Alimentación y bebidas

Cabecera interior

Agricultura ecológica, qué es y beneficios

Una forma de cultivar los alimentos sin dañar el medio ambiente.

02 sep 2021

Desde hace unos años, la sociedad es cada vez más consciente de la problemática que sufre el planeta. El cuidado del medioambiente está cada vez más presente en nuestro día a día, siendo algo que nos concierne a todos.

La actividad humana ha causado grandes estragos en el planeta, los cuales se pueden percibir a mayor o menor escala en algunos aspectos, como el cambio climático. Todo esto hace que cada vez se busquen técnicas más sostenibles para que el desarrollo económico, social y cultural no impida que las generaciones futuras puedan disfrutar de lo mismo que nosotros disfrutamos hoy en día. Una de estas técnicas es la agricultura ecológica.

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica es una técnica agraria que utiliza recursos naturales para poder obtener alimentos de calidad sin perjudicar al medioambiente. De este modo, a través de este tipo de agricultura, se mejora la fertilidad de la tierra al mismo tiempo que se consiguen productos naturales, sostenibles y saludables.

A diferencia de la agricultura convencional, la agricultura ecológica no utiliza productos químicos, ni para evitar plagas ni como abono. Gracias a esto, la fertilidad de la tierra no se ve afectada, puesto que se utilizan fertilizantes orgánicos. Estos fertilizantes orgánicos son seres vivos que las plantas obtienen de la propia tierra, como bacterias u hongos. Además, se lleva a cabo un programa de rotación de cultivos de carácter anual para aportar el mayor índice de materia orgánica al suelo y para evitar en la mayor medida posible la erosión hídrica de este.

Por otro lado, en lugar de los plaguicidas convencionales, se realiza una selección de aquellas variedades de plantas que muestren mejor resistencia a las plagas. También se puede utilizar la quema de las malas hierbas y medios mecánicos de cultivo.

Cada Comunidad Autónoma de España cuenta con una legislación en la que se enumeran los productos permitidos como plaguicidas o fertilizantes. Para poder llegar a cabo este tipo sistema agrario es necesario darse de alta en un organismo de control autorizado, certificado que permite vender los productos como ecológicos.

¿Cuál es el objetivo de la agricultura ecológica?

El motivo por el que la agricultura convencional utiliza elementos químicos es porque estos aportan los nutrientes que requieren las plantas para poder crecer. Dentro de estos, los más comunes son el fósforo, el nitrógeno y el potasio. Estos, pese a que cumplen su función, son muy perjudiciales para el medioambiente, debido a que el nutriente sobrante puede contaminar la tierra y las aguas.

Esto sobre todo ocurre con el nitrato, el cual llega a través de la filtración a las aguas. Esto a su vez provoca el crecimiento de ciertas especies de plantas acuáticas que pueden alterar el equilibrio del ecosistema marino. Además, estas especies también fomentan la segregación de toxinas en el agua, las cuales impiden que la luz llegue a las zonas más profundas, disminuyendo por tanto el oxígeno y afectando notablemente a la mortalidad de los peces.

Dentro de la agricultura ecológica entran los productos agrarios vivos, los productos agrarios transformados con finalidad alimenticia, piensos y otros tipos de alimentos animales y el material de reproducción vegetativa. El objetivo principal de esta técnica es el cuidado del medioambiente y la conservación de los recursos naturales.

Además, también tiene un objetivo social, puesto que ofrece a un sector específico del mercado productos de calidad, más sabrosos y saludables, haciendo frente a la demanda creciente de los consumidores. Por ello, una de las metas principales de la agricultura ecológica es el desarrollo socioeconómico del sector agrario a través de una gestión óptima de los recursos y de un uso sostenible de estos, es decir, desarrollar una agricultura biodinámica.

Todo esto es necesario, puesto que hace que se evite la sobreexplotación de los recursos naturales y que se favorezca la biodiversidad gracias a la producción de especies locales.  Además, los alimentos que se obtienen son más saludables, ya que no se consume de manera indirecta ningún tipo de químico.

Fruit Attraction

Fruit Attraction es el evento de referencia y punto de encuentro para los profesionales del sector hortofrutícola. Esta plataforma se ha convertido en una herramienta para la distribución mundial gracias a sus más de 160 productos, los cuales se dividen en el Área Fresh y en el Área Industria Auxiliar. Dentro del Área Fresh se encuentran frutas y hortalizas frescas, hierbas aromáticas y especias, transformados o viveros. Por su parte, el Área Industria Auxiliar engloba desde semillas, a fertilizantes o packaging y etiquetado. Además, este evento organizado por IFEMA MADRID sirve como espacio de debate para que los distintos profesionales puedan conocer las últimas novedades.