Noticias

imagen cabecera

La oportunidad de abrir un negocio de servicios a domicilio

Hoy en día, casi cualquier negocio se puede adaptar para servir en el hogar

Hace apenas unas décadas, prácticamente el único servicio a domicilio que se ofrecía era el de clases particulares para los hijos, pero el cambio de hábitos de la población que se viene registrando desde hace tiempo, está propiciando el que prácticamente cualquier negocio puede adaptarse para atendernos en el hogar. Sensibles a este nuevo fenómeno, cada vez más emprendedores se animan a adentrarse en este nicho de mercado que ofrece prometedoras expectativas

01 jun 2021

EXPOFRANQUICIA 2021, el Salón Internacional de la Franquicia es sensible al nuevo entorno profesional. El certamen, organizado por IFEMA MADRID, se celebrará de forma presencial en su Recinto Ferial, del 16 al 18 de septiembre próximos.

La realidad es que el consumidor se está volviendo, cada vez, más casero, y muy especialmente a partir de la situación actual generada por la pandemia. Para atender la creciente demanda de consumidores que prefieren la comodidad del hogar al bullicio de los espacios públicos, para disfrutar de un mayor número de horas disponibles para el ocio, hay que tomar en cuenta una serie de aspectos.

Los consumidores son, cada vez, más exigentes, conscientes de su poder. Saben que pagan por un servicio, adaptado a sus necesidades, y si éste no cumple sus expectativas, reclama. Se paga más por un servicio personalizado y, en consecuencia, se pide una adecuada prestación.

Los profesionales, en general, están sabiendo adaptarse a la nueva situación, dedicándose a la atención en el hogar, bien de forma exclusiva utilizando las nuevas herramientas tecnológicas que les facilita su tarea, o bien, con el apoyo de un local propio, para el cual el servicio a domicilio constituye una línea adicional de su negocio. En ambos casos, las redes sociales representan un buen apoyo a su actividad y promoción.

El potencial de crecimiento de este tipo de actividad es muy importante, propiciado porque es más cómodo, totalmente personalizado, tiene una mayor cercanía, y por el “boca a boca”.

No todo son ventajas. Algunos inconvenientes es que el servicio a domicilio resulta más caro, aparte de la escasa socialización, el intrusismo y la excesiva competencia.

La crisis ha sido un revulsivo para muchos profesionales que han encontrado en esta clase de actividad una nueva oportunidad de redirigir su carrera, con una mínima inversión, eso sí, con una gran exigencia de disponibilidad horaria. Es cómodo para el consumidor, pero no para el profesional.

La gran competencia en este ámbito exige del profesional, para diferenciarse, una gran agilidad y, sobre todo, un especial dominio de Internet y las redes sociales.

Por último, hay que adaptar los precios a la ingente competencia. El trato personalizado requeriría mayores tarifas, pero también en este tipo de servicios hay un importante ahorro en costes, sobre todo, en el alquiler de un local.