Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

Mayores y diversxs

Cuando hablamos de la generación Silver hacemos referencia a las personas mayores de 50 años, más de 18 millones en España, de las cuales 1.800.000 son lesbianas, gais, bisexuales, trans o intersexuales (LGTBI)

Personas mayores LGTBI que pertenecen a una generación que ha vivido una férrea dictadura nacionalcatólica, donde los valores dominantes eran los heteropatriarcales. La disidencia y la diversidad eran perseguidas, y se presentaba un modelo gris de sociedad, donde unos pocos gozaban de privilegios y una gran mayoría tenía que obedecer y perpetuar una forma de vida que provocaba injusticias, desigualdades y sobre todo malestar. Durante la transición, esta generación tuvo que construir una democracia que nos llegaba tarde en relación con los países vecinos, que ya peinaban canas en estas lides.

Es importante reflexionar desde esta mirada, porque comprenderemos mejor nuestras necesidades actuales.

Partíamos de una educación que empezaba a ser tímidamente mixta y que no permitía que la sexualidad fuera visible. Hablar de sexo era pecado y su fin era solamente para la procreación y la perpetuación de la especie. En 1990 apareció en TVE “Hablemos de sexo”, con la Doctora Ochoa. Desde una visión biologicista nos transmitían una visión de peligro, enfermedad, alejándonos del componente psicológico del placer y del componente social, la comunicación de la que se compone la sexualidad humana.  Y con una frialdad y rectitud que en esa época no tenían más remedio que abrirse y dar pequeños pasos, aunque insuficientes. La revolución sexual del 68 se quedó en un brindis al sol, pero hicimos nuestros primeros pinitos. La sexualidad hoy en día sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro sistema educativo.

La diversidad era silenciada, reprimida y hubo quienes intentaron curarla, para “reconducirnos” y hacernos “normales”. Se nos quería curar de una enfermedad que la OMS despatologizó como enfermedad mental en 1990. ¿Cuántas personas silver crecieron y se construyeron como persona con esta losa encima?

“Está en nuestras manos construir una sociedad más inclusiva, donde todas las personas sean importantes, y la diversidad sea un valor que nos enriquece y nos hace construir comunidad”.

Durante la transición y los primeros años del Estado Democrático, no se tuvo la visión (o valentía) política y social para derribar los obstáculos que nos impedían construir la igualdad y la diversidad. Los ataques desde determinados sectores de la sociedad (judicatura, iglesia y partidos conservadores) estrangulaban esta realidad, con el único interés por conservar los valores de otra época histórica, que ahora llamaríamos vintage.

Estos sectores no tardaron en salir a la calle cuando, el 30 de junio de 2005, el Parlamento Español aprobó la Ley de Matrimonio Igualitario, que nos situó dentro del código civil.  Con sus manifestaciones querían salvar al mundo de la destrucción, de lo “antinatural”, empleando tantas y tantas frases en contra de la dignidad humana. Daba la impresión de que querían que se volviese a aplicar la infame Ley de Peligrosidad y rehabilitación social, que había sido derogada (queda pendiente su abolición) el 26 de diciembre de 1978, por el Consejo de Ministros de Adolfo Suárez. La homosexualidad quedaba fuera del código penal, pero la sociedad y sus políticos seguían viéndonos mal, aplicándonos la ley de escándalo público hasta 1988.

Esto ha sido lo que nos ha precedido. El reto del siglo XXI es trabajar por la inclusión y la diversidad. Ya hemos hecho los deberes, tenemos otro pensamientos e ideales, encaminados a construir una sociedad más inclusiva. Donde todas las personas sean importantes, y la diversidad sea un valor que nos enriquece y nos hace construir comunidad.  Los Silver lo necesitamos y está en nuestras manos capitanear este cambio de sociedad. Somos la generación que debe reparar una historia torcida, para poder disfrutar de nuestro flamante futuro, en el cual todas, todos y, cómo no, todes, seamos felices. Este legado lo vamos a ganar.

Federico Armenteros, Presidente de la Fundación 26 de diciembre.

Únete a la conversación sobre este tema
en nuestra comunidad.

Participa
Agenda que te puede interesar