Noticias

mano de visitante con libros

LOS PROFESIONALES DEL SECTOR DEL LIBRO CREEN QUE LA SOCIEDAD DESCONOCE SU LABOR

En la primera jornada de los encuentros profesionales de LIBER 2019

• Escritores, editores, distribuidores y libreros consideran que, a pesar de ser reconocidos como un sector tradicional, han hecho una importante labor de innovación para adaptarse a las nuevas demandas sociales. • LIBER ha analizado el mercado del libro en Iberoamérica, donde existen grandes diferencias entre los países. La escasez de librerías se observa como uno de los grandes problemas para acceder a los lectores.

11 oct 2019

Los profesionales del sector del libro -autores, editores, distribuidores y libreros- consideran que, a pesar de desarrollar una actividad con una cierta mística, su labor es desconocida para gran parte de la sociedad. Esta es una de las principales conclusiones del "Estudio sobre las percepciones de los profesionales del sector del libro: actitudes de libreros, distribuidores y editores ante el futuro profesional" que se ha presentado hoy durante la primera jornada de los encuentros profesionales de la Feria Internacional del Libro LIBER 2019.

Este estudio, que ha sido elaborado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y que ha contado con la colaboración de las asociaciones del sector -Asociación Colegial de Escritores (ACE), la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE); la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE), tiene como objetivo ofrecer un panorama sobre el mundo profesional del libro en España, así como descubrir nuevas dimensiones y perspectivas sobre cuestiones relacionadas con la profesión.

Según se recoge en este estudio, los profesionales del mundo del libro consideran que sus labores no gozan del prestigio que tuvieron tiempo atrás, fundamentalmente, porque el sector vive un gran proceso de cambio que ha transformado notablemente su actividad. Han aparecido nuevos actores provenientes de otros sectores ajenos al mundo del libro que han hecho que esa visión ‘mística’ que existía antes respecto a los autores, los editores e, incluso, los libreros, se haya transformado en el imaginario social.

Un sector innovador

Uno de los aspectos en los que los distintos profesionales del sector del libro coinciden es que, a pesar de ser considerado un sector tradicional, se trata de una industria innovadora que ha sabido adaptarse a las nuevas circunstancias. En este sentido, Antonio Mª Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), ofrecía un dato, "Entre el año 2000 y 2005 el sector editorial fue el sector que más invirtió en I+D". Además, destacó la puesta en marcha de DILVE "como herramienta de gestión de los metadatos del sector del libro, fundamental para la comercialización del libro, que nos ha situado a la cabeza de este ámbito a nivel internacional. Esta herramienta permite gestionar una cantidad enorme de información que es fuente de riqueza".

En el ámbito de las librerías también se ha innovado. Javier López, director técnico de CEGAL ha destacado cómo "el sector ha sido capaz de innovar y de hacerlo de forma coordinada. CEGAL en red ha sido posible gracias a los canales creados por editores y distribuidores. Esta es una herramienta de gestión de nuestras operaciones, como lo son LibriRed o Todos tus libros que nos ha permitido dar una respuesta innovadora a las nuevas demandas tanto internas como externas".

Para José Manuel Anta, director general de FANDE, "una de las grandes labores que hacemos es la gestión de la información, si bien aún hay muchas cosas que mejorar. Tenemos dos grandes retos de cara al futuro, uno es definir qué papel va a jugar la librería como espacio físico, porque el futuro del distribuidor está ligado al de la librería". En este sentido, el estudio presentado en LIBER muestra cómo uno de los aspectos en los que los libreros consideran que han de mejorar su capacitación es en la gestión del espacio de las librerías para integrarlo en la actividad cultural del barrio o el pueblo en el que se encuentran.

Por su parte, Manuel Rico, presidente de ACE, si bien reconoce que los escritores han contribuido menos a la innovación tecnológica del sector, considera que "ésta está contribuyendo a mejorar sus posibilidades para escribir y, sobre todo, a establecer una relación directa con los lectores".

Con la vista puesta en Latinoamérica

Latinoamérica constituye uno de los principales mercados del libro español. Es por ello que LIBER ha querido conocer cuál es la situación de este mercado. Si bien se trata de un mercado bastante desigual, con grandes diferencias entre los países, se está produciendo una reducción del consumo de libros en países como México, en parte provocado por la falta de librerías. Entre 2007 y 2019 se ha pasado de 1.900 librerías a 1.590, de las que el 30% se encuentran en Ciudad de México. Según Juan Luis Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, "esto supone que buena parte del país no disponga de una librería a la que los lectores puedan acceder". Esta situación también se está produciendo en algunos países de Centroamérica. En Guatemala, el 97% de los municipios no tienen librería. En esta región, se producen alrededor de 6.000 títulos al año, la mitad de ellos en Costa Rica, lo que indica la diversidad y complejidad de este mercado. No obstante, como explicó Philippe Hunziker, vicepresidente del GIE, de Guatemala, "la edición local crece paulatinamente, si bien el 30-35% de los libros son importados de España".

Por su parte, la argentina Ana María Cabanellas, vicepresidenta del GIE, explicó una situación similar para el cono sur americano. Argentina cuenta con 1.985 puntos de ventas de libros, Colombia, 574; Ecuador, 148; y Chile, 157.

Todos coincidieron en señalar que el mercado del libro digital, a pesar de ir creciendo poco a poco, no acaba de despegar como se auguraba. En México sólo representa el 1,4% de la facturación del sector editorial. La falta de tiendas para vender este tipo de libros es uno de los elementos que contribuyen a la falta de impulso del libro digital.

La primera jornada de los encuentros profesionales de LIBER también ha analizado otras cuestiones como la transición al acceso abierto a las investigaciones y a la edición académica y a la búsqueda de los modelos de negocio que lo hagan posible. Asimismo, se han abordado los retos de la profesión de escritor en el futuro.

LIBER, una de las citas de referencia para la edición en española, reunirá del 9 al 11 de octubre en la Feria de Madrid una representación de más de 300 expositores que mostrarán las últimas novedades publicadas e innovaciones tecnológicas en torno al mundo del libro. La feria incluye, asimismo, un amplio programa de jornadas profesionales para debatir y reflexionar sobre la actualidad sectorial, así como la entrega de sus Premios y diversas actividades culturales.