Noticias

Imagen cabecera fitur

Los destinos turísticos potencian la desestacionalización

Muchos destinos turísticos están desestacionalizando su oferta creando nuevas propuestas y actividades para aumentar las visitas durante todo el año, más allá de la temporada veraniega. Ejemplo de ello son países como Chile, que ha potenciado los viajes de aventura, naturaleza y cultura, así como el astroturismo, enoturismo y gastronomía en espacios naturales. En España, Cataluña y Castilla y León están diversificando actividades y buscando nuevos mercados para mejorar la distribución de los visitantes. Y, entre las capitales, Málaga ya reparte sus eventos a lo largo del calendario para reforzar los meses de menor ocupación y proyectar una imagen constante de ciudad activa.

23 oct 2019

Entre los países que trabajan  por desestacionalizar el turismo destaca Chile, que apuesta por una oferta atractiva para todo el año. Emma Ortega, subdirectora de Marketing de SERNATUR, explica que la planificación y promoción turística en este territorio está enfocada “a poner en valor productos y servicios turísticos sostenibles, así como a enseñar la inmensa diversidad de paisajes que permiten ofrecer una gran variedad de experiencias, que conectan con los intereses y motivaciones de los viajeros más exigentes”. 

Ortega explica que “los viajes de aventura y naturaleza en nuestros numerosos parques nacionales, las experiencias de astroturismo de nuestros mundialmente famosos cielos limpios en San Pedro de Atacama, los viajes que combinan enoturismo y gastronomía en espacios naturales como el valle del Elqui y Casablanca, así como viajes enfocados en cultura en Chiloé y la Araucanía, son algunas de las propuestas que ponemos en valor para atraer a los viajeros a lo largo del año, haciendo hincapié en las particularidades de cada destino en cada temporada”.

Además, señala que “hemos trabajado intensamente en asegurar la conectividad y las frecuencias aéreas con los principales mercados emisores; y hemos mejorado notablemente las conexiones internas, precisamente para impulsar los viajes multidestino, lo que nos permite aprovechar el atractivo de tener un territorio tan amplio y con tantas opciones”.

Diversificación en Cataluña y Castilla y León

David Font i Simon, director de la Agencia Catalana de Turismo, apunta que el plan de marketing turístico de esta comunidad entre 2018 y 2022 plantea una serie de retos sobre la promoción turística de los próximos años. “Uno es incidir de manera especial en la necesidad de desestacionalizar -el 47% de los turistas llega entre junio y septiembre-, pero también desconcentrar y diversificar la actividad turística, así como aumentar el gasto medio por turista y día”. Para ello, “estamos co-creando nuevos productos como el ‘Grand Tour de Catalunya’, que garanticen la pre y post temporada y una mejor distribución del turismo en el tiempo y el espacio”.

Este itinerario recorrerá Cataluña en 10-12 días, pero también se podrá realizar por tramos o etapas más cortas. Así, se convertirá en “una excelente oportunidad para descubrir experiencias de calidad relacionadas con el patrimonio cultural, eno-gastronómico, el medio natural y rural, y la diversidad paisajística del destino en cualquier momento del año”. 

Por su parte, la Junta de Castilla y León está impulsando el acercamiento a mercados emergentes internacionales para aumentar la desestacionalización turística, según ha explicado recientemente su directora general de Turismo, Estrella Torrecilla. Para ello, ha replanteado la promoción exterior apostando por mercados emergentes o escasamente explorados, como China, Rusia o Singapur.

Málaga, activa todo el año

 Desde el área de turismo del Ayuntamiento de Málaga aseguran que en esta ciudad no se aprecian claros signos de estacionalidad, aunque en diciembre y enero las tasas de ocupación sean algo más bajas que el resto del año. En todo caso, indican que “una de las estrategias que ponemos en marcha desde hace años es diversificar los eventos a lo largo del calendario, no ya por reforzar algo más los meses de menor ocupación, sino por proyectar la imagen de una ciudad activa con acontecimientos, eventos y citas de interés nacional e internacional durante todo el año”. A ello se une la puesta en valor de “nuevos espacios, alternativos a los recorridos y lugares más conocidos, con el objetivo de aumentar la frecuencia de las visitas”.