Noticias

imagen cabecera

La digitalización de las pymes

La digitalización de las pymes implica introducir nuevas tecnologías digitales para mejorar procesos. Se trata de impulsar nuevos modelos comerciales, para responder a las exigencias de un cliente cada vez más digital, es decir, ser más productivos, proporcionar mejores experiencias de usuario y prepararse para un futuro más ágil, dominado por la tecnología.

05 may 2022

Una pyme digital es una pyme más productiva. Mejor posicionada para crear nuevos modelos de negocio. Y con más posibilidades de aprovechar sus oportunidades de negocio. Hay tres maneras en las que la digitalización beneficia a las pymes:

  1. Eficiencia: cuando la información se mantiene en silos y no se comparte, se genera ineficiencia. Una de las principales ventajas de la digitalización en las pymes es romper esos silos, unir datos dispares y desestructurados y proporcionar una visión 360º del cliente. Si los datos son el combustible de las pymes actuales, la digitalización será el motor.
  2. Productividad: la digitalización ayuda a agilizar los procesos y a automatizar las tareas rutinarias. De este modo, las pymes pueden liberar a su fuerza laboral de tareas irrelevantes y hacer que se concentren en las tareas críticas. También permite abordar las brechas de habilidades, mediante el uso de plataformas digitales para capacitar mejor a la fuerza laboral. Y, hacerlo de una manera rápida y asequible.
  3. Rentabilidad: la digitalización reduce los costes operativos y ayuda a las pymes a centrarse más en el cliente. Mediante el uso de aplicativos ERP y soluciones BI podrán basar sus decisiones en datos. Y proporcionar mejores experiencias de usuario. Además de identificar más y mejores oportunidades para las ventas -cruzadas y/o adicionales. Y, en definitiva, ser más rentables.

Siendo conscientes de las ventajas de la digitalización, aún hay pequeñas y medianas empresas que no saben cómo iniciar el proceso. A continuación, se ofrecen algunos consejos a seguir para completar con éxito la digitalización de cualquier negocio:

  • Impulsar las tecnologías digitales que aporten flexibilidad, agilidad, multicanalidad y nuevas experiencias a los clientes.
  • Evitar la incompatibilidad de formatos entre dispositivos conectados.
  • Crear una identidad corporativa en torno al nuevo entorno digital.
  • Valorar la comunicación en tiempo real.
  • Crear interfaces sencillas e intuitivas.
  • Centrarse en la adaptabilidad para las nuevas audiencias.
  • Crear equipos dirigidos por expertos digitales.
  • Promover nuevos espacios para la formación en habilidades digitales.
  • Desarrollar una cultura corporativa en la que la tecnología contribuya al cambio.
  • Fomentar la adopción de habilidades y competencias digitales.

Invertir en formación digital y fomentar una cultura que potencie la innovación.