Seguridad

Cabecera interior

Ferias de seguridad

El sector de la seguridad está viviendo un crecimiento constante en las últimas décadas. Un factor clave que está viviendo este sector son las nuevas tecnologías, que hace que las empresas sean capaces de poder ofrecer muchos servicios de vigilancia y de protección ante desconocidos. La ciberseguridad, por ejemplo, se ha convertido en un campo de acción con muchas oportunidades para el sector.

Seguridad pública y privada

Dentro de todo el sector de la seguridad encontramos dos ramas: la seguridad pública y la seguridad privada. La seguridad pública es aquella conformada por los cuerpos de seguridad del Estado y de las Comunidades Autónomas. Por el contrario, la seguridad privada es creada por empresas. La seguridad privada supone un extra en seguridad y ayuda a aminorar los riesgos que puedan surgir por actividades industriales, mercantiles o sociales que ocurran dentro de espacios privados.

Es importante señalar que opera como un refuerzo a la seguridad pública y nunca como un sustitutivo. Es decir, la seguridad privada refuerza la seguridad pública y, a su vez, es una entidad propia en cuanto que tiene sus propias áreas de actuación. Mientras que la pública protege la libertad personal, la libre circulación, los derechos fundamentales y el cumplimiento de las normas, la seguridad privada atiende a otras necesidades que no pueden formar parte del ámbito público y cuyo coste no se sustenta por impuestos.

A pesar de esta diferenciación, existe colaboración entre ambas, ya que hay presencia de seguridad privada en edificios públicos como aeropuertos, estaciones, prisiones e instituciones. De esta manera, se han configurado nuevos espacios de cooperación, lo que no significa que se vayan a privatizar los servicios públicos, sino que serán reforzados para, así, garantizar la máxima seguridad de los ciudadanos.

Este auge de la presencia de seguridad privada en las labores de vigilancia de espacios públicos se debe a dejar un mayor margen de actuación a los efectivos públicos, que deben centrar su atención en la interpretación de datos, seguimientos y acción contra la delincuencia.

El sector de la seguridad

La inteligencia, la tecnología, las personas y los procedimientos son los pilares que fundamentan el sector de la seguridad, cuyo objetivo es proteger a las personas en cualquier lugar, sea en al ámbito del hogar o de la empresa.

La seguridad es un pilar fundamental de la sociedad y se configura como la base de la libertad, la igualdad y el desarrollo de los individuos por ser un valor jurídico, normativo, político y social. En este sentido, este es un sector que requiere mucho tiempo para consolidarse y para dar servicios de calidad.

Asimismo, se trata de un sector que aúna pequeñas y medianas empresas y, a su vez, grandes grupos de compañías líderes en seguridad. Sean del tamaño que sean, todas las empresas que desarrollen esta actividad deben estar habilitadas por las Administraciones públicas, por lo que montar un negocio de esta índole es complicado en cuanto que hay que cumplir muchos requisitos, entre los que se encuentra la formación continua.

A pesar de ello, es un sector en expansión y cada vez más profesionalizado que se divide en tres grandes actividades: vigilancia; transporte de fondos y materiales peligrosos; y sistemas y alarmas. A su vez, dentro de estas se encuentra la rama de Servicios, las Infraestructuras de Transporte, la Industria y Energía, y el Comercio.

Generador de empleo

El de la seguridad es un sector en constante crecimiento y con una proyección internacional cada vez mayor. Esto repercute directamente en la creación de empleo, sobre todo en mujeres, que años atrás apenas tenían presencia dentro de esta actividad. Asimismo, el empleo que se crea es de calidad, ya que prevalecen los contratos fijos e indefinidos sobre los temporales o los de obra.

Sector innovador

El auge de las nuevas tecnologías y de su desarrollo facilitan que las empresas ofrezcan mejores servicios de vigilancia y protección. En este sentido, la ciberseguridad se ha convertido en una gran oportunidad de negocio, así como la seguridad 360º, que llega a todos los ámbitos de la vida cotidiana, integrando bases de datos, inteligencia artificial, robots y drones.

Asimismo, se configura como un generador de conocimiento e innovación tecnológica por el repunte de las inversiones empresariales, tanto de PYMES como de grandes grupos ya consolidados, en I+D+I puesto que la seguridad es un elemento clave de la Política Exterior y de seguridad común de la Unión Europea. La interoperabilidad y la calidad de los sistemas y servicios es fundamental desde que muchas de las amenazas que existen tienen carácter global.

Ferias en IFEMA

La mayor feria de seguridad en Madrid se encuentra en IFEMA y recibe el nombre de Sicur, Salón Internacional de la Seguridad. Asimismo, también podrás encontrar en nuestro programa otras ferias como Smart Doors, Salón de puertas y automatismos; Feindef, Feria Internacional de Defensa y Seguridad; Trafic, Salón Internacional de la Movilidad Segura y Sostenible; y su versión internacional Trafic Latinoamérica.