Notas de prensa

El futuro del turismo exige una mayor especialización

Primero fue la apertura del “sol y playa” a un mayor abanico de actividades especializadas en los segmentos urbano, natural y rural, y ahora es necesario incorporar el turismo experiencial en cada uno de estos espacios. Expertos de la Universidad Complutense y del CETT Barcelona School of Tourism, Hospitality and Gastronomy, explican cómo conseguirlo

29 oct 2020

La especialización puede ser el gran motor de futuro del turismo en España. La fórmula monolítica de “sol y playa” ha dejado paso a un amplio abanico de nuevas actividades, que ahora necesitan proporcionar las mejores experiencias posibles a los visitantes que optan por ellas, ya sea en el ámbito del turismo urbano, el natural o el rural, explica María Concepción García Gómez, Vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento y profesora de la Facultad de Comercio y Turismo de la Universidad Complutense de Madrid.

“Esta transformación –apunta- impulsará segmentos como MICE, negocios, gastronomía, además de urbano, patrimonio, cultural, natural o rural, que forman parte intrínseca de la experiencia del turista y que deben ser abordados por especialistas en la materia”.

La necesidad de especialización ya se había puesto de manifiesto antes de la pandemia del coronavirus y, aunque ahora habrá que adaptarse a la nueva situación, “haber iniciado ya el camino nos sitúa en una mejor posición”, como indica esta experta, que anteriormente fue también Decana de la Facultad de Comercio y Turismo de la UCM.

En este sentido, asegura que “la formación especializada y adaptada a estas nuevas necesidades del sector va a jugar un papel crucial para la innovación y la aparición de nuevos modelos de negocio, que potencien las fortalezas de nuestras empresas turísticas y permitan afrontar los nuevos retos con optimismo”.

Qué cambios perdurarán

Eugeni Osácar, Director de Investigación del CETT (centro universitario de referencia de Turismo, Hotelería y Gastronomía, adscrito a la Universidad de Barcelona), también cree que uno de los factores clave de la mejora del sector turístico es la formación. Desde el CETT-UB se insiste en la importancia de una apuesta estratégica por ella, ya que “el sector y, por lo tanto, el país como destino, necesita profesionales con habilidades y capacidades transversales que les permitan adaptarse a estas nuevas realidades”. Y añade que “apostamos por una perspectiva ética en la formación en turismo, hotelería y gastronomía”. 

Osácar constata que se ha producido “un cambio en la forma en que consumimos el turismo” y afirma que “aparecerán nuevas tendencias que debemos conocer en profundidad a través de la investigación aplicada y desde la colaboración entre el sector y el ámbito académico”. Además, la Covid-19 ha comportado también cambios drásticos, algunos temporales y otros permanentes. Por ejemplo, “la demanda de un turismo más sostenible va a perdurar en el tiempo, mientras que la demanda de medidas de protección para la salud podrían ir desapareciendo en paralelo al descubrimiento e implantación de una o varias vacunas”.

La apuesta de FITUR

FITUR es consciente de la importancia de la creciente especialización en el turismo y contribuye a potenciarla cada año con una amplia diversidad de propuestas y espacios, entre ellos FITURTECHY, FITUR KNOW HOW & EXPORT, FITUR SCREEN, FITUR FESTIVALS, FITUR LGBT + y FITUR HEALTH.