Educación

Cabecera interior

Los beneficios de la música en niños

Además de un hobby puede ser una herramienta para los más pequeños.

09 jul 2021

Es evidente que los padres quieren siempre lo mejor para sus hijos. Es muy importante que los más pequeños puedan disfrutar siempre del mayor bienestar tanto físico como mental. No en vano, es algo que se considera fundamental para su desarrollo y crecimiento. En este sentido, los beneficios de la música en niños juegan un papel clave.

La música es un elemento determinante en el crecimiento de los más pequeños. De hecho, es mucho más importante de lo que uno cree. Acostumbrar a los niños a la música es un proceso que resultará muy beneficioso.

Beneficios de la música en la educación de los niños

Los beneficios de la música en la educación de los niños son muchos y muy variados. Beneficios que van a repercutir en el desarrollo físico y emocional de los más pequeños. La música es capaz de estimular sus capacidades intelectuales. Pero, a su vez, es la fórmula perfecta para fomentar la creatividad y la imaginación o para impulsar el desarrollo de las habilidades sociales.

Mejora la capacidad intelectual y la memoria

Uno de los beneficios de la música en niños tiene que ver con la mejora de la capacidad intelectual y la memoria. Diversos estudios han demostrado que el cerebro de un músico funciona de forma diferente a la de cualquier persona normal. Por esta razón, se cree que los niños que están acostumbrados a convivir con la música disfrutarán de una mayor capacidad intelectual que el resto.

La música es capaz de estimular la zona del cerebro encargada de la lectura, el cálculo y el desarrollo emocional. Un efecto que se multiplica si se complementa con el baile.

Fomenta la imaginación y la creatividad

Puede decirse que los músicos se hallan entre las personas más creativas del mundo. Si los niños aprenden a tocar un instrumento o conviven desde bien pronto con la música, sentirán un afán creativo. Un valor que resulta fundamental en la vida y que les permitirá un mejor desarrollo a medida que vayan creciendo.

Se ha demostrado, además, que la música activa la región creativa del cerebro. Esto les impulsará a desarrollar mucho más su imaginación.

Mayor amplitud de vocabulario

Las letras de las canciones y los sonidos estimulan a que los niños puedan ampliar su vocabulario. Es probable que muchas de estas palabras no formen parte del lenguaje habitual de los niños. Está en los padres hacerles llegar las canciones más adecuadas para su edad para que aprendan nuevas expresiones que les pueden ayudar en su día a día.

La música como forma de expresión

La música es uno de los elementos más reconocidos que tienen las personas para expresarse. Los niños pueden aprender a expresarse mejor a través de la música. Una manera muy sencilla de manifestar sus sentimientos y adquirirlos. Asimismo, por medio de la música se consigue estimular la expresión corporal en los más pequeños.

En IFEMA MADRID, podrás encontrar Aula, el Salón Internacional del Estudiante y Oferta Educativa, donde se pueden conocer todas las tendencias en materia educativa para fomentar el desarrollo del estudiante.

Mejora su capacidad de autoconfianza

Los niños que aprenden a tocar un instrumento tienen un grado de confianza en sí mismos mucho más grande. No en vano, perciben que pueden desarrollar una habilidad por sí mismos, lo que les permitirá tener más confianza a la hora de afrontar otras tareas, retos y actividades. A medida que pasen los años, esta autoconfianza les ayudará a mejorar sus habilidades y a tratar de intentar todo lo que se propongan.

Mejora el estado de ánimo

Muchos padres emplean música o diversos sonidos para relajar a sus hijos antes de dormir. La música mejora el estado de ánimo de los más pequeños. De hecho, si a un niño que está triste le ponemos canciones alegres, es muy probable que su estado de ánimo mejore. Además, se pueden asociar músicas y canciones a ciertos momentos para que el niño sepa lo que tiene que hacer en cada momento. Algo que, en resumidas cuentas, le ayudará incluso en su disciplina.

Ayuda a desarrollar habilidades sociales

La música puede ayudar a los niños a desarrollar mejor sus habilidades sociales. ¿Cómo se puede conseguir esto? Si un niño entra a formar parte de un grupo de música o canta en un coro es muy probable que aprenda a integrarse con otros niños. Una excelente forma de desarrollar sus habilidades sociales y relacionarse con otras personas.

En este sentido, la música ayuda a que los niños sepan trabajar en equipo, tener disciplina y apreciar el esfuerzo que hay que realizar para conseguir un logro.

Los padres deberían tener muy en cuenta todos los beneficios de la música en los niños. La música es un factor determinante en el desarrollo y el crecimiento de los más pequeños.  Convivir con la música, aprender a tocar un instrumento o desarrollar habilidades para ello puede hacer que el niño crezca de forma diferente. La música y los niños son un tándem que debería ir siempre de la mano.