Diseñadores

Mercedes Benz Fashion Week Madrid

Ana Locking

Ana Locking es una firma de prêt-à-porter fundada en Madrid en 2008.

La afinidad de Ana por la moda comenzó a temprana edad, formándose en la mejor de las enseñanzas para una diseñadora de moda, al crecer entre patrones y tejidos en el taller de confección de su madre. Todo ello influyó subconscientemente en su desarrollo posterior y experto conocimiento del entorno de la moda. Ana enfocó sus estudios superiores hacia las Bellas Artes, estudiando en la Universidad Complutense de Madrid donde desarrolló aún más su toma visual del mundo y su pasión por la belleza, calidad y creatividad. Su constancia y pasión por la moda y el arte han soportado su creencia sobre la importancia de que la igualdad de oportunidades a través de la determinación y el trabajo duro sirven para alcanzar los sueños. Esta idea universal y atemporal de convertir los sueños en realidad es algo con lo que Ana se identifica y que define toda su experiencia de vida.

La firma Ana Locking, se define por la fusión de artesanía y experimentación, ligada a ideas conceptuales y una atención al detalle siempre con un sentido de la practicidad. El concepto de cada colección es una manifestación de la inspiración que Ana dibuja desde su visión del arte contemporáneo, la cultura juvenil y las experiencias personales de su propia vida.

Los materiales y telas para cada colección son cuidadosamente seleccionados y hechos a medida para crear prendas con un énfasis en la sastrería de calidad. La yuxtaposición de detalles hechos a mano, calidad en los tejidos y vanguardia en el diseño son la clave de su identidad.

Ana Locking ha jugado un papel importante en la revitalización de la moda española de los últimos años.

Premiada como el mejor diseñador de MBFWM (Mercedes Benz Fashion Week Madrid) por su primera colección, se estableció como uno de los talentos más relevantes del diseño español. Ana Locking ha ganado en dos ocasiones el Premio L'Oréal París a la Mejor Colección de MBFWM, el Gran Premio Marie Claire al Diseñador Nacional del Año, el Cosmopolitan FFF al mejor Diseñador Nacional del Año, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes de Castilla La Mancha, entre otros.

Aparte de su trabajo como diseñadora de moda, Ana continúa profundizando en el mundo del arte, colaborando con distintas instituciones culturales y organizaciones artísticas a nivel nacional e internacional a través de exposiciones, instalaciones, videoarte, fotografía, seminarios, conferencias y clases magistrales. Ana Locking ha colaborado con las siguientes instituciones: MNCARS (Museo Nacional de Arte Reina Sofía); MUSAC (Museo de Arte Moderno de Castilla-León); IVAM (Instituto de Arte Moderno de Valencia); DA2 (Museo de Arte Moderno de Salamanca); Museo del Traje, Madrid; Casa de America de Madrid; Canal de Isabel II de Madrid; INJUVE (Instituto de la Juventud de Madrid); Galería La Fábrica de Madrid, The Public Library de Nueva York, entre otras.

Ana no sólo se esfuerza para seguir desarrollando su creatividad en el mundo del arte y la moda; también comparte sus conocimientos con los aspirantes a diseñadores de moda como profesora desde el 2011 en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) de la Universidad Politécnica de Madrid.

"He aprendido que es importante no limitarse. Siempre he tratado de hacer lo que realmente me gusta, no importa cuántos obstáculos me haya encontrado. Mi trabajo es el resultado de todas las experiencias de mi vida! " Ana Locking

Líneas de colección

“Too Young To Die Old”

Es una forma de sentir, de vivir y de morir joven. Un espíritu experimentador, apasionado e integrador que no entiende de edad pero es sensible al tiempo y a las historias de emociones vibrantes, esas que traducen un intento permanente por hacer lo que se necesita hacer y por ser quien se quiere ser. Esta vibración es la base de una certeza personal: aunque muera con 100 años, seguiré muriendo joven. 

La colección es una reflexión sobre el furor electrizante de los movimientos generacionales juveniles; un guiño cómplice a su energía emocional y a sus maneras trepidantes de expresar la vida. 

Los parámetros que a lo largo de las décadas han ido construyendo las Generaciones X (a la cual pertenezco), Millenial y ahora la Gen-Z o iGen, confluyen con experiencias simbólicas de un presente tan convulso como apasionante. Las cuestiones sexuales y de género, por ejemplo, desdibujan progresivamente sus barrotes y perfilan su intrínseca elasticidad gracias a la lucha LGTBIQ. 

La adolescencia es una etapa decisiva en la construcción de paisajes emocionales. El existencialismo adolescente tiene una tendencia a perderse en tangentes de ensueño, que son a la vez conscientes e hipnóticas, pero también altamente embaucadoras. Los jóvenes hiperarticulados, extravagantes y analíticos, suelen disponer de la ligereza como herramienta de defensa contra los episodios hirientes de los que todavía no poseen un catálogo de experiencias. Este recurso de protección, que desde mi punto de vista (que es el de alguien que dejó de ser adolescente hace casi 30 años) se queda sin pila con el uso de la vida, convive a veces con etapas de tristeza y melancolía de sello adolescente.

Gran parte de mis intereses creativos han estado muy ligados a las coordenadas de lo marginal, a la periferia de las culturas y subculturas contemporáneas y a los elementos de subversión de los movimientos juveniles. Por eso esta vez, de nuevo, se convierten en figura protagonista. 

“Too Young To Die Old” evoca la vitalidad embriagadora de las relaciones humanas y su anhelo adolescente en estado puro. La colección salta de una mirada oscura, reflejada en un comienzo en blanco y negro salpicado de manchas (metáfora de la ansiedad, confusión e inseguridad de las relaciones) a una electrizante evolución que experimenta a través del color y las texturas para representar los momentos de luz que alumbran la necesidad de libertad y felicidad futura.

Es una colección muy gráfica, también descarada, con momentos tranquilos que son igualmente impactantes. Un drama ensoñador con una narrativa modulada que sabe cuando empujar y cuando retroceder, estéticamente hablando, y que replica el enganche de madurez emocional y física en el que se encuentran los cerebros de mis protagonistas adolescentes. Emociones y pensamientos representados siempre desde una electricidad vibrante y sofisticada.

COLORES Y TEJIDOS:

Negro en lentejuelas con acabados de manchas aterciopeladas en grafito, manchas de humo sobre puntos de canalé y bases de pata de gallo, taffetas en gris, lunares en plata sobre pata de gallo en B/N, tweet en azul midnight con cascadas bordadas de lentejuela en plata y negro, organza royal blue con print metalizado de flores en rojo fuego, metalizado en aguamarina, mandarina y verde pálido, pelo sintético en lavanda, paño de alpaca y mohair en rosa chicle, Jacquard inflado en verde bosque con orquídeas negras, aplicaciones circulares de flecos metalizados multicolor, plisado Fortuny sobre estampado floral metalizado, tweed en rojo sangre con estampación floral en grafito, tul con bordados de lentejuelas florales.

ANA LOCKING en MBFWMadrid

Galería de imágenes

Contacto

Anterior Agatha Siguiente Andres