Diseñadores

imagen cabecera

Dolores Cortés

Nacida en Villarreal (Castellón), licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, comenzó su vida profesional trabajando en el Hospital Arnau de Vilanova, donde obtuvo el título de Especialista en Medicina Interna.

Posteriormente, y al tiempo que trabajaba en una consulta privada de medicina interna, estudió y obtuvo en el Hospital Clínico de Valencia el título de Especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

Con esta especialidad abrió su propia clínica: Consulta y Centro de Rehabilitación y Fisioterapia, que sigue dirigiendo en la actualidad.

Este trabajo como profesional médico, lo comparte con su otra actividad relacionada directamente con el mundo del diseño y la empresa:  

Colabora en la empresa familiar de trajes de baño que fundó su madre, Dolores Cortés a principios de los años 50.  Esta colaboración se remonta, prácticamente, a su infancia y se va intensificando con el tiempo ya que sin tener un cargo directo, desde siempre ha participado en todas las tareas de la empresa. Esto ha sido fundamental para su formación como mujer empresaria.

En 1980, crea la actual empresa Dolores Font Cortes SA como continuación de la anterior, de la cual es socia fundadora con su familia.

Su colaboración en la nueva empresa va aumentando hasta que en 1991, asume además la gerencia de la empresa al jubilarse su madre.

Ya desde los años 90 promueve una nueva orientación de la empresa al asumir dos nuevos retos: Uno es la apertura a mercados exteriores y el otro la tarea de convertir la fabricación de trajes de baño en una empresa de Moda Baño.          

En este sentido, potencia el Departamento Creativo que dirige personalmente y adopta como marca de sus bañadores el nombre de su madre “Dolores Cortés” y lo utiliza como propio en su actividad como diseñadora.

Posteriormente se añade una nueva línea de baño de señora con la marca Tamouré y otra infantil con la marca DC-kids

Los frutos de la nueva filosofía se traducen, por una parte, en una presencia cada vez mayor en los mercados exteriores y, por otra en ser invitada a participar en pasarelas de reconocido prestigio. Esto la lleva a crear otra colección muy exclusiva con el nombre Dolores Cortes Pasarela.

Su primer desfile es en la Pasarela del Carmen, en su primera edición de 1999 y a partir del año 2001 desfila además en la Pasarela Gaudí de Barcelona y desde 2007 en la Pasarela Cibeles de Madrid, continuando hasta ahora en la MBFWM. En 2010 es también invitada a desfilar en la MB Fashion Week de Miami y en la Pasarela Moda Cálida de Gran Canaria.

La presencia de sus bañadores en los medios de difusión se va incrementando y, actualmente la marca es reconocida como referente en su sector.

La empresa familiar ha sido reconocida, como empresa y en la persona de su madre y fundadora, mediante diversos distintivos y galardones entre los que destacan:

  • Medalla al Mérito en el Trabajo en su categoría de oro otorgada por Su Majestad el Rey a instancias del Consejo de Ministros
  • Premio a la Mujer Trabajadora de Les Corts Valencianes
  • Premio Nova 2003, de la Generalitat Valenciana, a la Mujer Emprendedora
  • Ha sido nominada a los Premios Nacionales de Moda en las ediciones de 2014 y 2015.
  • En 2016 le fue concedido el Premio Nacional a la PYME de Moda. Importante reconocimiento del Ministerio de Industria, que le entrega SM la reina Leticia.
  • En 2017 Medalla de Oro de la Universidad de Castellón y nombrada Hija Predilecta de Vila real.
  • Medalla de Honor a la exportación de la Cámara de Comercio.

Lineas de la colección

FILOSOFÍA

La Colección toma como referencia la exposición de las artes decorativas de París de 1925, que se convirtió en el punto de inicio del Art Decó y más adelante en un fenómeno de masas.

Esta tendencia difícil de definir, ha sido llamada el último estilo total” de la historia, ya que influyó en todos los campos: Moda, Arte, Cine, Decoración, Arquitectura...; incluso en la Danza, siendo el reflejo de un nuevo modelo de vida.

El gusto por este estilo de vida independiente y la funcionalidad, marcaron sus elementos más distintivos. La moda Art Decó supuso un antes y un después en la forma de vestir, especialmente patente en el vestuario femenino, que se democratizaba y concedía una mayor libertad de movimientos.

Un icono representativo de ésta estética y expresión de un nuevo concepto de vida es Josephine Baker. Bailarina, cantante y actriz francesa de origen afroamericano y conocida como La Venus de Ébano”, su debut coincide con la inauguración de dicha exposición.

Mujer inteligente, artista y activista, mantuvo una estrecha relación con la moda y con muchos de sus protagonistas; en palabras de Hemingway: La mujer más sensacional que nadie haya visto”. Resquebrajó barreras de género, sociales y de raza, y se convirtió en una de las mujeres más famosas de su tiempo. Espía durante la II Guerra Mundial, peleó contra el racismo y contribuyo al movimiento por los derechos civiles.

Desde pequeña entendió el poder de la imagen y el papel de la moda a la hora de construir identidades. Fue musa de Paul Poiret, amiga de Christian Dior y embajadora de la costura francesa en sus peores momentos.

El marcado carácter exótico del movimiento adquiere influencias y motivos de culturas y tiempos lejanos. Tanto en la temática como en el ornamento, aparecen figuras que nos recuerdan a los frisos mesopotámicos, ropajes que nos trasladan a un ambiente árabe o gestos que identificamos con Egipto junto con los hallazgos arqueológicos de las primeras décadas del siglo, especialmente el de la tumba de Tutankamón de 1922, que reforzaron la fascinación de europeos y norteamericanos por otras culturas.

Esto se traslada a la colección mediante siluetas asimétricas y detalles envolventes que nos ofrecen una evocación a viajes exóticos, potenciando un renovado interés por la artesanía mediante cuentas de madera y tiras decoradas para obtener un look de baño couture.

En cuanto al colorido, la colección evoluciona desde los colores terracota y rosáceos a una paleta de tonos azafrán, naranjas y azules fuertes para evocar las imágenes del atardecer.

Todo ello con estampados y gráficos orgánicos que se articulan con estructuras geométricas primitivas simulando técnicas manuales, como la xilografía.

Dolores Cortés en MBFWM

Galería de imágenes

Contacto

Anterior Der Berliner Salon Siguiente Duarte