Educación

Cabecera interior

Cómo ser profesor de universidad: requisitos en España

La profesión de docente es una de las más populares entre aquellos estudiantes a los que les atrae el mundo académico. Son muchos los que, una vez que desarrollan su carrera profesional, deciden impartir sus conocimientos a través de clases en la facultad. Se vuelven docentes de aquella materia que conocen y en la que tienen años de experiencia. Pero, antes de llegar a ese punto, hay que superar una serie de requisitos. Esto es lo que hay que saber sobre cómo ser profesor de universidad.

22 feb 2021

La enseñanza es una de las profesiones más bonitas que existe. A priori, parece que enseñar es fácil: en apariencia, simplemente hay que transmitir los conocimientos que se tienen acerca de una materia o un tema. Sin embargo, la enseñanza va mucho más allá. Hay que tener en cuenta muchos factores dentro de una clase. Ser profesor no es sencillo, y de universidad tampoco, dado el largo recorrido que hay que hacer hasta llegar a ese punto. Sin embargo, existen diferentes puestos de docentes dentro de la universidad a los que se puede acceder.

Tipos de profesores universitarios

Para saber cómo ser profesor universitario, es importante conocer que existen diferentes puestos, en función de una serie de variables, que hacen referencia al número de obligaciones, el nivel de conocimiento y el recorrido profesional. En relación con estos aspectos, se distinguen los siguientes:

  • Ayudante: los profesores que tienen un puesto de ayudante son personas que quieren completar y ampliar su formación docente e investigadora. Para ello, han sido admitidas en algún programa de doctorado y participan en tareas prácticas. El tipo de contrato es temporal y no pueden tener una duración superior a cinco años.
  • Profesor Ayudante Doctor: para que una persona llegue a este nivel, debe finalizar previamente su doctorado y estar acreditado por la ANECA. En este puesto, el profesor cuenta con una jornada completa. Entre sus funciones, realiza tareas docentes y de investigación dentro de la institución en la que trabaja.
  • Profesor Contratado Doctor: en este caso, también es necesario contar con la acreditación de la ANECA y desarrollar tareas docentes y de investigación. La diferencia con el puesto de profesor ayudante doctor es que, en este caso, los contratos son indefinidos. Este es el paso previo para acceder a un puesto dentro del cuerpo de funcionarios docentes de la universidad, con el objetivo de ser profesor titular o catedrático.
  • Profesor Asociado: este tipo de profesores cuentan con una actividad profesional fuera de la facultad. Tienen su trabajo fuera de la universidad, pero dedican algunas horas a la docencia. Este puesto surge de la necesidad de los alumnos de tener una visión más directa de la experiencia laboral. En este caso, los contratos son temporales y a tiempo parcial.
  • Profesor visitante: son profesores que trabajan en centros de estudios y se desplazan a otros centros a realizar alguna tarea de investigación o docencia durante un tiempo concreto.

Una vez que hemos visto cuáles son algunas de las opciones para ser docente, vamos a ver cuáles son los requisitos para ser profesor de universidad.

Requisitos para ser profesor de universidad

Hoy en día los requisitos para ser profesor de una universidad pública son mayores y se incluyen muchos más aspectos que la propia formación. Se calcula que se necesita invertir alrededor de 15 años entre investigación, preparación y estudios. Los pasos para ser profesor de universidad son:

  • Contar con un Grado universitario o Licenciatura. En este caso la duración suele ser como mínimo de cuatro años.
  • Realizar un Máster. Normalmente, tienen una extensión de uno o dos años.
  • Finalizar el Doctorado. La duración de este tipo de formación varía entre tres y cinco años a tiempo completo. Recuerda que, cuando comienzas con esta formación, ya puedes empezar como ayudante.
  • Cursos de formación sobre asignaturas específicas de investigación.
  • Realizar un trabajo de investigación. Recibe el nombre de Diploma de Estudios Avanzados (DEA) y es el paso previo a la tesis.
  • Publicar artículos de la materia en revistas relevantes e impartir al menos 60 horas de clases. Además, es muy recomendable asistir a congresos y ponencias. Estos méritos deben presentarse en la ANECA, donde se valoran.
  • Realizar una oposición. Si queremos optar a un puesto de funcionario, este es el último escalón del recorrido. Para ello, el aspirante se prepara y defiende un tema ante un tribunal en una sesión pública. Cuenta con una duración de una hora en la que se le propondrán diferentes preguntas sobre la temática. Este ejercicio supone el 40% de la nota final. El 60% restante hace referencia al currículum del candidato. Por ello, es muy importante invertir tiempo en actividades formativas, colaboraciones, etc.

En cuanto a las universidades privadas, las instituciones cuentan con unos criterios propios para contratar a sus profesores. Sin embargo, es muy positivo contar con la acreditación ANECA, sobre todo desde que se exige que al menos la mitad de los profesores cuenten con un Doctorado.

En IFEMA tenemos un fuerte compromiso con la educación y, por ello, apostamos por organizar la Semana de la Educación, el encuentro para toda la comunidad educativa, donde encontrarás toda la información y el aprendizaje necesario para tus objetivos de desarrollo.