Diseñadores OFF

imagen cabecera

Pilar Dalbat

Pilar Torrecillas, directora creativa de la marca, nace en Granada. Su evolución está marcada por un entorno estrechamente vinculado con el mundo de la arquitectura. Tras acabar sus estudios a caballo entre España, Reino Unido y Francia, trabaja durante seis años como compradora de colecciones de moda en París. Su amor por el diseño, por el oficio y por su ciudad natal la llevan, tras una década en el extranjero,  a regresar a España con una visión internacional para crear su propia marca en el año 2000.

Su ADN se ha modelado a lo largo de los años en lo que Pilar entiende como un híbrido entre dos perfiles, el de diseñadora como alma creadora y el de marca, por su capacidad de producción y comercialización. En 2005 recibe la Bandera de Andalucía.

Cada prenda es diseñada, elaborada de principio a fin y distribuida desde sus talleres en Granada en una apuesta por el made in Spain y por el hecho a mano.

Pilar Dalbat ha elaborado un método de trabajo que le es propio a través de su vinculación con la arquitectura y la defensa y puesta en valor de espacios patrimoniales. La elección de los espacios en los que presenta sus colecciones son el origen del proceso creativo de cada colección, trabajando las colecciones de una manera global y concibiendo puestas en escena sensoriales que van más allá de los formatos habituales. 

Sus colecciones de autor están presentes en los más prestigiosos showrooms y puntos de venta de nuestro país y del extranjero. Su línea de trabajo se caracteriza por una visión contemporánea de la moda capaz de crear prendas cuyo diseño resiste al paso del tiempo.

La marca presenta dos veces al año sus colecciones en la MBFWM. Ha desfilado como diseñadora invitada en la RFW (Russian Fashion Week), en Paris y en República Checa y ha presentado sus colecciones en repetidas ocasiones en Tokio. 

Pilar colabora con artistas de ámbitos muy diversos y es docente en la Universidad de Granada además de en muchas de las Escuelas de Arte y centros de enseñanza de moda de España.

Líneas de colección

“Fortuny” es la primera entrega de una serie de dos colecciones con las que Pilar Dalbat celebra el 150 aniversario del nacimiento de la figura del gran Mariano Fortuny Madrazo en Granada, la ciudad natal de ambos.

Pilar y su equipo han buceado en la poliédrica figura de Mariano con la que están familiarizados desde hace décadas. Primer gran diseñador español en desarrollar un entendimiento sobre la producción artística, las técnicas artesanales y la innovación que le servirán de guía en sus creaciones.

Abrigos, sobre camisas y chalecos en dobleface y pelo vegano, capas de viaje y tres cuartos en lana cocida, capas largas bordadas a mano y ponchos en punto y baguilla, componen la parte más invernal de la colección pensada para el frío, sin renunciar a la comodidad y a un fitting perfecto con un diseño depurado.

Los pantalones en lana virgen, punto y baguilla se trabajan para combinar con jerseys de punto, sudaderas de neopreno y bufandones bordados a mano, además de con prendas de abrigo para un total look en tejido y color. Una apuesta por la comodidad sin renunciar al estilo de la marca.

La falda pantalón omnipresente en las colecciones de Pilar Dalbat, adquiere protagonismo. La vemos en piel vegana y en tejidos fantasía con textura. Faldas en lana virgen y tecnonapa troquelada se mezclan con saharianas y blusas de seda natural cosidas al más puro estilo fortuniano.

Las prendas de noche confeccionadas en georgette de seda natural bordada a mano, crêpes pintados y bordados en cristal y tejidos con textura aportan la visión más ligera a esta colección. Siluetas desahogadas dejan libertad al cuerpo en vestidos largos y tipo túnica.

El barómetro de color es el del propio Fortuny; azul petróleo, rosa oscuro, grises y vainillas con toques de blanco y negro.

Pero sin duda la gran apuesta de la marca para el próximo invierno 2021-22 radica en las nuevas técnicas desarrolladas en su taller que parten de las del propio Fortuny con una visión contemporánea que mira hacia la sostenibilidad y hacia el máximo aprovechamiento de recursos.

Se abstraen y digitalizan elementos decorativos del famoso “azulejo Fortuny” para el desarrollo de matrices y moldes. A partir de ellos se obtienen piezas de metacrilato con las que bordar el punto, la napa vegana y el neopreno. Con las matrices se pintan los crêpes y se taladran las tecnonapas todo ello en un proceso artesanal, en una apuesta por la moda lenta que la marca defiende desde sus inicios.

Esta colección es un viaje, un homenaje al interesante e infinito universo de Mariano Fortuny y Madrazo.

Galería de imágenes

Contacto

Anterior Odette Siguiente Roberto