Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

La pasión no tiene edad: una tarde con Camino Villa

El pasado jueves 16 de junio, la creadora de contenido silver se reunió con un grupo de seguidores en el salón de té madrileño Maison Mélie para hablar de moda y tendencias en una nueva experiencia Vida Silver.

Hay un brillo en los ojos de las personas que no se puede esconder. Una luz que convierte nuestro rostro en uno totalmente distinto cuando hablamos de aquello que nos apasiona, de eso que forma parte de nuestra historia y que nos define. Esa emoción, que nos permite bebernos la vida y paliar la sed, es la que advertimos cuando escuchamos hablar a Camino Villa de lo que significa la moda en su vida.

El pasado jueves 16 de junio, la experta en moda, analista de tendencias e influencer silver leonesa Camino Villa, que a sus 71 años puede presumir de contar con una comunidad que roza los 170.000 seguidores en Instagram, protagonizó una nueva experiencia organizada por Vida Silver – tras la visita guiada por el Madrid de la Movida que realizamos en mayo – en la que unos pocos afortunados pudieron disfrutar de una charla informal con ella en el exquisito salón de té madrileño Maison Mélie, situado en la calle Génova.

Aunque el pretexto eran las tendencias, lo cierto es que las mujeres (y el hombre) que se reunieron a compartir un par de horas con ella hablaron de temas tan dispares como la necesaria unión entre las personas más mayores y la gente joven para enriquecer sus experiencias vitales, la importancia de la pasión, la elegancia española y la diferencia entre la soledad deseada y aquella que uno preferiría no sentir.

Pasaban las siete de la tarde cuando iniciábamos una conversación en la que la popular influencer silver, que acaba de estrenar su propio grupo de crecimiento personal dentro de la comunidad de Vida Silver, señalaba la importancia de apostar por una moda mucho más sostenible que nos lleve a las personas a “elegir poco y bueno”. Además del consumo responsable, hay en sus palabras una constante alusión a la necesidad de conocernos mejor para fortalecernos.

“La aceptación de uno mismo nace de comprender que eres única. El gran regalo de la vida es que somos edición limitada, que cada persona es única e irrepetible. Eso te da un impulso increíble, porque entiendes que no hay nadie que se parezca a ti”. Con declaraciones como esta, Camino fue forjando un pequeño rincón seguro en el que, pocos minutos después, la comunicación se volvió bidireccional, con los asistentes reflexionando a partir de su experiencia.

“Lo más importante es lo que no se ve. Eso es lo que te dota de singularidad y de la capacidad de elegir las prendas que a ti te quedan bien, no lo que se haya diseñado o se lleve en un momento dado”, aseguró la influencer en lo que se acabó convirtiendo en una charla entre amigas que no dudaron en intercambiarse sus números de teléfono, sus cuentas en redes sociales y en inmortalizar el momento con sus móviles. Entre ellas había profesoras, ejecutivas, creadoras de experiencias gastronómicas, personal shoppers y hasta directoras de ferias de moda.

Una vez finalizado el encuentro, Camino nos explicó que “al ser un grupo tan pequeño, percibías el impacto de tus palabras en sus caras. Creo que se han ido todos contentísimos después de aportar su visión”. Y es que, como ella misma reconoció, “todos los asistentes tenían mucho que contar”.

Cuando le preguntamos qué fue lo que más le había gustado de la experiencia, no dudó en señalarnos que el encuentro le había servido para “afianzar la idea de que la Generación Silver aplaude iniciativas como estas y plataformas en las que puedan reunirse, conocerse y realizar actividades juntos”. Y es que, según ella, “si los silver nos unimos a través de plataformas y eventos como el de esta tarde, generaremos voces cada vez más potentes y haremos que nuestra presencia vaya en aumento”.

Para Camino, la moda ha estado ligada siempre a su naturaleza, siendo una extensión de sí misma y algo que no sabe separar de su historia. “Siempre lo he considerado una continuidad de mi personalidad, una herramienta que he utilizado para potenciar mi esencia, algo que hoy en día entiendo como una llama que espero que nunca se apague”, nos explicó.

Aunque tendemos a pensar que influencer es sinónimo de millennial, perfiles como el suyo rompen esa falsa creencia. “Mi relación con las redes sociales comenzó con muchísimas reservas, con cierto miedo y respeto. El miedo lo he perdido, pero el respeto lo mantengo. Creo que es muy importante saber la potencia y el poder que tienen una herramienta como esta. Para mí, las redes se han convertido en una herramienta de trabajo fundamental y en una ventana al mundo que me da visibilidad y la posibilidad de relacionarme a nivel personal y profesional con mucha gente”.

Antes de despedirnos, quisimos hacerle cinco preguntas rápidas mediante las que nuestros seguidores pudiesen conocerla un poco mejor.

Si tuvieses que elegir un diseñador…

Me quedaría con Balenciaga, que es universal, pero también con Coco Chanel, una revolucionaria en su época. Creo que la huella de los dos sigue presente en muchos creadores.

¿Una ciudad a la que le tengas especial cariño?

París, sin dudar. Es una ciudad en la que tengo recuerdos maravillosos y vivencias increíbles, donde descubrí el mundo de la alta costura. Solo pasear por sus calles ya te empapa de arte y de historia.

¿Una canción especial?

Desde hace tiempo, ‘Sobreviviré’. Por el ritmo, por la letra y por lo que transmite. Creo que es importante pensar que puedes sobrevivir a los problemas que te van llegando en la vida, hacer frente a los dramas y a las crisis. Con actitud, ilusión y fuerza de voluntad es posible.

¿Un tejido?

En invierno, el terciopelo. En verano, el lino.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Que fuera yo misma.

Cuando pensábamos dar por concluido el cuestionario, Camino vuelve a intervenir, queriendo hacer una puntualización con la que nos deja ver el inmenso amor con el que habla de su marido, del que se despidió en octubre del año 2020: “Hay un consejo que él siempre me daba: haz siempre lo que te ilusione y te haga feliz. Esa era siempre su respuesta cuando me planteaban algún reto o proyecto y yo tenía dudas. Recuerdo aquellas palabras con mucho amor”. El amor: brújula y bandera de una mujer que demuestra día a día que la pasión no tiene edad.

Si tú también quieres vivir experiencias como esta con personas de tu generación, entra en nuestra comunidad y no te pierdas las próximas citas que organicemos.

Únete a la conversación sobre este tema
en nuestra comunidad.

Participa
Agenda que te puede interesar