Noticias

Noticias

Entrevista a Carlos Rosado, presidente de Spain Film Commission

“El turismo inducido por el cine está en franco crecimiento” El turismo inducido por el cine está en franco crecimiento y afecta a un target de visitantes diferente, más rejuvenecido y con poder adquisitivo superior, explica el presidente de Spain Film Commission, Carlos Rosado, en la siguiente entrevista. Además, desvela que 80 millones de personas se desplazan en el mundo por este motivo, que moviliza al 36,1% de los turistas internacionales y al 11,6% de los nacionales.

11 sep 2019

Leer más

¿Cómo está evolucionando el turismo cinematográfico como herramienta de promoción turística de algunos territorios?

La evolución es de un crecimiento sostenido, incluso más allá de lo normal porque va vinculado a dos razones. Que se está haciendo promoción específica de este tipo de turismo y que el número de obras audiovisuales al alcance de la gente (cine y ficción televisiva) registra un crecimiento exponencial. Cuanto más producto hay, más obras audiovisuales y más acción promocional, el turismo inducido por el cine y los audiovisuales va cobrando un protagonismo cada vez mayor.

¿A cargo de quién corre esta promoción, del sector público o del privado?

Depende de a qué país nos refiramos. En algunos donde el turismo cinematográfico está más consolidado, ha pasado de ser una herramienta de promoción pública a un producto en manos de agentes privados. Pero si nos centramos en España, el fenómeno todavía no se ha extendido con la misma intensidad, por lo que se ha producido una acción cada vez más visible por parte de los organismos públicos de promoción del turismo, a nivel autonómico y municipal.

En segundo lugar, ha habido un interés creciente por parte de la prensa, tanto especializada como generalista, sobre este fenómeno, que está descubriendo los lugares notorios de rodajes de películas o series más demandados por el público.

¿Cuáles son ahora mismo los lugares con mayor atractivo para el turismo cinematográfico?

Si nos limitamos a Europa, el país que tiene una estrategia más intensa es Inglaterra y, como consecuencia de Juego de Tronos, también Irlanda. En otros países el turismo cinematográfico ya es una práctica muy extendida, y en la mayoría de los estados norteamericanos donde se ruedan series o películas importantes llevan muchos años explotando este recurso.

Y en España ¿hay alguna comunidad autónoma que destaque?

La comunidad autónoma donde más se ha desarrollado el turismo cinematográfico en todos los niveles es Andalucía, porque fue la primera que empezó a analizar el fenómeno. Hace diez años, yo escribí un libro con mi compañera de Andalucía Film Commission Piluca Querol, sobre cine y turismo como nuevo potencial de promoción. Y a raíz de ello, la Junta de Andalucía empezó a desarrollar una estrategia con nosotros que ha culminado en la elaboración de rutas y en un portal digital muy visitado (Andalucía un destino de cine), donde el consumidor final puede conocer qué películas y series se han rodado en esta comunidad, con explicaciones sobre el entorno que aparece y curiosidades sobre el rodaje. 

¿Cuántos viajeros calcula que acuden a un destino para conocer los lugares que han visto en películas y series de televisión?

El 36,1% de los turistas internacionales y el 11,6% de turistas nacionales encuestados admitieron que se habían decidido a viajar a un destino en particular tras haberlo visto en el cine o la televisión. Por otra parte, según las consultoras que analizan estos temas, 80 millones de personas en el mundo se mueven por el turismo cinematográfico.

¿Qué otras aportaciones hace el turismo cinematográfico a un territorio turístico?

Incluso en lugares saturados de visitantes, el turismo vinculado al cine ha supuesto un aporte específico de nuevos turistas, que además tienen unas características diferentes. Se trata de gente más joven, que tiene una mayor familiaridad con las redes sociales por lo que investigan con mayor detenimiento otros aspectos de la información del lugar; son mucho más activos, dan su opinión y la trasladan a las redes, lo que produce un efecto multiplicador.

En definitiva, el turismo inducido por el cine está en franco crecimiento y afecta a un target de visitantes diferentes, más rejuvenecido y con poder adquisitivo superior, en la medida de que ya no es el clásico de sol y playa, sino otro visitante más inquieto que se incorpora a un conocimiento más amplio del lugar.