Diseñadores EGO

imagen cabecera

Morle

Arte, historia y moda, concepto que a Jorge Moreno le gusta entrelazar y transformar a la hora de realizar sus colecciones para MORLE.

Jorge Moreno Ledesma nació el 23 de junio de 1998 en La Granja de San Ildefonso, Segovia. Tuvo una infancia familiar y tranquila hasta que en 2015 decidió acabar sus estudios escolares en Estados Unidos. Tras volver a España se mudo a Madrid, donde comenzó los estudios universitarios de Diseño de Moda en ESNE. En los años de carrera tuvo la oportunidad de hacer las practicas en The 2nd Skin CO (2019) y desfilar con sus compañeros representando la universidad en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid (2021).

Siempre ha contado con el apoyo incondicional de su familia para desarrollar su diseñador interior. Después de cuatro años, y tras terminar la carrera, el diseñador decidió crear su marca personal mediante la cual representase su estilo y sus aspiraciones: MORLE.

Con MORLE Jorge trata de transmitir un sentido de elegancia reconstruida y conceptual, con el que se permita el libre desarrollo individual de cada persona.

Líneas de la colección

En la primera colección “000”, se ha utilizado la relación del tiempo y moda en el contexto de la elegancia y el lujo en épocas pasadas y su evolución, queriendo trasladarlas a la era contemporánea.

Una de las cosas en las que todo el mundo estaría de acuerdo sobre el tiempo es que nunca parece haber suficiente. Ya sea para arreglarse antes de salir de casa, para salir a dar una vuelta o para terminar un trabajo, en algún momento todos se ven faltos de él.

El tiempo es un recurso precioso, finito y esencialmente no reciclable, de ahí la continua preocupación de desperdiciarlo.

El tiempo es cambio. Virginia Woolf describe en su novela Orlando de 1928 “El impacto del tiempo” . La historia cuenta con un protagonista que es un duque inglés que vive desde hace varios cientos de años, prácticamente sin envejecer, cuando un día se despierta como una mujer, dejando ver que no vive de acuerdo con el ritmo constante y cronológico del tiempo. Orlando desafía las formas esencialmente modernas de pensar de la época. Ella no cambia con el tiempo del modo que se supone que debería, no por la edad, si no por su sexo, idea que no estaba muy bien recibida por los lectores de la época.

Asimismo, en la ropa se refleja el sentido de la historia y el paso del tiempo: un vestido de flapper te transporta rápidamente a la década de 1920, o la minifalda se identifica con la de 1960. Esta historicidad distintiva de la moda es una broma recurrente en Orlando, ya que el cambio de estilo es lo que le alerta de manera inconfundible sobre el simple hecho de que sus tiempos han cambiado. Por ejemplo, se puede observar que el inicio de la era victoriana se deja ver por la aparición de alfombras y pantalones ajustado por debajo del empeine. Al darse cuenta de que las costumbres victorianas significaban que una mujer ya no podía usar calzones hasta la rodilla o determinadas faldas, Orlando se vio presionado a reconocer que los tiempos habían cambiado. De esta forma la moda se asegura de que entendemos el mensaje.

De este modo, la moda se define por la novedad, pero también por la repetición, la cita constante al épocas anteriores y el reciclaje de las modas pasadas. Después de todo, los estilos desautorizados por una década son felizmente reclamados en las siguientes, caracterizando a la era postmoderna como el triunfo de la nostalgia.

Galería de imágenes

Contacto

Anterior Montenegro Siguiente Puzzle