Noticias institucionales

Cabecera interior

¿Cuántos tipos de turistas existen?

Porque a la hora de viajar no todo el mundo busca lo mismo.

10 dic 2021

Pueden parecer similares, con su mirada curiosa y sosteniendo smartphones en sus manos, tratando de encontrar una conexión WiFi gratuita y siempre listos para hacerse una selfie. Pero no todos los viajeros son iguales y no todos quieren ver ni hacer las mismas cosas.

Conocer los deseos y necesidades de los viajeros es fundamental para todas las ciudades turísticas. En este sentido, la FITUR, Feria Internacional de Turismo, que se celebrará en IFEMA MADRID entre los días 19 y 23 de enero de 2022, se presenta como un punto de encuentro para los profesionales del turismo que quieren ampliar conocimientos y estar a la última de los avances del sector.

Hay tantos tipos de viajeros como tipos de viajes, pero ¿cuáles son los tipos de turistas que existen? ¿Cómo asegurarse de brindar una experiencia personalizada a la persona que viaja? En este artículo, te explicaremos los tipos de viajeros más comunes y cómo identificar sus necesidades y expectativas.

Viajero aventurero

Este tipo de viajero tiene un solo plan: disfrutar de una aventura. Pueden ser viajeros con un presupuesto limitado, que se suelen alojar en residencias Airbnb u albergues baratos, van a restaurantes elegantes o prueban la comida callejera del destino, llevan una mochila enorme en lugar de maletas, viven experiencias al aire libre y les gustan los recorridos a pie. Pero también son amantes de las emociones fuertes, y no se preocupan mucho por el presupuesto si eso significa que tendrán sus niveles de adrenalina altos con actividades como bicicleta de montaña, motos de agua, saltos desde cascadas, paseos en helicóptero, senderismo o puenting… Quieren vivir al límite.

Turista escapista

Este tipo de turistas viajan para escapar de su vida cotidiana. Pueden estar escapando de sus trabajos estresantes, de la vida en la ciudad para que sus hijos experimenten la naturaleza, o pueden ser una pareja que busca un tiempo a solas con sus hijos.

Buscan algo diferente a su estresante rutina diaria y desean relajarse y divertirse mientras lo hacen.

Viajero cultural

Los viajes culturales son un tipo de actividad inmersiva. Este tipo de viajero siente curiosidad por el patrimonio, el arte, la cultura y la historia del destino que visita. Quiere conocer las costumbres de los lugareños y cómo el lugar se convirtió en lo que es. Obtener los detalles y prestar atención a los aspectos reales de la cultura que está presenciando y no solo quedarse al margen haciendo fotos con la cámara es el objetivo de este viajero.

Ellos se dedican a visitar museos, descubrir el arte y la música, probar la gastronomía del lugar y abrazar la nueva cultura mientras disfrutan de sus vacaciones. Quieren convertirse en locales, aunque únicamente sea por unos días.

Turista de negocios

Dado que el teletrabajo se ha extendido y popularizado debido a la pandemia, el número de viajeros por negocios aumenta cada vez más. Estas personas pueden viajar únicamente por motivos de negocios o pueden trabajar mientras disfrutan de unas vacaciones.

Para ello, es importante encontrar en el alojamiento del destino todo lo que necesitan para trabajar de forma cómoda y eficiente: una buena y rápida conexión wi-fi, un escritorio y una silla ergonómica, un transporte rápido y sin complicaciones y un bocado rápido (pero sabroso) en momentos específicos.

Viajero apasionado

Este tipo de turista viaja por una gran pasión, que puede ser la comida, la música, la naturaleza, el arte, el deporte o, incluso, la literatura. Su principal motivo para viajar es algo que les encanta. Por ejemplo, unos jóvenes que viajan para ver un concierto de su banda favorita que está tocando en otra ciudad de su país o un grupo que aprovecha para ver la final de un campeonato de fútbol.

Este tipo de turista suele planificar muy bien su viaje, por lo que es posible que esté informado sobre las actividades que va a hacer antes de su llegada.

Turista de fiesta y ocio nocturno

Por lo general, esta tipología de viajero está compuesta por jóvenes sin responsabilidades familiares que siempre están deseando subirse a un avión y pasar un fin de semana en una ciudad cercana. Suelen buscar un buen hotel en el que alojarse, pero no es habitual que pasen mucho tiempo en su alojamiento, ya que la mayor parte del día están descubriendo cafés, restaurantes, clubes y pubs del destino que visitan.

Buscan conocer gente nueva y divertirse mucho, por lo que siempre están atentos a los conciertos, festivales y eventos que pueden ser una gran oportunidad para socializar, y siempre están listos para otro día ajetreado.