Noticias

imagen cabecera

La geolocalización, un valor imprescindible en la estrategia empresarial

El Internet y los dispositivos móviles facilitan en gran medida la geolocalización que, hace tiempo, dejó de circunscribirse al mundo de los geógrafos, para trascender al ámbito empresarial. Hasta tal punto es así, que se han convertido en un elemento imprescindible en las empresas a la hora de gestionar sus recursos y diseñar sus estrategias. Cualquier persona u objeto puede ser localizado en un punto en el espacio. En este mundo hiperconectado, el análisis espacial no puede entenderse sin internet y sin el almacenamiento. La gestión y analítica de los datos aportan una información de enorme valor.

16 ago 2021

Conocer de antemano dónde se ubican los competidores, proveedores y clientes, dónde se localizan y qué consumen es posible gracias a la multitud de datos generados. Los datos, gracias a su análisis, son convertidos en una información de valor. Esta información es utilizada en las estrategias empresariales a la hora de tomar decisiones como ventaja competitiva. 

Los avances en este terreno aportan soluciones que inciden en la cualificación de los procesos de adquisición y fidelización de cartera de empresas, dotándolas de información actualizada sobre el comportamiento de su mercado, Asimismo, ahorran tiempo de gestión, desde el diseño de las estrategias, distribución de objetivos comerciales o el propio local comercial para favorecer y optimizar las rutas de los clientes y prospectos.

De esta forma, se simplifica el proceso de toma de decisiones de negocios, al tiempo que permite decidir cuál puede ser la mejor localización para un nuevo negocio o sucursales, mediante estudios de mercado e información de la competencia. 

Este tipo de herramientas detectan cuáles son las zonas de mayor rentabilidad, posibilita optimizar acciones de captación de nuevos clientes y retenerlos. Conocer el comportamiento de una empresa en el mapa facilita actuar a partir del conocimiento de patrones de éxito para encontrar oportunidades de negocio, aumentar la competitividad de las empresas basándose en la localización, y monitorizar el comportamiento de los clientes, competidores y proveedores del área elegida.