Diseñadores EGO

imagen cabecera

Montenegro

Nicolás Montenegro nace homónimamente este 2021, tras más de diez años de experiencia en el sector de la moda y la alta costura. Bajo su propio apellido, el diseñador español ha lanzado una firma RTW que promete conquistar a los públicos y clientes más exigentes.

Nicolás Montenegro se ha formado en el Instituto Marangoni (Milán, Italia). Una de las escuelas de moda más importantes a nivel mundial. 

Tras finalizar su estudios ha tenido la oportunidad de trabajar y hacer proyectos universitarios junto a grandes nombres de la moda, como Max Mara, Francesco Scognamiglio Couture, Yolancris...

Pero su gran oportunidad como diseñador llegó de la mano de la gran firma italiana Dolce&Gabbana. Allí ha firmado vestidos bajo el nombre de la firma para artistas como Beyoncé, Kylie Minogue, Melania Trump o Mónica Bellucci.

Ahora, tras experimentar, su verdadera pasión como diseñador, ha decidido lanzarse y crear su propio sello made in Spain.

El cual está listo haciendo un estudio de la mujer, desprendiendo en cada una de sus creaciones la sensibilidad, elegancia y clase que caracterizan sus diseños.

Líneas de la colección

El diseñador sevillano Nicolás Montenegro se adentra –por primera vez con su firma– en el mundo del pret-à-porter con ‘L’AAIÚN’, su colección otoño/invierno 2021/22.

La ciudad situada en el sur de Marruecos es el punto de partida de un viaje por los recuerdos de infancia del creador. Y sobre todo, de las vivencias y anécdotas contadas por su padre, recientemente fallecido por COVID-19. “He querido rendir tributo a mi padre con estas propuestas en las que vemos piezas inspiradas en sus viajes en la década de los 70”.

La colección despliega su belleza a través de tapices traídos de la ciudad del Sáhara a finales del siglo XX y que el creador ha usado y adaptado digitalmente a sus diseños.

El pavo real se postula como el símbolo de las propuestas de Montenegro y se convierte en el estampado que decora con maestría las piezas centrales de L’Aaiún de Montenegro.

En las creaciones del sevillano nos encontramos con vestidos camiseros que toman de inspiración las chilabas marroquíes con pequeñas concesiones, a cargo de materiales como la seda.

Los puños extremadamente llamativos y cuellos con carácter son algunos de los detalles que el creador aplica a sus camisas que vemos numerosos acabados. Piezas de excepción que se salpican de encaje, volantes y delicados acabados siempre coronados por botones realizados en exclusiva y de forma artesanal para el modisto.

Referencias a la época de la ocupación de la ciudad –cuando su padre se encontraba allí– no faltan en las piezas de Montenegro. Los abrigos de corte militar y algunos de sus vestidos –con detalles dorados a lo largo de la silueta– son prueba del tiempo pasado. Una época en las que las fiestas glamorosas con plumas y deslumbrantes cristales también la conquistaban cuando caía la noche.

La escala cromática de ‘EL AAIÚN’ coquetea con los atardeceres del desierto gracias a un llamativo naranja que se adapta a diseños de exquisita delicadeza. Sin olvidarse del blanco roto, el beige o el siempre increíble negro.

En cuanto a los accesorios vemos piezas de excepción como botas altas forradas con estampado –completando el ‘total look’ de los tapices– o en piel blanca o negra, también presente en zapatos de tacón. Los bolsos juegan fusionan la piel y la malla metálica como referencia a ese carácter beligerante de la época. Los pendientes –algunos de ellos con la silueta del pavo real– son el contrapunto de sofisticación a unas propuestas que construyen por completo el armario de la mujer Montenegro.

Montenegro en MBFWMadrid

Galería de imágenes

Contacto

Anterior Guillermo Siguiente Reparto