INICIO  >  Prensa  >  Noticias de Ferias  >  Noticias de empresas

TRAFIC - REGULACIÓN DE VELOCIDAD Y MONITORIZACIÓN DEL TRÁFICO

Los detectores de vehículos para los Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) actuales deben ser precisos , fiables y tener bajos costes de mantenimiento por lo que resultan la elección obvia para su uso en una amplia gama de aplicaciones.

Noticia Expositor G

Objetivo: Sustituir un sistema de tráfico interurbano basado en lazos inductivos utilizando un sistema no intrusivo que aporte la misma precisión en conteo, clasificación y cálculo de velocidades

La mayoría de sistemas de detección de vehículos existentes en nuestras carreteras se basan en detectores de bucle inductivos; Esta tecnología sigue ofreciendo una precisión en la toma de datos que difícilmente pueden igualar otras tecnologías, sin embargo, existe una serie de problemas tradicionalmente asociados a los lazos inductivos como puede ser el elevado coste de instalación y mantenimiento, además de otras razones de prevención de riesgos laborales dado que al ser un sistema instalado en el asfalto, precisa que el personal de mantenimiento realice cortes de tráfico e invadan los carriles por donde circulan los vehículos para solucionar cualquier avería.

Es por esta razón que algunos sistemas no intrusivos permiten reemplazar con múltiples beneficios a los lazos.

¿Cómo lo hacemos?: Utilizando un radar FMWC (frecuencia modulada de onda completa) de montaje lateral, que montaremos en un poste adyacente a la autopista, con una visión perpendicular a la trayectoria de los vehículos, podremos monitorizar hasta 22 carriles de tráfico en tiempo real. Este sensor de tráfico de alta defnición, utiliza la tecnología de radar más avanzada para almacenar y transmitir datos de tráfico. Gracias a su antena radar de 24.125 GHz (banda K) este detector es capaz de medir volúmenes de tráfico, clasificar vehículos por longitud, calcular velocidades medias, velocidades individuales de cada vehículo y medir la ocupación de cada carril simultáneamente en hasta 22 carriles. Una vez instalado en el poste o báculo, el proceso de configuración del radar lateral de alta definición es rápido y sencillo.

Después de la instalación, esta unidad requerirá poco o ningún mantenimiento in situ y puede reconfigurarse remotamente para un rendimiento óptimo. La instalación es mucho más rápida que la de los lazos y significativamente más económica, además de que requiere pocas obras y no es necesario realizar cortes de carril. Los costes también se minimizan porque el radar lateral requiere en general muy poco mantenimiento.

La expectativa de vida una vez  instalado es de 10 años, sin ningún tipo de mantenimiento en el lugar.

Debido a que el radar multicarril se instala en un poste adyacente al tráfico no sufre los problemas comunes con los bucles, como roturas de cables, entrada de agua o heladas. Si las condiciones de la carretera cambian debido por ejemplo a cambios en el tamaño de los carriles debido a obras en la carretera  y el sensor necesita ser recalibrado, esto puede realizarse de manera remota por lo que no es necesario  que los operarios accedan al dispositivo instalado, todo esto es impensable con los bucles. También ofrece beneficios en materia de seguridad ya que no son necesarios cortes de carril ni operarios en pista.

Imprimir:

Accesibilidad:

Buscador

Descargar APP

Síguenos en:

  • Flickr
  • YouTube