubre Fruit Attraction, la Feria del sector de Frutas y Hortalizas en formato telepresencial. A través de su plataforma digital, Fruit Attraction se presenta como una oportunidad única para los profesionales del sector al ser la mayor red y comunidad profesional mundial del sector hortofrutícola permitiendo aumentar la red de contactos de las empresas asistentes.