Inicio  >  La expedición

La expedición

La expedición Ifema-Carlos Soria tiene como objetivo escalar el Dhaulagiri (8.167 m), la séptima montaña más alta de la Tierra, situada al norte de Nepal. Esta montaña y el Shisha Pangma (8.021 m) son las únicas montañas de las 14 existentes de más de ocho mil metros de altitud que le faltan por coronar a Carlos Soria.
 

arista_dhaulagiri

Vista del Dhaulagiri. La ruta de ascenso se desarrolla por la marcada arista que separa nieve y roca en el tercio derecho de la imagen.


El equipo estará formado por el propio Carlos Soria como líder de expedición y alpinista, Luis López Soriano como cámara y responsable de comunicación, y Sito Carcavilla como alpinista de apoyo. Además, formarán parte del equipo 8 sherpas y el equipo de cocina. En la medida de su disponibilidad, también es previsible que participe como parte del equipo de apoyo de la expedición un médico.

miembros expedición

Los tres miembros de la expedición. De izquierda a derecha: Sito Carcavilla, Carlos Soria y Luis López Soriano..


La expedición se desarrollará entre los meses de marzo y mayo y se divide en dos fases. En la primera el objetivo será aclimatar al cuerpo a los efectos de la altitud a la que se estará expuesto en la escalada. Esta parte la desarrollarán solo los tres alpinistas. La segunda parte de la expedición es el tiempo en el campo base y la ascensión en sí misma y en ella se incorporarán los sherpas y el equipo de cocina.

La primera fase se desarrollará aproximadamente entre el 26 de marzo y el 15 de abril. Consistirá en realizar unas gestiones previas durante dos o tres días en la capital de Nepal, Kathmandú, para seguidamente volar en avioneta hasta el valle del Khumbu. Se realizará un recorrido a pie (denominado habitualmente “trekking”) durante alrededor de 14 días en los que progresivamente se va ascendiendo permitiendo al cuerpo adaptarse a la altitud. En este recorrido se pasará junto algunas de las montañas más espectaculares de la Tierra, como el Ama Dablam, Lhotse, Nuptse o el propio Everest. Durante el trekking se alcanzará la cota de los 6000 m de altitud como techo de la aclimatación. Una vez finalizado el recorrido y la fase de aclimatación, se volará de vuelta a Kathmandú.
 

Pumo Ri al fondo

Carlos Soria en el trekking de aclimatación del valle del Khumbu, con el Pumo Ri al fondo.


Tras un par de días de descanso y para realizar más gestiones se iniciará la segunda fase de la expedición. Para ello se volará en helicóptero hasta el campo base del Dhaulagiri, situado a 4.650 metros de altitud. Allí se encontrarán ya los sherpas y el equipo de cocina, que se habrán adelantado unos días antes para preparar la infraestructura. La estrategia una vez en el campo base será la de subir en un par de ocasiones hasta el campo 1 (5.500 m) y el campo 2 (6.400 m) para continuar con la aclimatación y terminar de equipar ambos campamentos. A partir de ese momento, se intentará el ascenso a la cumbre cuando las condiciones climatológicas lo permitan. Para ello, se dispondrá de un servicio meteorológico que envía un parte diario (incluso dos cuando se acerque el intento de cumbre) que permitirán planificar el ascenso de la manera más eficaz y segura posible. En ese momento, el ascenso se realizará en 6 jornadas: una para subir desde el campo base hasta el C1, otra para alcanzar el C2, otra al C3 (7.300 m), una jornada para llegar a la cima y bajar de nuevo al C3, un día más de descenso hasta el C1 y una última jornada para alcanzar el campo base.  


Pumo Ri al fondo

Campo base del Dhaulagiri, situado a 4650 metros de altitud.


La expedición finalizará una vez que se haya alcanzado la cumbre y se haya descendido al campo base o, cuando por inclemencias climatológicas, se considere que no hay opciones de subir, pues a finales de mayo comienza el monzón, lo que significa que se inicia un periodo de fuertes nevadas que se prolonga varios meses e imposibilita el ascenso.


Ruta de ascenso al Dhualgiri.


La ruta de ascenso se desarrolla por la arista noreste. Es un recorrido muy espectacular donde la mayor complejidad es ubicar los campamentos 2 (6.500 m) y 3 (7.300 m) en lugar cómodo y seguro. Ambos campamentos se limitan a 3 ó 4 tiendas de campaña donde descansar. A partir del campo 3 se inicia una larga travesía que dirige hasta un corredor final (o “colouir”) que dirige hasta la arista cimera. La parte de la travesía es una de las más delicadas de todo el recorrido por su longitud y peligrosidad en función de las condiciones de la nieve. El descenso se realizará por la misma ruta de ascenso.

Día a día

  • 24 de mayo -
    Camino de Katmandú
leer más (+)

Compartiendo valores

compartiendo valores

Síguenos en :

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram